Gabriel García Márquez es un referente global en el campo de las letas. (AFP)
Gabriel García Márquez es un referente global en el campo de las letas. (AFP)

cumple este domingo dos años de fallecido y millones de personas en el mundo siguen recordando su obra.

El escritor y periodista ha marcado la vida de aquellos que disfrutan de las historias, como los periodistas, a quienes enseñó a vivir apasionadamente en busca de la integridad narrativa, a ser generosos, y a "saber leer bien un texto y reconocer su esencia y anatomía interior", en opinión del reconocido periodista Jon Lee Anderson, citado por la

Gabo, quien a través de sus historias y relatos con realismo mágico se hizo sentir muy cercano, partió a los 87 años de edad, en 2014. Su obra, como la de los escritores que lo precedieron y que se volvieron universales para la cultura, sigue fresca, viva, para los futuros lectores. "Cien años de soledad", solo es parte de una colección fantástica.

García Márquez no muere porque nadie lo dejará morir. En , la propuesta es tener su rostro en un billete en el segundo trimestre de este año. El Banco de la República de Colombia emitirá un billete de $50,000, cuyo inverso estará dedicado al Nobel de Literatura. En ese espacio se incluirá una imagen de la Ciudad Perdida, núcleo de la cultura Tayrona en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Los billetes colombianos tienen en promedio 18 años en circulación y no han tenido cambios significativos. En Colombia, indica el banco, "aunque el índice de falsificación es bajo, la actualización de los billetes permitirá fortalecer su seguridad y mantener la confianza del público en el efectivo". En conclusión, Gabo sigue cambiando todo, incluso después de fallecido.

EL GABO ENCANTADORGabo tampoco se irá mientras existan personas que quieran conocerlo. Y qué mejor manera que viendo un producto audiovisual, el documental llamado 'Gabo, la magia de lo real'. Precisamente, el autor de "El coronel no tiene quien le escriba" siempre ha estado interesado en el séptimo arte. Y cuenta con un gran número de filmes que han adaptado sus novelas y cuentos.

"Al principio quise ser director y lo único que realmente he estudiado es cine (en 1955 se matriculó en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma). Ahora apenas voy porque llego a la sala y termino firmando autógrafos. Solo veo sesiones privadas. En televisión no me gusta", refirió en una de las entrevistas que concedió.

García Márquez fue uno de los columnistas de cine más reputados de Colombia y América Latina. Colaboró en varios proyectos para la gran pantalla e intervino en el guión de varias de sus obras que fueron adaptadas al cine. También fue actor y apareció en la adaptación de su propio cuento 'En este pueblo no hay ladrones', donde actuaban Luis Buñuel, Juan Rulfo y Carlos Monsiváis, por nombrar algunos.

Su amor por el cine hizo que junto a sus dos condiscípulos del Centro Experimentale di Cinematografía, y apoyados por el Comité de Cineastas de América Latina, fundara en 1986 la , en Cuba, que hasta hoy funciona.

Gabo, muy generoso, dedicó tiempo y dinero de su propio bolsillo para apoyar y financiar la carrera de cine de jóvenes provenientes de América Latina, el Caribe, Asia y África, recuerda .

Es por eso que un documental es una buena manera de recordarlo. Para el documentalista británico Justin Webster el proyecto fue enorme. "Cuando decidimos hacer esta cinta documental sabíamos que era un proyecto gigantesco dada la importancia del escritor y nobel colombiano, pero gracias a una serie de situaciones del destino y a un grupo interdisciplinario de Europa y Latinoamérica, nos unimos para contar otra historia alrededor de su legado y talento", detalló Webster a El Tiempo.

El largometraje tiene 90 minutos de imágenes de archivo, testimonios y algunas recreaciones de momentos importantes en la vida del nobel colombiano.

La producción cuenta con la participación del exmandatario estadounidense Bill Clinton, el biógrafo de Gabo, Gerald Martin; los periodistas Jon Lee Anderson y Enrique Santos Calderón, así como pobladores de su natal Aracataca, que ayudan a entretejer el contexto social, político y emocional que rodeó al escritor costeño.

En diálogo con la revista Semana, el director contó quién era Gabo, a su modo de ver:

"A los entrevistados les dije que una de las razones para hacer el documental era porque hacía falta. A esto, César Gaviria me respondió: "Obvio, a Gabo no le gustaba que lo entrevistaran". Hay muy pocas entrevistas de él. Tuvimos que rescatar una entrevista de 1976 y buscar a la persona que la subió a YouTube, pero fue hecha originalmente por Germán Castro Caycedo, un excelente periodista que fue muy amable con nosotros. Y solo hay unas tres o cuatro más. Incluso, era necesario, porque las entrevistas no reflejan bien lo que era Gabo. Él era muy tímido y muchas veces parece arrogante y antipático. Pero cuando se revela el Gabo real, es encantador. Ese fue un reto grande para el documental".

