Sigue actualizado en nuestra APP

Daniela Dancourt: "Se quejan de los cóvers, pero al final los consumen"

“La salsa la llevamos en las venas. Es un género que une a la gente, te conecta con tus raíces, como la típica pollada en el barrio, donde la vecina pone el parlante de piso a techo y te pone Frankie Ruiz o Willie Colón”, dice la cantante más exitosa del momento.

Daniela Dancourt

“En el Perú estoy a punto de llegar al tope. Pero no quiero que se piense que me creo la gran cosa. Ahora toca afuera. Estuve en Miami y me fue muy bien”, señala. (Perú21/ José Rojas)

“En el Perú estoy a punto de llegar al tope. Pero no quiero que se piense que me creo la gran cosa. Ahora toca afuera. Estuve en Miami y me fue muy bien”, señala. (Perú21/ José Rojas)

Perú21

Mijail Palacios

Fue delantera en el equipo de su barrio en La Victoria. Metía goles, le decían ‘Ronaldinho’. Se escapaba de casa para ir al mundialito de El Porvenir. Pero a su mamá no le gustaba, pues creía que el fútbol era para niños y las muñecas para las niñas. “Pero yo siempre le he dado la contra a todo y a todos. Creo que por eso también me va bien en la vida. Doy la contra y demuestro que soy feliz así y que sí se puede”, sentencia.

Daniela Darcourt es la cantante más exitosa del momento, a sus cortos 23 años. “Siempre he sido muy ‘chiquivieja’”, me dice con frescura. Pero el camino a esa cima no fue fácil. Su abuelo fue vital en los primeros pasos; le decía: “Lo que empiezas lo terminas”. El primer ‘bolo’ (pago) fue de 5 soles. Tenía 8 años y empezó a trabajar en shows infantiles. Cuatro años más tarde entró a un coro y comenzó a prepararse vocalmente. “Mi vida estaba destinada para ser quien soy”, afirma. Antes de su éxito con la salsa, cantó góspel, balada, R&B.

Ha llegado a tener hasta seis conciertos en una noche. Ahora se alista para el festival Barrio Latino, el 1 de junio, en el Club Cultural Lima de Chorrillos, y también prepara lo que será su próximo disco de canciones inéditas. Mientras dura esta entrevista, Daniela bosteza unas 10 veces. No de aburrimiento, pero sí de cansancio, producto de su apretada agenda. Porque ella en este momento besa el éxito.

Me dices que tomarás vacaciones. ¿Por qué lo vas a hacer si estás en un gran momento?
Eso de ser la número uno y estar de moda no es tan bonito que digamos (risas). No por ser el mejor momento voy a perjudicar mi salud por el estrés y descansar poco.

¿Cómo es una semana de Daniela Darcourt?
El martes comienzo con prensa escrita, radio y televisión. El miércoles empiezan los conciertos y no paro hasta el domingo. Solo descanso los lunes. El día más complicado es de viernes para sábado, cuando puedo dar mínimo tres conciertos y máximo cinco, aunque alguna vez fueron seis.

¿A qué atribuyes el éxito?
Al cariño de la gente y a mi esfuerzo. A la convicción que siempre estuvo en mí. Nunca perdí las esperanzas ni bajé la guardia, ni dudé de mi trabajo ni talento. Ese es el cimiento más fuerte.

¿Por qué atrae tanto la artista?
Tiene mucha realidad en escena, es ella. Trata de ser la misma loca de siempre, que se le ocurren cosas, que si tiene que decir algo, lo dice sin importar lo que vayan a decir. Es feliz a su manera.

¿Pero qué debes mejorar?
El hecho de no ceder tanto. Y lo voy a decir bien fuerte y claro: me dicen “tú elegiste esto, aguántate, es parte de”. ¿Pero dónde está el papel que dice eso? No hay un orden específico para lograr el éxito ni un papel que te diga que así lo lograrás. Cada uno crea su espacio, su momento, su destino. He tratado de no confundir éxito con fama ni fama con ser mediática.

