Leonardo Torres Vilar, actor y profesor.
Leonardo Torres Vilar, actor y profesor.

Tiene 50 años. Y piensa: “he llegado a un momento pico como actor y profesor”. Asegura que ya no puede tener la excusa de que más adelante mejorará. Por lo pronto, es parte del elenco de la obra Tiempos mejores, dirigida por Mikhail Page. Puesta en escena virtual que podremos ver este martes y miércoles, a las 9 p.m., como parte del Festival de Artes Escénicas - FAE Lima. Antes, mañana, estrena por streaming la obra Nuestras mujeres, bajo la dirección de Aldo Miyashiro. “Lo que haga, tengo que hacerlo bien”, afirma sobre el futuro.

Se describe como “inepto social”. Lee, juega PlayStation, mira televisión, toma café, cuida a sus gatos y es novio de Diana. Asegura que la transición a la virtualidad no le ha costado. Las cuarentenas le han dado una excusa más para no juntarse “demasiado” con la gente. Pero una instancia social donde siempre se ha sentido cómodo es en clase, como .

Ha conformado más de 60 obras de , pero su popularidad se sostiene, en parte, por el papel que tuvo en la telenovela Natacha, en el año del Mundial de Fútbol Italia 90, cuando Alberto Fujimori llegaba al poder y el terrorismo asediaba. Hubo ocasiones que grababa la novela de 11 de la noche a 4 de la mañana, cuando llegaba la luz. Y así básicamente empezaba su carrera como actor. “Ojo, Alan nos dejó tan mal que, en ese momento, no pensábamos que podíamos estar peor. Claro, todo visto desde mi burbuja”, me dijo hace tres años.

MIRA: Malú Privat, diseñadora: “La moda tiene que ver, incluso, con la salud mental”

-¿Vivimos peores tiempos?

Eso depende de qué tipo de persona seas. La gente hace que los tiempos sean mejores o peores. Mi personaje en la obra Tiempos mejores es particularmente idealista; para él, todo tiempo pasado siempre será mejor. Pero hay gente que sabe ser optimista y sabe mirar para adelante.

-¿Eres pesimista u optimista?

(Ríe). Soy de todo. Me da según el día. A veces soy muy optimista y pienso que lo que viene es maravilloso y a veces pienso que esto está cambiando para mal.

-¿Vendrán tiempos mejores?

Todo está tan cagado, que lo que viene tiene que ser mejor. En mi campo, tiempos peores serían que nos cueste más trabajo regresar a lo presencial. Una cosa es que tengamos controlado el virus y abrir las puertas del teatro, ¿pero la gente querrá ir?; es un pensamiento bastante pesimista.

-Estimo que en 2024 volveremos a la ‘normalidad’.

Cuando soy optimista, pienso que terminamos de vacunar a la población este año y la normalidad podría venir para inicios de 2022.

-En el fondo eres optimista, Leonardo.

No. Soy simplemente menos pesimista que tú.

-¿Y eres idealista como tu personaje, crees que todo tiempo pasado fue mejor?

Soy un obseso con almacenar momentos y recuerdos. Soy obseso con tomarle foto a todo lo que haya. Tengo colecciones enteras y álbumes enteros, muchos sobre mi historia pasada, la historia de mis padres. Mis tiempos libres los dedico a acomodar fotos de tiempos muy pasados. No sé si el pasado fue mejor, pero me gusta atesorarlo. No soy de los que dice: “eso pasó, hay que mirar para adelante y olvidarnos de este momento malo”. No creo que el pasado deba dejarse ir. Debes tenerlo contigo siempre. Esto según se vea puede ser malo porque te impide vivir mejor el presente y proyectarte al futuro; o puede ser bueno, porque consideramos que somos seres humanos y somos el resultado de cada segundo que vivimos.

MIRA: Rodrigo Riquelme, autor de ‘Gastronomía rentable:’ “El boom de la gastronomía peruana seguirá”

-En la obra eres padre. En la vida real aún no.

Soy padre de seis bellos gatos, que son mi locura y obsesión, los amo y los adoro, me dan muchísima felicidad. Son seres extraordinarios. Pero sí quiero ser padre. Estamos hablando de eso con Diana, mi novia, que es más que mi novia. Seré padre en algún momento.

-¿No te cuestionas el hecho de ser padre sobre los 50 años?

Yo creo que el deber ser padre entre los 25 y 35 es una cojudez. Puedes tener 50 años y no estar preparado. Y puedes tener 20 años y estar súper preparado. Ser padre es una vocación, no es una obligación. Uno es padre cuando siente que quiere y que puede serlo. ¿Cuál sería el problema de ser padre a los 50 años?

