Laura Escalada dirige la Fundación Astor Piazzolla.
Laura Escalada dirige la Fundación Astor Piazzolla.

Le dice maestro. También lo llama genio. “Es un intocable”, advierte y con la misma solidez asegura que detrás de una gran figura, “todos los demás somos satélites”. Él la llamaba ‘Mumuki’, como la canción que le dedicó. esperaba que en el jardín florezca una magnolia. Cuando ocurría, la guardaba para Laura y en el momento en que la flor se abría, se la entregaba.

Pero en su casa no se escuchaba tango. De padre uruguayo y formación en música clásica, ella se hizo cantante lírica. “Cuando descubrí a , casi me desmayo”, recuerda. Laura participaba en un coro, lo vio pasar y un amigo lo señaló y le dijo: “Él es el gran Piazzolla”. Iba nervioso y fuera de sí porque no le habían pagado una beca. Se interesó y empezó a escucharlo. Quería incluirlo en su repertorio. Años después se encontraron en un estudio de televisión, donde nació la complicidad. Durante un mes hablaron por teléfono. Y así se convirtió, en 1976, en la segunda esposa de Astor Piazzolla, el compositor y bandoneonista argentino que en 2021 cumpliría 100 años de edad. Célebre por piezas como “Oblivion” y “Libertango”.

Laura Escalada dirige la Fundación Astor Piazzolla y el Quinteto Astor Piazzolla, que acaba de publicar el disco Triunfal, como aquel tango de 1953. El quinteto que en 2019 logró un .

Le pregunto por su edad. “La que te quieras imaginar, la que te sugiera mi voz”, me responde entre risas. Y le digo: por la vitalidad de su voz y la devoción que imprime cuando habla de Piazzolla, me sugieren 30 años. “Muchas gracias por los 30, eres muy amable”, agrega y ríe desde Buenos Aires.

MIRA: Susana Baca: “El Ministerio de Cultura tiene que nacer de nuevo”

- Esta pandemia también ha servido para la introspección. ¿Le ha pasado? ¿Se ha reencontrado con Astor?

Todos los días estoy con Piazzolla. Trabajo para él. Es mi marido, está permanentemente en mi cabeza. Me dedico nada más que a él. Pero todo se paró por desgracia debido a la pandemia, y sobre todo para el Quintento Astor Piazzolla, que venía con una furia tremenda. Va por el cuarto disco y este nuevo álbum Triunfal es un discazo, donde hay temas muy desconocidos.

- Usted dice que dejó todo por Piazzolla. ¿Por qué lo hizo?

Absolutamente todo. Astor necesitaba una mujer, no una competencia. Una mujer que lo acompañara a todas partes, que compartiera todo lo que él estaba compartiendo. Lo mío (como cantante lírica) era lindo, me encantaba. Pero mi trabajo sigue y ha seguido a través de la fundación. Los años que estuve con Astor fueron un gran aprendizaje y una gran admiración a ese gran genio.

MIRA: Manongo Mujica: “He hecho un disco sobre la magnitud y belleza de Paracas”

- ¿Sacrificó algo por él?

Jamás. Lo hice con mucha alegría, admiración, ganas y amor. Tuve el privilegio de estar todos los días de mi vida frente a un compositor tan importante.

- ¿Dónde está su genialidad?

Ha escrito no solo la cantidad de obras que se conocen. Son casi 2,500 obras. Si hubiera seguido viviendo, se habrían quedado con la boca abierta. Es un músico tan completo que vos podés sacar cualquier partitura de Astor y te sirve para cualquier instrumento, algo que no es común en los compositores.

- Sin embargo, muchos puristas del tango lo miraron mal.

Eso pasó acá en la Argentina. En esa época el tango era la música nacional. Hablamos del tango de 2x4 y él, justamente, para que no muriera el tango, para que los jóvenes tuvieran una oportunidad mayor, cambió el tango y él dijo que lo hizo para los años 3000; yo digo que lo hizo para siempre. Si vos triunfás en otros países, el tuyo tendrá que aprender a apreciarte. Como murió, no pueden hablar nada de él y menos criticar su música. Lo atacaron bastante, se tuvo que defender. Luchó mucho y hoy es un intocable.

