Se la cree. Gabriel ha cambiado sus habitos alimentarios para cuidar su salud. (Percy Ramírez)
Se la cree. Gabriel ha cambiado sus habitos alimentarios para cuidar su salud. (Percy Ramírez)

Que las carnes rojas 'ahora' producen cáncer, que el pollo desborda de hormonas, que buena parte de los pescados de mar contienen mercurio; que las gaseosas rebalsan de azúcar, que las verduras y las frutas que no son orgánicas están llenas de agroquímicos… entonces, ¿qué podemos comer o beber que no nos haga daño?

Se lo preguntamos a Gabriel Rojas Mendieta (39), un ingeniero de sistemas que desde marzo ha cambiado la seguridad informática por las ciencias alimentarias, porque de eso también empezó a depender su vida.

"Conocí a un ingeniero de la India experto en la milenaria medicina de ese país conocida como Ayurveda, la cual se basa en la buena alimentación. En una simple conversación me enseñó a comer. Así comenzaron a ceder mis problemas de estreñimiento y de sobrepeso que me atormentaban. Con él he formado en el país la empresa Mr. Singh, con la que nos dedicamos a producir elíxires de fruta orgánica para beber, además de leche vegetal, aceite de oliva orgánico, yogur y postres nutritivos", cuenta.

Rojas Mendieta refirió que lo que diferencia a un elíxir de un néctar o de un jugo, es que es 90% fruta y 10% agua. "No usamos ningún químico y todas las combinaciones de fruta (arándano, frambuesa, fresa, granada, mora, pera, guanábana, entre otros) que usamos tienen una funcionalidad. Por ejemplo, algunas bebidas son antioxidantes, energéticas, digestivas y hasta para bajar de peso", precisó.

Agregó que los elíxires pueden tomarse en el desayuno o a media tarde, pero nunca en la noche, porque, afirma, las frutas no son recomendables al final del día. "El cuerpo es como un reloj y hay que comer siempre a la misma hora", recomienda Gabriel.

LECHE VEGETALLa leche puede caerles mal a muchos, quizá porque son reconstituidas, porque tienen doble pasteurización, o porque simplemente su organismo es intolerable a la lactosa.

Por ello, Mr. Singh brinda una alternativa con su leche vegetal de coco, que es digestiva y sirve para tonificar la piel; También hay de almendras para las madres lactantes y de quinua, para fortificar el cuerpo.

Por Martín Sánchez (msanchez@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS