Manuel Gold vuelve al teatro presencial con 'Bull'. (FOTOS: RENZO SALAZAR).
Manuel Gold vuelve al teatro presencial con 'Bull'. (FOTOS: RENZO SALAZAR).

Técnico bilingüe en negocios de comercio y producción. Es el título que obtuvo luego de dos años de estudio y prácticas. Aún no sabía que algún día le llamarían . Transitó por las áreas de Recursos Humanos, Contabilidad, Logística. Era el asistente de todos. Fue lo más cerca que estuvo de un puesto ejecutivo. Así vivió entre los 17 y 19 años de edad, pero adentro de la camisa y el pantalón estaba el adolescente que parecía de 15. “Me di cuenta que no iba a ser una persona muy feliz si me dedicaba a eso”, recuerda.

Hoy tiene 36 años y sigue aparentando de menos. Entrará en la camisa y el pantalón para interpretar a José, ejecutivo de una renombrada compañía sumergida en la crisis, pero dispuesto a aplastar a cualquiera de sus compañeros para mantener su puesto de trabajo. Se trata de Bull, escrita por Mike Bartlett y dirigida por Mikhail Page para La Ira Producciones. Será presencial en el Nuevo Teatro Julieta de Miraflores, a partir del 18 de marzo. Puesta en escena que ya ensayan y que está en preventa vía Joinnus.

Dejó atrás aquella breve aventura de oficina y empezó a actuar, pero no sabía que llevaba puesto el traje de actor. Pasaron los años y se preguntó: ‘¿qué pasa, soy actor?’. “Me demoré mucho en poder decir que mi ocupación era ser actor”, me dice que ya acumula 35 obras de teatro, unas cinco series, otras nueve películas, cortometrajes, comerciales y la conducción de tres programas de televisión.

MIRA: Isabel Allende: “Hasta que tuve hijos, yo hubiera preferido ser hombre, es mucho más fácil ser hombre”

-La obra plantea la pregunta: ¿qué estarías dispuesto a hacer para conservar tu empleo? Y en tiempo de pandemia, esta pregunta puede ser más angustiante. ¿Qué estarías dispuesto a hacer para seguir siendo actor?

Bueno, simplemente seguir haciendo mi trabajo lo mejor posible y ampliar un poco los horizontes. Lo que no estaría dispuesto a hacer es lo que propone la obra, que habla de la ferocidad de la competencia en lo laboral y cómo algunas personas están dispuestas a pasar por encima de otras, a apuñalar gente para conseguir lo que quieren.

-‘El mundo de las artes’ y ‘el mundo del espectáculo’ en algún momento se cruzan. ¿Cómo lo manejas?

Simplemente me dedico a lo que me dedico. Soy actor, actúo en lo que puedo y quiero, ya sea cine, televisión, teatro, publicidad; y si eso me lleva a estar en pantalla y que la gente me ubique como un personaje mediático, no hay mucho que yo puedo hacer al respecto.

-¿Evalúas mucho antes de aceptar o no una propuesta?

Hace unos años sí era bastante de decir sí a todo. Creo que uno pasa por un momento en su carrera que siente que tiene que aprovechar todas las oportunidades. He llegado a estar en temporada con dos obras, ensayando dos más, mientras estoy filmando una película y conduciendo un programa de televisión, lo que dejaba cero espacio para mi vida.

Manuel Gold vuelve al teatro presencial con 'Bull'.
Manuel Gold vuelve al teatro presencial con 'Bull'.

-Eres metalero y en el metal hay cierta ética de ‘no venderse al sistema’, de mantener un perfil. ¿Esa ética influye en tu trabajo como actor?

He tratado de trabajar en lo que me gusta y trato de hacer un balance; a veces puedo hacer una obra independiente donde yo sé que probablemente no va a ir mucha gente, me va a representar muchos meses de trabajo, pero creo en el proyecto, a pesar de que no se me retribuya económicamente; y también puede llegar un proyecto que no me interesa particularmente pero representa una remuneración digna (ríe), porque también tengo que trabajar, comer, pagar cuentas; por ejemplo, ser maestro de ceremonias en un evento no me afana, pero es algo que podría hacer bien, entonces trato de balancear mi chamba. Pero no juzgo a los artistas por hacer lo que hacen.

-¿Es difícil ser actor?

Creo que lo más complicado es la inestabilidad, nunca sabes si tendrás trabajo de acá a seis meses, a un año, si la obra funcionará, si la serie durará cuatro meses o dos años. Ahora, puedo decir que he tenido suerte, he podido tener continuidad, que es un gran logro. Carlos Cano, quien ya falleció, me dijo: “El mayor reconocimiento que puedes tener como actor es seguir teniendo trabajo”.

-En la obra también se aborda el bullying. Deduzco que siempre has aparentado ser menor de lo que eres, que podría ser motivo de acoso.

No me ha pasado. La obra sí habla de un maltrato directo, duro, pero lo toca con mucho humor negro, afilado; el autor Mike Bartlett es muy capo para hablar de cosas terribles sin perder el humor, que es muy útil para hacer crítica.

MIRA: Layla Hirsh, científica: “Sí hay una diferencia entre la cantidad de hombres y mujeres que hay en ciencia”

-¿Se podría decir que escuchar metal te empoderaba?

(Ríe). No, simplemente es la música que me ha gustado toda la vida, que escucho desde que tengo 12 años. Me acompañaba y me ha dado muy buenos amigos.

-O también pasa que por ser metalero sufres bullying.

Año 2005, cuando salía con mis patas y yo tenía el pelo largo, caminábamos a los conciertos y éramos una mancha de metaleros, y sí pues, la gente gritaba huevadas en la calle, alguna burla, apodo, te podían gritar “maricón”, la calle sonaba de esa manera, pero con los años fue desapareciendo.

-¿Ser actor es opuesto a ser ejecutivo?

Para nada.

-¿Está bien mirar al teatro como una empresa?

Depende. Empresa no significa que solo pensamos en el lucro y que haremos lo que sea para generar una ganancia. Pero finalmente también es un trabajo, vivimos de esto y queremos que el producto funcione.

MIRA: Alfredo Mires, gestor cultural y editor: “Me atrevería a afirmar que en el campo se lee más que en la ciudad”

-¿Te preguntas si estuvo bien elegir ser actor?

No lo elegí directamente. Actuaba paralelamente a las otras cosas que yo hacía, como estudiar la carrera técnica, Comunicación y seguir talleres. De pronto, empecé a trabajar bastante como actor y sin darme cuenta le dediqué todo mi tiempo. Me parecía grande la palabra actor, no me la creía.

-¿Cuándo te la creíste?

Cuando la gente me lo empezó a decir.

AUTOFICHA:

- “Soy Manuel Enrique Gold Pérez, tengo 36 años. Nací en Lima. Acabé el colegio y estudié una carrera corta, mi título dice: técnico bilingüe en negocios de comercio y producción. De ahí estudié Actuación y Comunicación Audiovisual, pero esta última no la acabé”.

- “Si no me equivoco, debo haber hecho unas 35 obras de teatro, unas cinco series, otras nueve películas y de ahí hice cortometrajes, comerciales en un número que no tengo idea, y como conductor de televisión he trabajado en tres programas”.

- “Estoy pegado con una banda de doom metal que se llama Bell Witch, también estoy pegado con Paradise Lost, una banda inglesa. Para este año, tengo confirmados dos proyectos más de teatro, uno de ellos será Toc Toc con Los Productores; y de ahí, paralelamente ya veremos que sale”.

VIDEO RECOMENDADO

Entrevista Gonzalo Zegarra

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS