El cusqueño Edward Venero ha sido convocado por la compañía japonesa Sanrio.
El cusqueño Edward Venero ha sido convocado por la compañía japonesa Sanrio.

¿Qué tienen en común los quipus y el mizuhiki? A Edward Venero, o simplemente VNRO. Los primeros son nudos para lo que fue el sistema de registro, contabilidad y envío de mensajes en el Tahuantinsuyo. Y el segundo es un arte japonés para elaborar nudos usando cordones especiales hechos de papel enrollado y coloreado. , la compañía japonesa creadora del icónico personaje de Hello Kitty, cumple 60 años y lo celebra realizando una colaboración con el diseñador cusqueño.

Migró a Lima para ser ingeniero. Como el padre. Pero en Lima, en la universidad, se hizo diseñador. De madre empresaria, fue uno de los promotores de la carrera de Arte, Moda y Diseño en la PUCP. Lo empezó a gestar a los 23 años y, luego de siete años, lo hizo realidad. Hoy es profesor y coordinador de la carrera de .

¿Qué tan lejos está Japón de Cusco? “Probablemente, mucho más cerca de lo que creamos”, me dice Edward al otro lado de la línea telefónica, en Lima. Más allá de este encuentro, o nudo, cultural que tiene a en medio, se trata de celebrar la felicidad y la vida. Así lo entiende el artista y empresario. Y es una forma de acortar la distancia entre Japón y Perú.

MIRA: Aníbal Seminario y Lorenzo Ferrero: “El jazz sirve para sacar lo lindo de la música peruana”

-Vivimos una pandemia y el Perú atraviesa una crisis política grave a meses de celebrar el bicentenario. ¿Por qué es importante la alegría?

Se trata también de ver las cosas desde un lado positivo. No ha sido el mejor año, pero nos acercamos a la Navidad, que es un momento muy importante en la tradición de la celebración peruana y no será celebrada de una manera convencional. Hay que encontrar espacios para la alegría y tratar de cultivar la felicidad como valor. Eso no implica que dejemos de entender que en el Perú necesitamos ser conscientes de lo que está pasando, pero también entender que el trabajo colaborativo y de construcción de nuestra identidad es un valor importante. Ahora, la gente piensa que la moda es frívola, pero es todo lo contrario, porque es una industria bien compleja que está muy golpeada por la pandemia. Las exportaciones han decaído. Entonces, comenzar a cultivar marcas propias y que los peruanos entendamos que es súper importante consumir local, también es un aspecto válido.

-Fuiste uno de los promotores de la carrera de Arte, Moda y Diseño en la PUCP. Sin embargo, creo que estudiar moda en una universidad aún no está establecido en el Perú. ¿Es así o estoy equivocado?

En el Perú todavía no existe una verdadera valoración de lo que implica la palabra diseño y cultura. Creemos que es accesorio. Pero es trascendental en la formación de una persona. El diseño de moda es una especialidad estratégica que está articulando muchos elementos de una cadena productiva muy compleja. Hoy consumimos moda coreana no porque sea de buena calidad o interesante, sino porque consumimos todo el universo coreano: novelas, bandas de k-pop, etc. Es un fenómeno que va más allá de crear una prenda. La ropa la usamos para sentirnos identificados. En la mañana decidimos “quién quiero ser hoy”. Si quiero que nadie me vea, me pongo lo más caleta. Construimos un personaje y compraremos la ropa en la medida en que nos sintamos identificados.

-No se valora la moda, pero todos los días nos vestimos.

Una de las necesidades básicas, al igual que el alimento, es la vestimenta. El problema es que solo entendemos a la moda como un fenómeno de espectáculo, de show, pero no vemos lo que realmente existe detrás: producción, construcción de marca, comercialización, etc.

MIRA: Melina León, cineasta: “Todo lo que somos sigue vivo en nuestros rostros”

-En 2017, declaraste que no teníamos moda peruana. ¿Hoy cómo estamos?

Estamos un poquito mejor. Que, por ejemplo, podamos encontrar en un retail grande como Falabella moda peruana es un gran paso. Lo que tenemos en el Perú es una industria textil y de confecciones. Pero moda... estamos en camino.

-Sin embargo, en los últimos 15 años creo que se ha construido una suerte de moda alternativa con identidad peruana de diseñadores independientes que básicamente se han movido en ferias. ¿Ahí podría estar la fuerza de la llamada moda peruana?

Ese espíritu emprendedor es súper importante, pero lo que nos está faltando es perseverancia, que esos pequeños impulsos no se agoten. Construir una marca necesita tiempo. Demora probablemente siete años. Y no estamos pasando al siguiente nivel. Es importante comenzar a ver hacia adentro. El Perú no solo es Lima. Somos culturas vivas. El Perú es muy diverso y hay muchas maneras de construirnos visualmente.

-¿La coyuntura política puede ser una razón para que la moda exprese algo?

La moda es una expresión y si en este momento nuestro sentir es de reclamo, tiene que estar presente. Yo estoy seguro de que muchos polos con “fuera, Merino” salieron ese mismo día y los hemos usado como una herramienta de comunicación y eso es algo que es súper importante tenerlo claro. La moda tiene ese poder y siempre estará vinculada a los fenómenos de contexto local.

-¿Cuál sería la moda de esta pandemia?

El hazlo tú mismo. La gente ha comenzado a teñir sus polos, bordar, coser, construir, recrear.

MIRA: Eduardo González Viaña: “Castilla es el primer presidente aimara que tuvo el Perú”

-¿Qué es ser huachafo?

Ser auténtico. No comparto mucho la construcción convencional de lo que es el buen vestir. Probablemente muchos me dicen que soy un huachafo. Tenemos que sacarnos de la mente que existe una única forma correcta de vestir. Cada uno es diferente y cada uno se expresa de manera diferente. Si me dicen huachafo, creo que estoy yendo por el camino correcto.

-¿Qué te inspira, Edward?

Mis alumnos, que como país estamos creciendo, que es un momento importante en la historia y que debemos actuar con responsabilidad. No podemos ser ajenos a lo que pasa. Es importante trabajar por el país, no lavarnos las manos y ser parte de este cambio.

-¿Cuál sería la moda del bicentenario?

Disfrutar que somos peruanos.

AUTOFICHA:

- “Soy Edward Venero Carrasco. Tengo 34 años, soy de Cusco. Soy diseñador gráfico de la Universidad Católica y actualmente soy docente ahí. En mi casa siempre nos han animado a hacer lo que quisiéramos, más allá de la expectativa económica que puedas generar”.

- “Me inspira el arte contemporáneo, probablemente porque es mi formación en la Facultad de Arte. Soy un adicto consumidor del arte contemporáneo y en el Perú tenemos artistas muy interesantes. Hace poco hubo una retrospectiva de Aldo Chaparro que se logró hacer”.

- “Chaparro tiene una obra interesante. La galería Impakto tiene artistas muy interesantes, como Augusto Ballardo. En mi caso, trabajamos para llegar a más lugares; la colección (con Sanrio) se venderá en todas partes del mundo. Y seguimos trabajando con Falabella para estar en más tiendas”.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Pelas y series: George Clooney y su Cielo de Medianoche
En esta edición de Pelas y Series, conversamos con el ganador del Premio Oscar, George Clooney, sobre su última película Cielo de Medianoche, de Netflix.

TE PUEDE INTERESAR