La Paltita Emocionada es la mascota de AsMarket, el emprendimiento de la hermana de Rubí. (Foto: Manuel Melgar)
La Paltita Emocionada es la mascota de AsMarket, el emprendimiento de la hermana de Rubí. (Foto: Manuel Melgar)

En su foto de perfil de , Rubí ha puesto el rostro de Lapislázuli, uno de los personajes del dibujo animado Steven Universe. Una serie que narra las aventuras de un niño huérfano con superpoderes que es criado por tres heroínas que deben salvar constantemente el planeta. Rubí, desde su casa ubicada en el Callao, sueña con trabajar junto a Rebecca Sugar, la creadora del programa animado, quien ha sido la primera mujer en realizar una serie propia para el canal infantil estadounidense Cartoon Network.

MIRA: San Juan de Lurigancho, Callao y San Martín de Porres son los distritos con más infectados de COVID-19 en Lima

En la vida real, el lapislázuli es una piedra semipreciosa, conocida como el oro azul, extraído principalmente de Afganistán. Los pigmentos de dicho mineral fueron usados por los escribanos de la Edad Media para dibujar las letras capitulares de los hermosos libros que se reprodujeron en aquella época.

Es curioso que ese legado haya llegado hasta Rubí, quien ha dedicado mucho tiempo a perfeccionar su técnica de dibujo. Esa afición la ha llevado a hacerse fan de los dibujos animados asiáticos (animes) y del mundo del cosplay. Para quienes no lo sepan, los cosplayers son las personas que se disfrazan e interpretan a sus personajes de ficción favoritos. A Rubí ahora la conocen por darle vida a la Palta Emocionada, pero detrás de ese disfraz hay una jovencita de 17 años, creativa, divertida, trabajadora y que consigue lo que se propone a punta de mucho esfuerzo.

¿Por qué te gustaron tanto los animes?

Mi interés hacia los animes y las series cartoon sucedió cuando yo era chiquitita y, como todos, veía la TV. No recuerdo el nombre del canal, pero empecé a ver un programa que se llama Candy Candy y de ahí nació el amor hacia los dibujos animados asiáticos.

Conoce a la "Palta emocionada", la nueva sensación viral de la cuarentena

¿Qué es lo que más te gusta de los animes?

La manera en que dibujan a los personajes. Desde pequeña, a mí también me ha gustado dibujar, pero mis dibujos al comienzo eran de palitos. Luego fui practicando más y fui perfeccionando. Después de ver varios animes y series animadas me nació querer estudiar animación digital.

¿Por qué?

Porque quisiera colaborar con Rebecca Sugar, pero ese ya es un sueño y no cuesta nada soñar. Ella es la primera mujer en hacer una serie animada propia para Cartoon Network.

Rubí Guerra ya tiene dos posibilidades para poder estudiar actuación con profesionales. (Foto: Manuel Melgar)
Rubí Guerra ya tiene dos posibilidades para poder estudiar actuación con profesionales. (Foto: Manuel Melgar)

¿Ya te habías puesto otro disfraz antes de la Paltita Emocionada?

Yo siempre he querido entrar al mundo del cosplay, pero el problema era que yo no tenía dinero para comprarme los materiales para hacer el personaje, la vestimenta. Aun así dije: “Quiero entrar y lo voy a hacer”. Soy un poco tímida, pero quería hacerme conocida.

¿Cómo lo lograste?

A unos días de que hicieran un evento en Megaplaza, agarré una caja de cartón y empecé a tallar una carita que se le conoce como UwU (un popular emoticón de una expresión de ternura). Forré la caja con papel blanco y me fui al evento. La gente me notó y podía ser yo misma teniendo la caja en la cabeza. Me gustó mucho esa sensación.

¿Te seguiste disfrazando?

Hice más cajitas con diferentes caritas y la gente empezó a decirme que era muy creativa. De la nada había creado un personaje que no existía en ninguna serie, lo había hecho yo y por eso está clasificado como cosplay.

Por eso te llaman la Chica UwU.

Sí y a mi grupo nos pusieron Las Cajitas Kawaii, así nos bautizaron las personas que asisten a eventos de cosplay.

¿Son más los chicos que se ponen tus cajitas?

Sí, es que yo hice varias. Busqué personas que tuvieran el mismo problema que yo, que fueran muy tímidas, a las que les gustara ir a los eventos, pero no pudieran divertirse tanto como realmente quisieran. Entonces, en los mismos eventos les hablé a personas que estuvieran solas y les daba una cajita. Así nos fuimos juntando y nos divertíamos bailando, actuando. Nuestros personajes son mudos, pero hacen muchos gestos con las manos.