- ¿En Argentina ya se reivindicó la figura de Piazzolla?

No como debiera. Yo estoy pidiendo una calle hace más de 20 años y aún no me la dieron. Yo creo que Argentina y, sobre todo, el lugar donde él nació, Mar del Plata, no se portan bien con Astor. Argentina, Buenos Aires y Mar del Plata le deben mucho a Piazzolla.

- En 2021 se cumplen 100 años de su nacimiento y, a la vez, 200 años de la independencia del Perú. ¿Cómo ha sido la relación de Piazzolla con el Perú?

Perfecta. Él siempre amó a Perú y yo tengo una sobrina peruana. A él le gustaba comer, ustedes tienen un pescado maravilloso que envidiamos. Perú es un pueblo muy rico y, sobre todo, en la gente. Yo juzgo a los pueblos por su gente. Y con nosotros fueron generosos.

- ¿Fuera de Argentina han sido más generosos con Piazzolla?

La verdad es que él empezó en Europa. Europa descubrió realmente a Astor, aunque él ya había hecho todos los conciertos habidos y por haber en Centroamérica. Al venir de afuera, los argentinos no tuvieron más remedio que aceptarlo.

MIRA: Emiliano Aguayo: “Jorge González sin Los Prisioneros, es un Jorge González más universal”

- ¿Algo parecido le pasó a Borges?

Solo que Astor quería morir en su país; esa es la diferencia. Por eso me lo traje de París y murió dos años después en la Argentina.

- La relación entre Borges y Piazzolla fue estrecha.

Borges le pidió a Astor que le escribiera unos temas para cantar. Temas difíciles, como “El hombre de la esquina rosada”, que salieron bellísimos. Borges se fue y ahí quedó la cosa, no siguió la amistad. Él se fue a Suiza, nosotros estábamos en París.

- Y Gardel sabía que Piazzolla sería un grande.

Así es. Le dedicó una foto donde le puso: “al gran bandoneonista”; y en esa época, pobrecito, tocaba muy mal porque hacía música clásica (risas). Era chico, ni siquiera sabía tocar tango, pero Gardel lo hizo participar en la película El día que me quieras y salió como canillita hablando dos o tres palabras. Y les pidió a los padres que lo acompañara a Medellín, que él lo iba a formar en el tango. Astor era muy chico y los padres dijeron que no, y así se evitó que subiera a ese avión que iba a Medellín, donde falleció Gardel. El universo tenía planes para Astor y, lamentablemente, perdimos a Gardel.

- Laura, si pudiera decirle algo a Astor, ¿qué le diría?

Que lo amo con locura cada día más. Quisiera que sea cierto y que no se muriera nunca (alza la voz).

AUTOFICHA:

- “Soy Laura Escalada de Piazzolla. Nací en Buenos Aires, soy porteña. Aparte del escolar y el universitario, todo lo que estudié fue música y canto. Canté en el teatro Colón, soy cantante lírica y también actriz. Y mi misión es difundir al maestro hasta el día que no pueda más”.

- “Con el quinteto tenemos cuatro discos: Revolucionario, Fugata, En 3x4 y ahora Triunfal, que tiene maravillosos temas, muy desconocidos e interesantes. Amo la obra de Piazzolla, pero te diré que ‘Mumuki’ es mi favorita porque ‘Mumuki’ soy yo (ríe); él me llamaba así. Y amo canciones como ‘Oblivion’”.

- “Se vienen muchas cosas. Teníamos una gira a Asia, pero no se pudo realizar por la pandemia. Piazzolla es mundialmente conocido. Decía: ‘Toco música de la ciudad de Buenos Aires’. Él pintó Buenos Aires en sus temas, pero tiene tantos que los irán conociendo poco a poco”.

ESCUCHA AQUÍ TRIUNFAL

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Este 27 de agosto se celebra el día internacional del cosplay, ¿Pero que es un cosplay o cosplayer?

TE PUEDE INTERESAR