¿Qué prefieres?
Tranquilidad. Hacer las cosas como yo las siento. No me gusta estar sentada en un set de televisión hablando mal de nadie. La gente no está tan acostumbrada a ver personas tan reales. Se tiene un concepto muy errado de ser artista y se crea un personaje y le hacen creer a la gente que son tal cosa, y cuando se apagan los reflectores son una realidad muy distinta. Daniela Darcourt es la misma Daniela Alejandra dentro y fuera.

Antes has cantado otros géneros. ¿Cómo llegó la salsa?
Por accidente. En Son Tentación descubrí que lo latino vivía en mí muy escondido.

La salsa no es un género de moda en otros países, pero sí en el Perú.
La salsa la llevamos en las venas. Es un género que une a la gente, te conecta con tus raíces, como la típica pollada en el barrio, donde la vecina pone el parlante de piso a techo y te pone Frankie Ruiz o Willie Colón.

¿Cómo ves el momento de la música peruana?
Falta que los programas de televisión, radiales y la prensa apuesten por la gente joven. Si no es carita conocida, no salen y dicen que no funciona. Hay bastante talento oculto.

¿“Señor mentira” inicia el camino de los temas propios?
Me ha abierto muchas puertas internacionales. Se viene un álbum de temas inéditos.

Sin embargo, aún se te critica por el hecho de hacer cóvers…
Se quejan de los cóvers, pero al final los consumen. Y si hago mañana una sesión mostrando mi nuevo producto, te dicen “no me gusta”. Claro, no te la sabes porque es nueva. La misma gente es la culpable de que muchos artistas peruanos no salgan de la zona de confort, porque cuando hacen algo y se atreven a lanzarse a la piscina, se encuentran con una piscina vacía y el golpe duele. Si piden, consuman.

Llegas tarde a algunas presentaciones. ¿Has reflexionado sobre el tema?
Hay muchas razones por las cuales uno llega tarde. Hay que atender a los fans, esperar que la seguridad esté lista para poder salir. Incluso, en una salida rápida hasta me arrancaron la uña del pie por una pisada. Me molesta cuando me dicen que no me quiero tomar foto y me piden que sea más humilde. No es que no quiera tomarme la foto, pero tengo que correr a otra presentación. En la carretera uno a veces piensa en ir más rápido, pero atentas contra tu vida.

Dices que no eres conformista. ¿Sientes que has alcanzado un techo?
Siento que en el Perú estoy a punto de llegar al tope. Pero no quiero que se piense que me creo la gran cosa. Ahora toca afuera del país. Recién estuve en Miami, me fue muy bien.

¿Qué más quiere Daniela a sus 23 años?
La gente piensa que quiero fama, dinero. No tengo el ropero encima, nunca me gustó y no me gustará. He visto mucho dinero, como poquísimo dinero. Mientras alguien me sonría yo soy feliz. Me importa que la gente disfrute y se lleve mi mensaje: hay que ser todo el tiempo quien quieras ser, hay que ser feliz a tu manera. Eso es el éxito.

AUTOFICHA:
- “Soy Daniela Alejandra Darcourt Escurra. Nací el 20 de abril, a las 10:35 de la noche, en el hospital Almenara, sexto piso. Viví en La Victoria hasta hace poco. Siempre he hecho lo que me ha dado la gana, aunque no me tiraba la pera. Era la popular del colegio y todas me segundeaban (risas)”.

- “Estuve estudiando Comunicación Audiovisual, pero me falta un año y medio para terminar la carrera. El año que viene pienso retomar los estudios. No llevo una contabilidad de los conciertos que tengo hasta ahora, pero el récord de presentaciones en una noche fue de seis”. 

- “En las próximas semanas sale el nuevo disco de 11 canciones. Son salsas inéditas. Apenas salga el disco, montaré un show íntegramente de temas propios. Estamos en el puesto número 14 de los Billboard. Sonamos en República Dominicana, Ecuador y Puerto Rico. Y en Colombia estamos en el puesto número 2”.

Tags Relacionados:

Música

Salsa

Daniela Dancourt

Ir a portada