El rocoto relleno es originario de la Ciudad de Blanca.(Foto: Flickr / astuviaje)
El rocoto relleno es originario de la Ciudad de Blanca.(Foto: Flickr / astuviaje)

Las palabras pueden tener sabor. El coordinador del IX Congreso Internacional de la Lengua Española, el poeta peruano , anunció ayer que la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) viene impulsando el Diccionario panhispánico de gastronomía, un libro para dar cuenta de las maravillas del mundo gastronómico. La buena nueva fue difundida ayer en la sede central del Instituto Cervantes de Madrid (España).

Durante un conversatorio en torno al valor cultural de las picanterías arequipeñas, Ruiz Rosas indicó que la publicación que se viene preparando incluirá términos de platillos, productos y técnicas culinarias pertenecientes a los países hispánicos. Entre sus páginas se encontrarán también voces indígenas como “chicha”, la bebida fermentada que se elabora a base de maíz guiñapo.

El proyecto de un diccionario gastronómico nació como iniciativa de la Academia Peruana de la Lengua hace tres años. Pasado un tiempo, ASALE le encargó a esta institución la elaboración del texto de consulta, para lo cual se ha tenido que coordinar con las academias de lengua de 23 países de habla hispana.

El documento ha sido trabajado por una comisión especializada de lexicógrafos y lingüistas encabezada por el doctor y magíster peruano Marco Antonio Lovón. El trabajo ha durado más de dos años y hace tres meses se entregó el documento final a la ASALE. Actualmente se encuentra siendo revisada por una comisión especial, con miras a presentar sus primeros frutos en el IX Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebrará en marzo de 2023 en Arequipa (Perú).

VOCES PERUANAS

“El español tiene millones de palabras y en el diccionario hay 183,000, para que vea la diferencia. Entonces, siempre se tiene que plantear un número aproximado de palabras. Se ha convenido entre 100 y 200 vocablos por país. Somos 23 países, vamos a suponer que sea un diccionario de tal vez 4,000 palabras. Tenemos que ver la redacción final”, señaló el presidente de la Academia Peruana de la Lengua, Marco Martos, sobre la próxima publicación.

Los especialistas peruanos han buscado un equilibrio entre lo nacional y lo regional. Entre las definiciones han considerado platos emblemáticos como el ceviche y la carapulcra. También platos como la malarrabia, procedente de Piura, y no podía faltar el amplio vocabulario de origen quechua y aimara de las picanterías arequipeñas.

“Este material lexicográfico interesa a muchos. Que 200 palabras del Perú lleguen a todo el mundo está muy bien. Somos 500 millones de hablantes del español. Es una lengua que va desde México hasta la Tierra del Fuego y se extiende a otras zonas, como en África. En Estados Unidos, el español avanza rápidamente. Es la lengua más difundida del mundo”, agregó Martos.

Por lo pronto, solo nos queda esperar el resultado de este hermoso y suculento proyecto. Un diccionario sumamente apetecible.

Entre los términos que encontraremos en el Diccionario panhispánico de gastronomía se encuentran:

Picantería. (De picar y picante): Lugar donde se preparan, expenden y consumen chicha, chupes y platillos llamados picantes.

Chicha. (Del cuna chichah): Bebida ancestral andina de bajo contenido alcohólico, hecha a partir de la fermentación de maíz, quinua u otros.

Llatán. (Del quechua): Salsa picante a base de rocoto soasado, huacatay, paico y otros ingredientes.