EL ARCHIVO DE GABOEl archivo personal del escritor colombiano Gabriel García Márquez, se encuentra en el Centro Harry Ransom, de la Universidad de Texas.

Este incluye originales mecanografiados de sus novelas y cuentos, borradores con correcciones de la propia mano del escritor colombiano y una gran colección de cartas, comentó a AFP la académica ecuatoriana Gabriela Polit, profesora del mencionado centro de estudios.

"Son 78 cajas de tamaño archivo, 15 cajas de tamaño grande, y una caja que fue construida especialmente para contener el original de 'Cien años de soledad'", explicó.

Entre las piezas destaca la investigación histórica que realizó Gabo para su novela 'El general en su laberinto', sobre los últimos días de Simón Bolívar. Ahora todo el material sirve de utilidad para los investigadores que buscan conocer más a fondo el proceso creativo del periodista.

El archivo incluye también los borradores del discurso que pronunció al aceptar el premio Nobel de literatura en 1982, que desde entonces se conoce como 'La soledad de América Latina'.

La colección adquirida por la Universidad a la familia de García Márquez incluye también los originales de una novela inédita del escritor colombiano, 'En agosto nos vemos'. .

GABO EN EL PERIODISMOEl 21 de mayo de 1948 se publicó la primera columna de Gabo en El Universal, recuerda El Tiempo de Colombia. Se trató de una nota sobre la derogación del toque de queda en Cartagena. Así empezó:

"Los habitantes de la ciudad nos habíamos acostumbrado a la garganta metálica que anunciaba el toque de queda. El reloj de la Boca del Puente, empinado otra vez sobre la ciudad, con su limpia, con su blanqueada convalecencia, había perdido su categoría de cosa familiar, su irreemplazable sitio de animal doméstico…".

Gabo luego llamaría a la actividad "el mejor oficio del mundo".

De El Universal pasó a El Heraldo de Barranquilla, y luego a El Espectador, de Bogotá, donde muy pronto se convirtió en el cronista estrella. En un discurso de 1996, un curtido Gabo, dijo estas palabras:

"Pues el periodismo es una pasión insaciable que solo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad. Nadie que no la haya padecido puede imaginarse esa servidumbre que se alimenta de las imprevisiones de la vida. Nadie que no lo haya vivido puede concebir siquiera lo que es el pálpito sobrenatural de la noticia, el orgasmo de la primicia, la demolición moral del fracaso. Nadie que no haya nacido para eso y esté dispuesto a vivir sólo para eso podría persistir en un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia, como si fuera para siempre, pero que no concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con más ardor que nunca en el minuto siguiente".

La última de las aventuras de Gabo en el periodismo llegó dos años después, con la revista Cambio de Bogotá. En este espacio, García Márquez se desempeñó como un maestro que estaba pendiente del mínimo detalle, siempre con un criterio implacable y original, resolviendo los problemas del lenguaje, del estilo y lo cubría todo: el contenido, la diagramación, la titulación, los anuncios, todo, según consigna .

GABO Y SU LEGADOLa otra aventura de Gabo había iniciado el 25 de junio de 1994, con la creación de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (), establecida en Cartagena de Indias, Colombia, con el propósito de tener un impacto positivo en los nuevos periodistas, la ética y la buena narración en el periodismo, de acuerdo con la web de la FNPI.

La primera actividad de la FNPI fue el encuentro internacional que organizó conjuntamente con el Comité de Protección de Periodistas de Nueva York (CPJ), en marzo de 1995, para tratar el tema de la libertad de prensa y la protección de la actividad periodística.

La cronista mexicana Alma Guillermoprieto tuvo a su cargo la dirección del primer taller en abril del mismo año en la sede del diario El Universal de Cartagena, con la asistencia de diez reporteros menores de 30 años de edad.

Luego se hizo el primero de los seminarios de ética periodística que conduce regularmente desde entonces el experto colombiano .

En julio del mismo año, Gabriel García Márquez impartió en la sede del diario El Heraldo de Barranquilla, Colombia, el primero de los doce talleres de reportaje y narración periodística que ha dirigido personalmente.

Desde marzo de 1995 hasta diciembre de 2014, más de 47 mil personas han participado en actividades presenciales y virtuales de la FNPI y se han realizado 708 talleres, charlas y seminarios de periodismo en Colombia y en otros 15 países de Iberoamérica. (Puedes revisar el último informe del FNPI en donde se hace un balance de toda su actividad).

En la actualidad, la misma FNPI convoca a los periodistas para la cuarta edición del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo. Los reporteros que quieran participar pueden presentar sus trabajos hasta el 11 de mayo de 2016.

Gabo ha aportado mucho a la creatividad en la literatura y en la enseñanza del periodismo. Solo leerlo es aprender y viajar.

Su obra será tan duradera como el periodismo y la literatura. .