Carlos Vela es uno de los cofundadores de la editorial Pesopluma que está apostando por los e-book durante la pandemia. (Foto: Renzo Salazar)
Carlos Vela es uno de los cofundadores de la editorial Pesopluma que está apostando por los e-book durante la pandemia. (Foto: Renzo Salazar)

El poeta peruano , en uno de sus versos, se refiere a sí mismo como “ex campeón de peso welter”. En homenaje a este fragmento pugilístico, los socios Carlos Vela, Paloma Reaño y Teo Pinzás nombraron a su editorial Pesopluma. Lamentablemente, desde que empezó el estado de emergencia hace 53 días, muchas empresas del sector editorial han recibido en la quijada un derechazo del , pues las librerías donde se ofrecían sus títulos han cerrar sus puertas.

MIRA: Esto dijo el sujeto que dejó sus secreciones nasales en el Metro de Lima

La respuesta ha sido darle un mayor impulso a la digitalización. Uno de los más entusiastas con esta alternativa virtual es Carlos Vela. Por eso, desde que lanzaron su primera publicación, Crónica de San Gabriel, la primigenia novela del genio de la literatura , Pesopluma también ofreció una versión en e-book. Ahora, la editorial ha tenido la iniciativa de apoyar a las librerías independientes de Lima aportando el 35% del precio de los libros que están vendiendo por Internet. A pesar de los tiempos recios que nos ha tocado vivir, Vela ve el futuro con optimismo y confía en que la industria cultural, al igual que toda la sociedad, saldrá fortalecida del cuadrilátero donde todos enfrentamos al virus que amenaza nuestra vida.

Ver esta publicación en Instagram

Seguimos la temporada de #ebooks con “Crónica de San Gabriel" de nuestro querido Julio Ramón Ribeyro, obra que lo hizo merecedor del Premio Nacional de Novela de 1960 ➡ https://pesopluma.net/tienda/cronica-de-san-gabriel/ (link en la bio) 🚀 La obra narra la historia de Lucho, un adolescente capitalino obligado a viajar a la hacienda familiar en la sierra de Perú, donde vivirá el áspero descubrimiento de la injusticia, el racismo entre costeños y andinos, el surgimiento del primer amor y el hallazgo de la vocación artística. 📚 . 🎁 Bonus: edición incluye un prólogo de Marco García Falcón @magarfa #yomequedoencasaleyendo #ebooksPesopluma #tambienleoendigital #declaralaTVencuarentena #pesopluma #novela #Crisálida

Una publicación compartida de Pesopluma (@pesopluma_ed) el

¿Por qué decidieron apoyar como editorial a las librerías independientes?

La iniciativa nace de Pesopluma porque nos dimos cuenta de que la crisis sanitaria estaba afectando a toda la industria cultural. Vimos que las librerías independientes son las más vulnerables porque tienen gastos fijos por cubrir bastante elevados y no cuentan con la espalda para enfrentarlo. Pero, además del dinero que podamos aportar a estos negocios, queremos incluir en el debate y en el imaginario colectivo de los lectores y de toda la sociedad la importancia de las librerías independientes en el circuito cultural.

¿Cuántas de estas librerías hay en Lima?

Hay aproximadamente 25.

¿Por qué son importantes?

Lo que las diferencia de las cadenas es que suele haber una oferta de libros que va de acuerdo a diferentes temáticas y conceptos. Tienes, por ejemplo, librerías especializadas en literatura infantil, gastronomía, arte; hay quienes tienen unos libros coffee table muy bonitos; otras librerías con una oferta amplia en narrativa.

Teo Pinzás, Paloma Reaño y Carlos Vela (de izquierda a derecha) fundaron la editorial Pesopluma y han lanzado una campaña para impulsar la literatura durante la emergencia por el coronavirus.
Teo Pinzás, Paloma Reaño y Carlos Vela (de izquierda a derecha) fundaron la editorial Pesopluma y han lanzado una campaña para impulsar la literatura durante la emergencia por el coronavirus.

¿Qué se pude decir sobre la atención?

Puedes encontrar libreros con una atención que es prácticamente personalizada con cada cliente, que se preocupan por conocer tus gustos o, con base en lo que ellos leen, hacen recomendaciones para que los lectores se lleven la mejor experiencia al empezar una obra. Los libros no solo son considerados una mercancía de venta, sino que, en este circuito, son más valorados.

