notitle
notitle

De manera silenciosa y diligente, el equipo de la ha logrado activar y sostener un eje cultural único en su género. Las instalaciones de la antigua Estación de Desamparados acogen un gran centro cultural donde confluyen la literatura, el cine y las artes visuales.

Antagónicamente a la incertidumbre cultural de la Municipalidad Metropolitana de Lima, este centro cultural recibe diariamente a centenares de visitantes, en gran mayoría escolares, con una programación de alta calidad.

La exposición Sebastián Salazar Bondy. El señor gallinazo vuelve a Lima, que se pudo ver hasta hace algunos días en la Casa de la Literatura, fue un buen ejemplo de una curaduría pedagógica donde las fuentes periodísticas y el contexto histórico de mediados del siglo XX dialogaron con la obra de artistas contemporáneos.

Ciertamente, la puesta en valor y la gestión de este espacio a cargo de personal calificado es un gran acierto del Ministerio de Educación.