Los que hemos nacido en provincia, cuando fuimos niños construimos nuestro imaginario de la capital gracias al cine. Gregorio y Juliana fueron parte de esos referentes de una Lima que nos empezaba a abrir sus puertas.

Para el productor cinematográfico, Paco Bardales, hay películas que han retratado a Lima de una forma muy interesante. "Por ejemplo, películas como Gregorio y Juliana plantean un escenario de cómo las migraciones van cambiando la configuración social. O películas como El Evangelio de la carne, del año 2013, que presenta a personas con sus propios dramas", analiza.

Sin duda, hay momentos bien limeños en la cinematografía. Una de esas cumbres es La ciudad y los perros. "Hay paradigmas como el filme de Francisco Lombardi, que está en un contexto limeño como es el colegio Leoncio Prado. Y probablemente es la película más limeña de esa generación", expresa Bardales.

El productor también destaca la película de los hermanos Vega: Octubre; Paraíso, de Héctor Gálvez, que retoma lo social, la historia y la miseria de cierto sector.

También hay películas que juegan con Lima como una locación interesante. La Teta Asustada es un filme que muestra espacios muy propios de la ciudad. "Asimismo, Magallanes está afincada en Lima. Perro Guardián es otra película limeña. Son filmes en los cuales uno puede encontrar estampas de la ciudad", añade Bardales.

Ya tiene un ciclo de filmes limeños a su disposición. Lima también se celebra en el cine.

(mpalacios@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS