LO ÚLTiMO

Chile 0-0 Uruguay EN VIVO

por el grupo C de la Copa América 2019

Copa América

Gianella Neyra: "Siempre he sido muy tímida, no soy muy buena socializando"

“El mar (mi otra pasión) y la actuación son un misterio por resolver. En ese sentido, en la actuación encontré algo que me mantiene interesada y en una búsqueda todo el tiempo, que es un misterio constante”, señala la actriz que es parte de la cinta Papá Youtuber.

Gianella Neyra

La actriz nos cuenta sobre su más reciente film, Papá Youtuber, que protagoniza junto a Carlos Carlín. (Perú21/ Jesús Saucedo)

La actriz nos cuenta sobre su más reciente film, Papá Youtuber, que protagoniza junto a Carlos Carlín. (Perú21/ Jesús Saucedo)

Perú21

Mijail Palacios

Es de la generación que usaba rin en las cabinas naranjas. No existían celulares ni Netflix. Ella leía las revistas Bravo, donde aparecían en portada los New Kids on the Block o Erasure. Empapelaba la pared de su cuarto con las imágenes de los cantantes. “Era una época donde ser actor era una cosa extrañísima”, recuerda y asegura que la actuación la agarró de sorpresa.

Iba a estudiar Biología en Chile. El mar es uno de sus lugares favoritos en el mundo y quería estudiarlo, porque al mundo marino lo considera misterioso y extraño. “Sentía que era un lugar donde iba a estar libre y ser feliz”, me explica. Mientras tanto, modelaba para ahorrar dinero, pero eso la llevó a conducir un programa de televisión y finalmente aprobó un casting para una novela. Y así nació la actriz.

Hoy es parte de la comedia Papá youtuber, que ya está en las salas de cine. Personifica a una mujer que sale embarazada cuando despiden del trabajo a su esposo y deben recurrir a la tecnología para salir adelante. Del paso del tiempo, el mar y la actuación, en esta entrevista con Gianella Neyra.

En Instagram tienes un millón de seguidores y en Facebook medio millón. ¿Cómo te llevas con las redes sociales?
Estoy aprendiendo, ah. No soy de la generación que maneja a la perfección este tema, que es como un anexo de ellos. Y nosotros estamos medio ‘viejucos’ (risas).

¿Te sientes ‘viejuca’?
He manejado las cosas hasta donde siento que puedo ser orgánica, puedo ser yo. Es todo un universo por descubrir, pero yo solo mojo la puntita del pie, qué chévere y me voy. Respeto mucho a los blogueros, influencers y los youtubers. Es todo un mundo. Implica un tiempo, dedicación y aprendizaje.

Sin embargo, a los influencers, por ejemplo, se les cuestiona en el sentido de que están sobrevalorados, que en muchos casos son personajes sin mayor mérito.
Respeto todo. Hay cosas que te pueden gustar, cosas que no, pero creo que hay un roto para un descocido. La gracia está en tu capacidad de elegir lo que te gusta.

¿No afecta el trabajo de los actores?
No, para nada. Hay espacio para todos. Al contrario, se va ensanchando el mundo, vamos creciendo, van apareciendo nuevas maneras de comunicar un montón de visiones. Es chévere tener opciones.

El mundo marino es otra de tus pasiones. ¿El escenario y el mar se parecen en algo?
En lo inhóspito (risas). Ambos son un misterio por resolver. En ese sentido, en la actuación encontré algo que me mantiene interesada y en una búsqueda todo el tiempo, que es un misterio constante.

Cada personaje es como un océano nuevo.
Absolutamente. Cada personaje es un misterio maravilloso de preguntas que te generan vértigo, emoción, fascinación. En ese sentido, sí se parecen mucho. Hoy soy actriz en proceso de ser mejor actriz.

Creciste en Pueblo Libre. ¿La joven de esos años tenía más o menos filtros que la Gianella Neyra de hoy?
(Piensa su respuesta). No sé, siempre he sido una persona muy tímida, muy lorna. He crecido en un barrio lleno de hombres, lo que si bien me ha hecho muy achorada en las cosas en las que creo y de la manera como me enfrento, también siempre he sido muy cuidadosa, muy lorna. Hay zonas en las que creo que he aprendido un montón y tengo más experiencia y tranquilidad sobre quién soy…

¿Hoy te mides más?
Me siento más tranquila con quien soy. Sigo siendo igual de tímida, hay cosas que me siguen dando muchísima vergüenza, pero no me importa.

¿Qué te da vergüenza hacer?
Si voy a un lugar donde hay mucha gente que no conozco, lo más probable es que quizá ni entre. Me da vergüenza. No soy muy buena socializando.

¡Pero eres la actriz Gianella Neyra!
Sí, es una dicotomía muy graciosa. Pero soy así.

Llegas y las puertas se abren.
Y si se abren lo más probable es que me vaya corriendo (risas). No me gusta que me pongan el cañón de luz encima.

¿La Gianella de Mujeres sin filtro eres tú o estás en personaje?
Soy yo. Es paja ser como eres. Y en Mujeres sin filtro soy yo, funcione o no; habrá gente a la que le guste y otra a la que no, pero es lo que hay.

Un programa como Mujeres sin filtro hubiera sido imposible de verlo en la TV cuando empezaste.
Nos costó casi siete años que creyeran que lo podíamos hacer. Decían que iba a ser muy aburrido, que solo lo iban a ver mujeres.

¿Esas respuestas revelan una cara del machismo?
No lo creo. Sucede con todas las cosas que tienen algo de novedad o distintas. Siempre le tendrás miedo a algo que es diferente.

¿Dirías que en nuestra sociedad falta ese espíritu de mujeres sin filtro?
Yo creo que sería chévere ese espíritu de mujeres sin filtro, pero diciendo las cosas con buena onda, sin ganas de maltratar a nadie o de juzgar. Es ser quien eres y ser feliz con eso.

¿Dónde sientes que nadas mejor: en los escenarios del teatro, la TV, el cine o de la conducción?
Me gusta estar en continuo movimiento, siento que eso me genera este no saber qué va a pasar, este no saber cómo resolver y te ayuda a crecer, a salir de tu zona de confort. Me gusta hacer de todo. Siempre es un desafío empezar, contar algo nuevo, entender una vida distinta, tratar de hacerle justicia y contarla de la mejor manera posible.

Comenzamos hablando del sentirse joven en estos tiempos. ¿Estás cómoda con tus 41?
El cuerpo funciona distinto. El carro ya no está tan nuevo como antes, hay que tratarlo mejor. Pero la vejez no me asusta, es mostra.

¿Y ese carro hacia dónde está avanzando?
Hacia adelante. Nunca hacia atrás.

AUTOFICHA

- “Nací en Lima. Tengo 41 años de edad. Estudié actuación con Alberto Isola. De las películas que hice, recuerdo con especial cariño A los 40, donde trabajamos muchos amigos; el filme Locos de amor también fue muy bonito. Y no hay que perdernos Papá youtuber porque tiene un mensaje muy chévere”.

- “ Papá youtuber es divertida y habla de la familia, de la importancia de estar juntos, de compartir tiempo, de apoyarse entre todos. Es una película que puedes ver con tus hijos y de la que vas a salir feliz, con una sonrisa. Y está bueno salir del cine con esa sensación”.

- “Sigo con el programa Mujeres sin filtro en América TV, que va los sábados a las 11 p.m. Vamos a reponer en el teatro Dos más dos, en el mes de mayo. Además, a mitad de año haré un musical acerca de las madres y todo su caos (risas), y en la segunda mitad del año estrenaré la película Recontra loca”.

Sigue actualizado en nuestra APP

LO ÚLTiMO

Chile 0-0 Uruguay EN VIVO

por el grupo C de la Copa América 2019

Ir a portada