-Quizás porque conforme pasen los años la distancia en edad entre padre e hijo será más compleja.

Tengo 50 años, pero no me siento cómodo en mi generación. Es como si mi cuerpo hubiera seguido avanzando y mi mente no. Soy niño y no tengo problema en serlo. Quiero ser un profesional bueno y creo que como ser humano soy pasable, y eso ya es un montón.

-Muchos seres humanos en esta pandemia han hecho gala de su miseria. Ahí tenemos a varios políticos.

Mucha gente comenta: “así somos los peruanos”. Creo que la corrupción se da en todos los países y desde el hecho de que existan empresas que se dedican a proveer algo que es de suma importancia para la gente. Por ejemplo, “empresa farmacéutica” debería ser una contradicción, porque se supone que estás creando algo que es de vital importancia para la humanidad; no deberías hacer de eso una empresa o si la vas hacer, no deberías anteponer la empresa ante la misión que tienes. Igual pasa con la educación: no deberían existir empresas de educación, porque llega un momento en que antepones los intereses de la empresa a aquello que tiene que proveer, y es ahí donde viene la corrupción. El político muchas veces se toma la política como una empresa: seré político porque es rentable, el poder es rentable. No es cuestión del Perú, la humanidad está mal diseñada. En el último año, durante la pandemia, me he hecho vegano, como una manera de poner en práctica lo que he pensado toda la vida. Por ejemplo, que existan grandes industrias de tortura, sufrimiento y muerte para los animales solo para que te puedas comer tu tocino en el desayuno, es una gran corrupción, una falta total de compasión.

-Y con las elecciones que se vienen en abril no hay forma de ser optimista.

De ahí saldremos con un presidente y lo más probable es que sea un presidente que la gran mayoría no quiera. Pero así funciona la supuesta democracia. Soy de los que se preguntan en qué consiste la democracia.

MIRA: Theresa Ochoa, médica: “Todos tenemos, al menos, 17 vacunas en nuestro calendario”

-Volvamos a Tiempos mejores. La obra también aborda la separación de los padres y, a veces, es vista como una tragedia. ¿Es así?

No es una tragedia. Cuando hay hijos envueltos es peor, sin duda. Pero muchas veces es una necesidad y un acto de honestidad. Ahora, en la obra es el punto de partida, la chispa que enciende lo que ocurre.

-Lo que sí es una tragedia es la muerte y hace casi un mes partió Osvaldo Cattone.

Fue muy duro. Osvaldo era una de esas personas que se te ocurre que serán las últimas en morir. Muy similar a lo que sentí cuando falleció mi madre (Lola Vilar), que era muy vital. Si yo pudiera elegir qué tipo de carrera actoral tener, sería la de Osvaldo. Todo el tiempo hizo el teatro que quería, disfrutó, sufrió, hizo del teatro su vida. Siempre he tenido esta extrema admiración por él.

-Tu padre (Leonardo Torres) tiene 86 y hace unos años me contaste que estaba haciendo una maestría. Ese ejemplo también es una forma de honrar la vida.

Él está de puta madre. Ahora está estudiando inglés on line. Es una lección para mí.

-¿Aspiras llegar a los 80 como Osvaldo y tu padre?

No sé, cuando tenga 80 te lo diré.

-¿Cómo te imaginas a los 80?

Quiero imaginarme que habré vencido el sobrepeso, probablemente no esté actuando ya porque esta carrera es ingrata, pero de todas maneras sí me veo enseñando. Sí creo que mi última chamba será de profesor.

AUTOFICHA:

- “Nací el 1 de mayo de 1970, a la 1:10 de la madrugada. Estudié en el colegio María Alvarado y luego en Santa Margarita. Seguí Comunicaciones en la U. de Lima. A los 25 años me fui a Nueva York a estudiar actuación en la Academia Americana de Arte Dramático”.

- “He hecho 63 obras de teatro, creo que he hecho unas seis películas, televisión tampoco hice tanto pero lo que hice fue muy popular en los 90′s, lo que ha sostenido un poquito mi imagen pública. Lo último que hice en televisión fue hace 10 años, por decisión propia”.

- “Para este 2021 sacaremos nuevos cursos on line en el estudio de actuación. En Instagram estamos como @elestudioLTV, ahí pueden escribir para pedir información sobre los cursos de formación actoral. Y dejen de comer animales, es lo peor que pueden hacer. Va en contra de tu salud. Cuídense”.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Tope de tasas de interés: ¿Es conveniente o no?
Tope de tasas de interés: ¿Es conveniente o no?

TE PUEDE INTERESAR