¿Han cobrado más relevancia los libros digitales en esta cuarentena?

Desde 2017, nosotros lanzamos nuestro primer e-book, que fue Crónica de San Gabriel. A partir de ese momento, fuimos digitalizando nuestro catálogo. La coyuntura del COVID-19 ha hecho que este proceso alcance su pico y pasamos a digitalizar gran parte de nuestras colecciones para que la gente pueda seguir leyendo.

¿Es una tendencia que continuará después del coronavirus?

En la medida en que los contenidos lo permitan, la idea es seguir publicando no solo en formato físico, sino, en paralelo, hacerlo de manera virtual. Acabamos de lanzar un libro de cuentos y la propuesta es si quieres leerlo ahorita, tienes el e-book y cuando las condiciones se den, te hacemos llegar el libro físico.

¿Cuál es la ventaja del e-book?

Es que podemos llegar a lectores de afuera. Gran parte de las ventas que hemos tenido estas semanas con los libros digitales vienen de Estados Unidos, Alemania, Australia. Para hacer llegar el libro en físico a esos mercados sería duplicarles casi el precio y la espera.

Luis Hernández Camarero es recordado por su amigo Nicolás Yerovi como “un gran amante de la vida” (Herman Schwarz).
Luis Hernández Camarero es recordado por su amigo Nicolás Yerovi como “un gran amante de la vida” (Herman Schwarz).

¿Y en Perú también funciona?

Si bien en términos generales el lector peruano no está muy habituado a leer en dispositivos electrónicos, hay otros mercados donde su consumo es mayor y no han sido del todo explorados. Hay que ver ese nicho de mercado que también suma.

Antes del COVID-19 ya se vivía una incertidumbre en el sector editorial.

Efectivamente. Se habla de poco hábito lector, pero por estadísticas que ahora mismo están desfasadas, como el estudio de índice de lectura, que es de 2004. Sin embargo, en el Perú sí hay un crecimiento en la Feria Internacional del Libro de Lima. Tanto la asistencia como las ventas aumentan todos los años y el número de publicaciones de las editoriales también crece todos los años.

¿Qué papel tienen las editoriales locales?

Apostamos por lo que denominamos bibliodiversidad. Está bien leer Harry Potter, pero hay otro tipo de propuestas muy valiosas en cada país que las editoriales independientes visibilizan y las aterrizan para que un lector las consuma. Existe una demanda de estos libros. Si no, las editoriales locales no se podrían mantener.

¿Cuán duro ha sido el golpe del coronavirus para el sector editorial?

El principal canal de ventas para las editoriales independientes son las ferias, pero hasta ahora se han cancelado ocho a nivel nacional. Eso ha hecho que nuestra estimación de ingresos se vea reducida y afecte directamente la cantidad de títulos que teníamos planeado publicar durante este año. En el caso de Pesopluma, por ejemplo, hacia abril teníamos previsto publicar tres títulos, pero hemos terminado publicando uno debido a las circunstancias. Hacia julio la idea era tener cinco títulos más, pero no lo vamos a hacer porque la economía está golpeada por todos lados. La demanda de libros se va a reducir, pero solo por una temporada.

Carlos Vela considera que la importancia de las editoriales independientes radica en la bibliodiversidad que aporta a la industria cultural. (Foto: Renzo Salazar)
Carlos Vela considera que la importancia de las editoriales independientes radica en la bibliodiversidad que aporta a la industria cultural. (Foto: Renzo Salazar)

AUTOFICHA

- “Soy Carlos Vela Santos, nací el 14 de setiembre de 1984 en Lima. Estudié Administración y mis socios, Paloma Reaño y Teo Pinzás, Literatura. Nos conocemos desde el colegio y tenemos en común nuestro amor por los libros. Formamos un equipo que combina lo comercial y literario”.

- “La campaña consiste en brindar al lector la posibilidad de apoyar a su librería favorita a través de la web . Sabemos que esta iniciativa no cubrirá las cuentas, pero confiamos en que al final habremos reunido recursos que contribuirán”.

- “La iniciativa empezó el 26 de abril. Esperamos contar con la complicidad de nuestra comunidad cultural y contribuir al sostenimiento del ecosistema del libro. Iniciamos la campaña con las librerías Babel, Book Vivant, Books & Co., Communitas, Escena Libre, Estruendo, Inestable, Lupas, Puna y El Virrey”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Avispa asesina: una plaga que tiene en alerta a Estados Unidos