“Cancelé más de siete cosas que tenía fuera del país, entre presentaciones y shows para dedicar tiempo a mí”.
“Cancelé más de siete cosas que tenía fuera del país, entre presentaciones y shows para dedicar tiempo a mí”.

no es solo un amante de la actuación; lo es también de la gastronomía. Descubrió esta segunda pasión casi sin querer a los 13 años, cuando empezó a cocinarse para sí mismo y para su padre. Y entre cuchillos y verduras, con el pasar del tiempo, su interés por la cocina ha crecido a tal punto que se ha atrevido a participar de algunos realities culinarios. Y no le ha ido para nada mal.

MIRA: Gregorio Pernía: qué tiene en común con el Tití de la telenovela

En 2021 fue uno de los finalistas de la edición colombiana del famoso reality Master Chef Celebrity, pero ha llegado el momento de la revancha. Actualmente es uno de los participantes de Top Chef VIP, un programa de la cadena Telemundo Internacional, en el que compite con otros 15 famosos del continente. Graciela Beltrán, Rodrigo Vidal, Marlene Favela, Lambda García, entre otros, serán los oponentes a vencer en esta temporada. Todos compiten por un suculento premio de 100,000 dólares.

Desde Colombia, Gregorio acomoda su celular para esta entrevista por Zoom. Lleva una vincha para ordenar su cabello rizado, una casaca negra y un polo blanco. Hace poco lo operaron de los meniscos y cuenta que su recuperación avanza de maravilla. Incluso, muestra las muletas que lo han acompañado por estas semanas. No deja de sonreír.

Recordado como el ‘Titi’ por su exitoso papel en la serie Sin senos no hay paraíso, el actor colombiano nos cuenta pasajes de su vida poco conocidos, su llegada a la actuación, cómo terminó convertido en un galán de telenovelas y su nueva aventura en este reality de cocina.


-Fernando José Gregorio. Tienes tres nombres, ¿por qué decidiste ser conocido como Gregorio?

Me llamo José Gregorio por el médico venezolano, que se llamaba José Gregorio Hernández. Tengo una hermana que nació con una discapacidad y como mi mamá estaba asustaba decidió dedicarme al médico, pero mi papá llegó y le dijo ‘¿por qué mejor no le pones al niño Fernando José Gregorio?’. Entonces me clavaron esos tres nombres. Crecí con el ‘Fernando’ y el ‘Gregorio’ nunca me gustó.


-¿Cómo cambió tu parecer?

Me llamé Fernando hasta los 26 años. Un día, una productora que estaba media enojada conmigo me dijo: “En los créditos vas a salir como Fernando Pernía. No va a ir como Gregorio, ese nombre tan feo”. La productora fue abusiva y grosera conmigo. Yo creo que estaba enamorada (risas). Yo le contesté: “Yo quiero salir como Gregorio Pernía”. Y fue como una bendición porque con ese nombre me comenzó a ir bien, ya que con Fernando solo venía siendo ‘extra’ de televisión, ganando 25 mil pesos, que son como 5 dólares hoy en día.


-Desde muy pequeño empezaste a trabajar y siempre estás metido en proyectos. ¿En qué momento dedicas tiempo para ti?

Estamos trabajando en ello y pensando mucho en uno. Una de las cosas de la operación (a los meniscos) fue eso. Junto con la operación de la rodilla, me operé los cornetes y el tabique de la nariz porque tenía problemas de respiración. Este es un tiempo que necesitaba. Cancelé más de siete cosas que tenía fuera del país, entre presentaciones y shows para dedicarme tiempo a mí.


-¿En algún momento te cansaste de la actuación?

La actuación es como una droga. A veces te cansas de ella cuando hay jornadas grandes de trabajo, porque, cuando eres un personaje principal, las grabaciones son extenuantes. Hay que correr, llorar y enojarse en un mismo día... Entonces, llegas a la casa, te tomas un plato de sopa en la cama y dices: “Uy, Dios, esto es muy duro”, pero al mes estás diciendo “cinco, cuatro, tres, dos...”. Necesitas la droga.


-¿Cuál es tu secreto para conquistar a las mujeres de todas las generaciones?

Yo no sé... (risas). Me miro en el espejo y me veo narizón, ‘patiflaco’, ojo hundido. No me veo simpático, no sé qué ven, me veo como una persona común.


-Pero sueles hacer de galán.

Hay varias cosas con respecto al concepto de galán. Nunca fui de 1.93, ni mono, de ojo azul. Las cosas las he conseguido tocando la puerta, llamando a las personas y haciéndome notar en alguna vaina. Yo galán nunca fui. Acá en Colombia hay un barrio que se llama el Galán y hay otro que se llama El Restrepo. Entonces, yo le digo a la gente que “yo iba pa’ Galán, pero me bajé en El Restrepo” (risas). Es como decir “yo me iba para Cusco, pero me bajé en Lima”.


-Hablando de Perú, ¿recibiste alguna otra propuesta para grabar en nuestro país?

Sí, me han llamado dos veces para grabar algo en Perú, una productora y un productor. Una para un proyecto sobre un agente 007 de comedia y otra para trabajar algo con la cumbia peruana. Me mandaron algo ahí, pero ahorita estoy tranquilo porque voy a estar en terapia (por su reciente operación en los meniscos). Voy a hacer unos eventos pequeños y esperando que venga lo de Top Chef VIP.


-Regresas a un reality con Top Chef VIP.

Vamos a ver qué pasa porque no es igual grabar una novela que hacer un reality. En una novela puedes cortar la escena y volver a repetirla, pero en un concurso, si se te quema el arroz o te distraes, pierdes. Vamos a ver qué pasa. Me gusta la cocina.


-¿Quién te enseñó a cocinar?

Mi papá. Yo nací cuando él tenía 62 años, era un hombre mayor y mi mamá tenía 35. Cuando mi papá se quedó solo, yo me quedé con él, por lo que comencé a cocinarle desde los 13 años. Él me dirigía desde un sillón para que pique una cebolla... para que haga eso o aquello. Le preparaba un plato y se lo comía porque era lo que había.


-¿Llegaste a aprender a preparar algún plato peruano?

Sé preparar papa la huancaína, preparo el cebiche, me hago la leche de tigre con pescado de corvina y un buen arroz chaufa.


AUTOFICHA

- “Me llamo Fernando José Gregorio Pernía Maldonado. Nací el 7 de mayo de 1970 en la ciudad de Cúcuta, Colombia. Tengo 52 años y debuté en 1998 en la telenovela llamada La Madre. He participado en diferentes producciones desde telenovelas hasta realities” .

- “Crecí viendo muchas novelas peruanas. Hay buenos directores, buena industria, pero la televisión se define, quieras o no, con dinero. Lastimosamente en una producción se necesita inversión porque detrás hay cientos de personas para hacer y sacar un buen producto.

- “En Perú hay mucho talento como Renato Rossini, Stephanie Cayo, Christian Meier. Por ahora estoy participando en el reality Top Chef VIP, que se transmite de lunes a viernes a las 19:00 a través de la señal de Telemundo Internacional (canal 231 en DirecTV), (112 en Claro TV), (18 en Star Globalcom)”.


ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Entrevista Martín Perez de Fundación Romero

TAGS RELACIONADOS