'Los Jefes': A 60 años de la primera obra de Mario Vargas Llosa

Este libro forma parte de la colección Planeta Lector, que Perú21 publica mañana. Puede adquirirlo a S/19.90.

Mario Vargas Llosa

(Perú21)

(Perú21)

Perú21

Pablo Vilcachagua
Pablo Vilcachagua

Cuando Mario Vargas Llosa publicó su primera obra, Los jefes (1959), apenas tenía 23 años. Si bien vivía en España estudiando en la Universidad Central gracias a una beca, el recuerdo de su adolescencia en el Perú estaba fresco, reciente, al igual que su estancia en Piura, adonde había llegado seis años atrás para cumplir su quinto año de secundaria en el colegio San Miguel. Esas memorias le sirvieron para escribir una serie de cuentos, unos relatos primerizos que se agruparían bajo el nombre del primer cuento: Los jefes.

“Los seis cuentos (de este libro) son un puñado de sobrevivientes de los muchos que escribí y rompí cuando era estudiante, en Lima, entre 1953 y 1957”, contaría el escritor más adelante, advirtiendo, además, el gran cariño que guardaba a los relatos a pesar de que cuando los escribió, no pensaba en dedicarse a la literatura. La crítica social, conflictos juveniles y la desigualdad social son algunos de los temas abarcados en estos relatos.

Mario Vargas Llosa

(Perú21)

Sus primeras obras en narrativa. (Perú21)

Perú21

Ocho años después, y luego de alcanzar una madurez literaria con su obra La casa verde (1966), vería la luz Los cachorros (1966), una novela corta que toma a Lima como escenario de las desgracias para Cuellar. El niño recién llegado al colegio Champagnat ve cómo su juventud se destruye cuando un perro lo ataca tras un entrenamiento de fútbol, ocasionando que le apliquen una castración.

Los problemas de adaptación, el machismo, la frustración, la inmadurez y hasta la muerte son contados en un relato fluido y violento, perfecto para conocer al escritor más joven y rebelde, que años más tarde se consolidaría como el peruano más universal. ¿Te animas a darle una mirada?

Dato:
Los cachorros tiene una adaptación en el cine hecha por el
mexicano Jorge Fons, en 1973, con el guion del poeta José Pacheco.

Ir a portada