LA PORTADA. La tapa del disco ha sido diseñada por el gran Liniers.
LA PORTADA. La tapa del disco ha sido diseñada por el gran Liniers.

Llegó el esperado segundo disco de Kanaku y El Tigre, tras un primer álbum –Caracoles– muy aplaudido, quizá en exceso. Pero este disco sí merece esos mismos aplausos y más. Si bien la banda ya ha publicado 2 canciones, a continuación vamos a revisar el disco en su totalidad, que hemos logrado escuchar. No pregunten cómo.

El nuevo disco de la banda de Nico Saba, Bruno Bellatín y Marcial Rey tiene en Quema, quema, quema –que le da nombre al álbum– uno de los momentos más altos. En esta canción no parece Kanaku. Guitarras, voces y base rítmica crean un sonido perfecto. En Nunca me perdí vuelven a sonar a lo que fueron en Caracoles, pero pasan con buena nota.

"Tengo al diablo bailando en mi sala", canta Nico con esa voz que define al grupo. Y el punteo sobre el final es fundamental para irnos con una buena impresión. Lo mejor del disco viene con Si te mueres mañana. ¡Qué canción! "Si te mueres mañana, no te quedes con ganas de nada", dice el contundente coro. Este tema acaba de estrenar su video, que no está a la altura.

LADO BOtro de los buenos momentos del disco es Fin, que tampoco suena al Kanaku que tenemos en nuestro imaginario. El grupo demuestra una vez más su destreza con las melodías hirientes y, por ratos, depresivas.

También destacan Bubucelas, ya estrenada en las redes sociales, y Burn burn burn. El disco incluye Pulpos, Quién se queda, quién se va, Diez años y Hacerte venir.

Es bueno escuchar que una banda es capaz de reinventarse dentro de lo suyo y para bien. Ponga mucha atención a los Kanaku y El Tigre.

SABÍAS QUE…

  • CD fue mezclado por Matías Cella (produjo a Jorge Drexler y Kevin Johansen). Strut Records lo edita en Europa y, en México, Terrícolas Imbéciles (de Meme de Café Tacvba).

Por Mijail Palacios Yábar (@mijailpy)

TAGS RELACIONADOS