Mario Vargas Llosa en octubre de 2014 , durante una conferencia de prensa al sur de Francia. Foto: AFP
Mario Vargas Llosa en octubre de 2014 , durante una conferencia de prensa al sur de Francia. Foto: AFP

Rejuvenecido, en medio de libros y junto a su infaltable máquina de escribir, así luce en una versión dibujada ideada para ilustrar el nuevo libro infantil que Ediciones Pichoncito lanzará el 1 de agosto sobre el Nobel de Literatura como parte de la colección Peruanos Power.

“Creo que el libro se guía de una manera bastante didáctica de los hechos capitales de mi vida y al mismo tiempo con toda la prudencia y delicadeza necesaria para no chocar con estos los lectores tan jovencitos”, dijo Vargas Llosa en una breve entrevista concedida a Adriana Roca, directora ejecutiva de esta editorial, a propósito del lanzamiento de la mencionada publicación.

El inicio de “Peruanos Power: Mario Vargas Llosa” narra el día en que el escritor peruano aprendió a leer. Y en la charla, el destacado literato rememora este momento con una lucidez que nos transporta a ese momento.

Portada de Peruanos Power: Mario Vargas Llosa. Foto: Editorial Pichoncito
Portada de Peruanos Power: Mario Vargas Llosa. Foto: Editorial Pichoncito


“El día que aprendí a leer fue el más importante de mi vida. Yo tenía cinco años, vivíamos en Cochabamba y mi madre me llevó de la mano hasta el aula del hermano Justiniano, un ángel caído del cielo que nos cogía de la mano y nos hacía bailar entre las carpetas al mismo tiempo que repetíamos las canciones que nos iban enseñando a leer. Yo recuerdo con enorme entusiasmo lo que fueron las primeras historias que yo pude leer; de tal manera que la lectura se convirtió desde esa edad en el gran placer de mi vida”, contó el destacado literato.

Este placer del que habla Vargas Llosa es lo que, en sus propias palabras, probablemente estimuló su vocación de escritor. La certeza de querer dedicarse a la literatura, sin embargo, fue algo que le tomó tiempo de procesar y comenzó en forma de periodismo.

“En el Perú, en ese tiempo, era muy difícil ganarse la vida escribiendo. De tal manera que durante muchos años dude mucho en qué iba a ocupar mi vida. Así que a ratos pensaba en la abogacía, a ratos pensaba en ser marino y al mismo tiempo leía y el placer de la lectura superaba a todo lo demás. Finalmente decidí ser periodista, la cual fue una experiencia muy grata que me permitió tener un conocimiento de Lima del que yo no tenía.

Otras ediciones de Peruanos Power con Jorge Chávez y Teresa Izquierdo, actualmente a la venta.
Otras ediciones de Peruanos Power con Jorge Chávez y Teresa Izquierdo, actualmente a la venta.

En otro momento de la charla, Vargas Llosa habló de los cómics y recordó que, a diferencia de los niños de ahora, en su tiempo, “Había que descifrar las palabras y convertirlas en imágenes. Creo que eso favorecía enormemente la lectura”. No obstante, el autor de “Conversación en La Catedral” destacó la manera visual en que este tipo de literatura puede ayudar a estimular a los niños a leer.

Vargas Llosa también se refirió a la cuarenta impuesta a raíz de la pandemia provocada por el Covid-19 y dijo que este es un buen momento para crear lectores y demostrarles a los niños lo entretenida que puede ser la lectura y todas las aventuras que pueden vivirse a través de ellas.

SU ADMIRACION POR FLORA TRISTÁN

¿A quién propondría Vargas Llosa como peruano power? Ante esta pregunta, el escritor propuso el nombre de Flora Tristán y destacó su gran admiración por la escritora francesa de ascendencia peruana. “Ella fue una mujer casada con un hombre maltratador y tuvo el gran coraje de abandonarlo en una época en que la mujer que hacía esto hasta podía ir a la cárcel. Fue una mujer que se educó a sí misma y defendió a la mujer de esa condición humillante y servil. El sueño de ella era unir a las dos clases que consideraba las víctimas de la sociedad: los obreros y las mujeres. Fue una mujer extraordinaria”, finalizó.


PUEDE INTERESARTE