(Perú21)
(Perú21)

De pesadilla gótica del siglo XV a fantasía erótica contemporánea, la temática del terror, tanto en la literatura como en el cine, ha ido transformándose. Un ejemplo es que del tétrico Bela Lugosi –que encarnó a un Drácula en blanco y negro– se ha dado paso a un supercool Edward Cullen, un hematófago adolescente de la saga Crepúsculo que tiene la capacidad de brillar a la luz del sol pese a ser un no-muerto. Los tiempos cambian. Los hijos de las tinieblas ya no son lo que eran.

Por esta razón es que podemos encontrar a personas como Luis Ayala Baca (27), un amante de la pastelería temática del terror y de personajes de ficción, que se prepara para participar este 23 y 24 de julio en el Horror Fest, la convención anual del horror más grande del país.

Dice que desde que era niño le sedujo esa mezcla de miedo y curiosidad que despierta el terror y que por eso se hizo fanático de videojuegos y películas de dicho género. "Una de ellas es Aliens, mi favorita, también Los Critters y, cómo no, los clásicos Drácula y Frankenstein. Sin embargo, cuando terminé el colegio, no sabía cómo convertir mi pasión en un trabajo. En esa búsqueda, ingresé a estudiar Gastronomía y fue allí que descubrí que, más que cocinero, era pastelero", sostiene Ayala.

Desde ese instante, se dedicó en cuerpo y alma a preparar todo tipo de tortas de terror, entre ellas ataúdes de keke inglés y cerebros sangrantes rellenos de guanábana. Es que lo suyo no es un hobby. Luis vive como un steampunk, porque su vida se desenvuelve casi en un mundo donde la tecnología a vapor predomina y donde no es extraño encontrar elementos de ciencia ficción o fantasía.

Antes de dejarlo en su cocina del miedo, Ayala nos cuenta que para el Horror Fest de este año viene como invitado Dross, el venezolano Ángel David Revilla, quien usa YouTube para tratar temas relacionadas a lo extraño y terrorífico.

TAGS RELACIONADOS