Don Cucho: Postre de avena, pura salud.
Don Cucho: Postre de avena, pura salud.

Por Don Cucho

Cocinar avena requiere cuidado, es fácil tener buen resultado. Lo tedioso es que debes estar al pie de la olla moviendo, mueve que te mueve, evitando que se queme. Que vale la pena... qué duda cabe. Alimentar a la familia es santo y sagrado, es un gran producto. Personalmente pongo tres litros de agua fría junto a 300 gramos de avena y lo cocino tapado a fuego bajísimo por 50 minutos, siempre atento, siempre meneando, pero con la seguridad de que puedo atender otros temas caseros, pero sin desconectarme del todo.

Una vez cocida, esta fórmula resulta espesita. Dejar enfriar y guardar tapado. Pongo solo canela y clavo cuando se saborea con frutas y en repostería. Evitar estas especias cuando tengan pensado usarlo para recetas saladas que próximamente compartiremos.

Una recomendación: buscar avena de hojuela grande y entera, y si es orgánica e integral, mejor. Que cuando se las lleven a la boca, parezcan galletitas, que se puedan morder; aunque no es común comerlas crudas, a veces antojan.

Para ganar más sabor a la avena, un truquito está en cocerla en agua sabrosa; agua de piña, de manzana, de cebada; en fin, mucha fantasía alrededor de este cereal. En la receta de esta semana la cocinamos en agua de maíz morado (ver la receta). Incluso hemos hecho hace poco una torta fría de avena con gelatina de colores, salió alegre, colorida, especial y a la familia le encantó. Puedes usar frutas licuadas y picadas mezcladas con colapez o gelatina común o baja en calorías de sabores diversos.

La avena es consumida cada vez con más entusiasmo, la proponen como alimento para bebés, estudiantes, deportistas, adultos mayores en infinidad de recetas, como sopas, salsas, para apanar, cocteles y, como en este caso, en variados y creativos postres.

MIRA: Don Cucho: Cuy al horno con su ajicito

Ingredientes

(para 4 personas)

Agua de maíz

- 1.5 kilos de maíz morado

- Cáscara de 1 piña

- 1 palo grande de canela

- 10 clavos de olor

- 2 membrillos partidos

- 2 manzanas

- 150 gramos de pasas negras

- 4 litros de agua

Otros productos

- 300 gramos de avena

- 1 taza de piña Golden

- 200 gramos de gelatina de limón

Preparación

En una olla grande, colocar bien aseado el maíz morado desgranado junto con los demás ingredientes. Hervir a fuego medio, extrayendo el bonito color que posee dicho maíz. Lo ideal es retirar a tiempo, evitando que se deshagan los membrillos y las manzanas. Colar, deben resultar tres litros de agua de maíz. Podemos volver a hervir los elementos quedados en la coladera para hacer un refresquito; nada se desperdicia.

En el agua de maíz se cocina la avena. Una vez a punto esta, es decir espesita y de hermoso matiz, adicionamos las pasas, los membrillos, las manzanas y la piña, todo picado. Revolvemos, probamos sazón. Debe sentirse el dulce de las frutas y el aromático sabor de las especias. Echar la gelatina en forma de lluvia, revolviendo bien. Volcar en molde, refrigerar, desmoldar, decorar a gusto y a gozar. Puede reemplazar la gelatina de limón por la de otros sabores e incluso por colapez sin sabor.

Don Cucho: Postre de avena, pura salud.
Don Cucho: Postre de avena, pura salud.


VIDEO RECOMENDADO

Un felino de 37 metros es la figura descubierta entre geoglifos de Nazca 17/10/2020
Un felino de 37 metros es la figura descubierta entre geoglifos de Nazca 17/10/2020