Rubí Guerra da vida a la Palta Emocionada, que ha alcanzado fama en medio de esta pandemia. (Foto: Leandro Britto)
Rubí Guerra da vida a la Palta Emocionada, que ha alcanzado fama en medio de esta pandemia. (Foto: Leandro Britto)

¿Es cierto que tu papá siempre te ha incentivado a ti y a tu hermana para que emprendan nuevos retos?

Nosotros somos una familia de bajos recursos y por ahí siempre estamos buscando ganarnos el pan de cada día. Cuando yo tenía 7 años, mi papá empezó a vender varitas de luces para tener un ingreso más en la casa. Él trabaja en el Instituto Peruano de Energía Nuclear, pero no gana mucho. Por eso tuvo que meterse a la venta de varitas, que se usan en lugar de las antorchas con fuego para los pasacalles. Empezó a vender en el colegio donde yo estaba. Yo veía cómo mi papá trabajaba y le dije que lo quería ayudar. A los 8 años lo acompañaba, aprendí a sacar cuentas, a cobrar. Creo que nos viene de familia lo de negociantes y chambeadores.

La historia del disfraz de la palta es por el negocio de tu hermana, ¿verdad?

Sí, mi hermana Mishella terminó su carrera en la universidad y su enamorado vendía frutas. Ella había estudiado Administración. Entonces decidieron unir fuerzas. Empezaron a vender frutas, vegetales y otras cositas más en el Gran Mercado Mayorista de Lima. Hicieron su página, que se llama AsMarket, para hacer delivery. Ella participó este año de los mercados itinerantes y me llamó para que me ponga el traje porque ya me había visto en acción con mis cajitas UwU. Por eso sabía que podía con ese trabajo y yo le di vida a la paltita.

Mishela Guerra, su esposo y Rubí sacan adelante el negocio de venta de frutas en el Mercado de Santa Anita. (Foto: Alejandro Britto)
Mishela Guerra, su esposo y Rubí sacan adelante el negocio de venta de frutas en el Mercado de Santa Anita. (Foto: Alejandro Britto)

¿Te salió rápido esa voz que ahora es tan popular?

La primera vez no mucho. En mi primer día de trabajo en un mercado itinerante fue un canal de televisión a grabar, pero no me dieron bola. Mi hermana me había dado una frase que era: “Soy la paltita, la rica paltita, la cremosita”. Pero me pareció muy aburrido, la gente quiere algo más divertido, que les haga reír. En el segundo día de trabajo, que llegó otro canal, ya dije: “Cómpreme, lléveme a su casa, hágame ensalada, cómpreme, lléveme, ¡wuuuu!”. Lo hice muy animada y funcionó.

¿Y te ha gustado esta ola de popularidad que has recibido después de tu aparición en la televisión?

El primer día después del trabajo estaba cansada, pero al salir del mercado, los militares y las personas me empezaron a reconocer, me felicitaban. Cuando llegué a casa, vi mis redes y me encontré con bonitos comentarios sobre la paltita, había gente diciendo que era lo máximo, que quisieran ser como la paltita y comentarios muy positivos. Me emocioné mucho.

Rubí y sus padres viven en el Callao, la pandemia por el coronavirus no les quita la alegría. (Foto: Leandro Britto)
Rubí y sus padres viven en el Callao, la pandemia por el coronavirus no les quita la alegría. (Foto: Leandro Britto)

¿Qué planes tienes ahora?

Cuando termine la cuarentena, quiero estudiar. Estaba trabajando para ahorrar dinero para mis estudios y para ayudar en la casa. Antes quería estudiar animación digital, pero ahora he pensado en carreras como Ciencias de la Comunicación o Artes Escénicas. Antes las había descartado porque era más tímida, pero gracias a la confianza que he tenido por los buenos comentarios de la gente, la timidez se está yendo poco a poco. Espero que todo lo que está pasando por el coronavirus termine pronto, pero para eso todos tienen que respetar las normas de distanciamiento.

‘Palta emocionada’ gana beca de actuación gracias a Bruno Ascenzo

AUTOFICHA

- “Soy Rubí Guerra Huisa, nací el 10 de diciembre de 2002 en Lima, ahora vivo en el Callao. El video viral de la Paltita Emocionada sucedió en el Parque Zonal Cahuide, en mi segundo día de trabajo con el disfraz de la empresa de mi hermana Mishella Guerra”.

- “AsMarket es el negocio de venta de frutas donde trabajo. Pueden encontrarlo en Facebook e Instagram, hacemos entregas por delivery. Los que quieran pueden pedir que yo les entregue sus pedidos. Así me ayudan y nos podemos tomar una foto”.

- “En mis redes publiqué que mi gato estaba enfermo, un perro le mordió la patita. Pensaba que era una fractura, pero fue una infección. Le pusimos una inyección y cremas, ahora ya está mejor, hasta salta y araña. Se llama Dumbo, pero solo hace caso cuando lo llamo Micho”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Disney lanza mascarillas anti-coronavirus con sus personajes más emblemáticos