La mentira entre nosotros

'Una gata sobre el tejado caliente de zinc' es la primera obra teatral que dirige la cineasta Joanna Lombardi y que aborda los intereses ocultos, la sexualidad y la muerte.

El elenco. Importante grupo de actores bajo la guía de Lombardi.

El elenco. Importante grupo de actores bajo la guía de Lombardi. (USI)

El elenco. Importante grupo de actores bajo la guía de Lombardi. (USI)

Pierina Denegri

“Lo que está detrás de todo es la mentira”, sostiene la cineasta Joanna Lombardi para responder por qué eligió dirigir la obra teatral 'Una gata sobre el tejado caliente de zinc', del dramaturgo norteamericano Tennessee Williams (1911-1983). Lombardi apunta que en esta puesta en escena la mentira está presente en la esfera más cercana a la persona, lo que hace que se cuestione hasta dónde nos puede llevar el ocultar la verdad.

Lo que parece ser una tranquila reunión familiar para celebrar el cumpleaños del patriarca, es en realidad una oportunidad para hablar de las intenciones ocultas, la muerte, la represión, la ambición y la sexualidad. Estos temas también se exponen en la obra que fue publicada en 1955 por Williams y que le hizo acreedor del Pulitzer.

Enfocada en la vida contemporánea, la puesta en escena narra la historia de la familia Pollitt. El abuelo (Gustavo Bueno), próximo a cumplir 70 años, decide celebrarlo. Sin embargo, el hijo menor llamado Brick (Rodrigo Palacios) no hace más que dedicarse a beber whisky mientras intenta que su esposa Maggie (Wendy Vásquez), quien busca quedar embarazada para asegurar parte de la herencia, lo deje tranquilo porque su relación se ha puesto a prueba debido a sucesos que se van contando en la obra.

DEL CINE AL TEATRO

El montaje representa la primera incursión de Joanna Lombardi como directora teatral, lo que significó un reto importante para ella.

Cuando le propusieron esta nueva experiencia, no dudó en escoger una obra que tuviera adaptación cinematográfica, aunque se planteó que sea lo más fiel posible a la obra escrita. Joanna subraya que fue un desafío no trabajar con una cámara que registre todo, ya que tuvo que aprender a “confiar en el trabajo de los actores y actrices”.

Pero, sobre todo, apostó por Una gata sobre el tejado caliente de zinc porque considera importante que el público reflexione acerca de cómo se relaciona el contexto y la mentira.

“Si alguien le miente con facilidad a los seres que quiere y respeta, cómo no será capaz de mentirle al resto de la sociedad”, se cuestiona Lombardi. Esto viene a colación ya que estamos en una coyuntura en la que “los niveles de corrupción en el país son tan grandes”. Esta obra es un buen motivo para cuestionarnos nuestras relaciones familiares y sociales.

DATO

- Una gata sobre el tejado caliente de zinc va hasta el 16 de julio. De jueves a lunes, a las 8 p.m., en el Centro Cultural PUCP (Av. Camino Real 1075, San Isidro). Entradas en Teleticket, a S/45 (general).

Tags Relacionados:

Teatro

Joanna Lombardi

Ir a portada