Hace nueve años, la destacada arqueóloga Ruth Shady, encargada de las investigaciones de la cultura Caral (3000-1800 a.C.), la civilización más antigua del continente, ubicada en Barranca (Lima), aceptó la invitación del entonces alcalde de Végueta, José Li Nonato, para analizar unas construcciones que existían en su localidad. Es así que, con un pequeño equipo y pocos recursos, se descubre , un sitio arqueológico que data de 2800 a.C., cuyos nueve edificios muestran temas actuales que ya se trataban en el pasado: la interculturalidad, el problema del cambio climático y la igualdad de género.

Los descubrimientos en Vichama, de acuerdo a Shady y su equipo de arqueólogos, muestran que esta civilización agrícola y pesquera se caracterizaba por tener relaciones con otras culturas, como Caral, por medio del trueque, la colaboración y comercio.

El pasado nos habla

Asimismo, se halló que esta sociedad se enfrentó a problemas sobre el cambio climático al observarse, en el Edificio Principal, relieves con figuras de adultos y niños que habrían muerto por hambruna. Esta interpretación nace de la presencia de imágenes de hombres con el estómago vacío y esqueletos cerca de ellos.

Otro descubrimiento importante es que la mujer ocupaba un papel importante dentro de la sociedad al verse representada en esculturas como una importante sacerdotisa. Ello significaría la existencia de igualdad de género en esta sociedad.

El viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, Martín Luna, quien visitó Vichama por las celebraciones del noveno aniversario de las investigaciones en agosto pasado, declaró a Perú21 que este sitio arqueológico es una "fuente de enseñanza de ciudadanía, de fortalecimiento de identidad y de valores".

Estos descubrimientos, sin embargo, no fueron nada fáciles, debido a que existían casas construidas cerca del sitio arqueológico que dañaron estas milenarias edificaciones, según declaró la Dra. Shady a este medio. "Destruir un sitio arqueológico es como quemar un libro de historia que nadie más va a conocer" comenta la arqueóloga.

Pese a todo, la Dra. Shady es optimista y destaca que los descubrimientos en Vichama pueden contribuir a comprender la historia y servir de reflexión en el presente. Aprendamos entonces de las lecciones de nuestros antepasados.

La historia de Vichama fue registrada en el siglo XVII por fray Antonio de la Calancha, por intermedio del padre Luis Felipe Teruel, encargados de adoctrinar en la fe católica a a los pobladores de la costa norcentral.

El mito de Vichama

En esta narración se explica que durante una gran sequía, sobrevivió solo una mujer, quien dio a luz un hijo del dios Sol. Al enterarse de la existencia del niño, el dios Pachacamac, ciego de celos, lo asesinó y lo despedazó creando así los alimentos de origen vegetal.

La mujer clamó por su pérdida y el dios Sol le hizo engendrar un nuevo niño al que llamó Vichama, palabra que significa pescador según el lingüista Alfredo Torero.

Vichama creció rápidamente y decidió recorrer el mundo como su padre el Sol. Pachacamac, aprovechando la ausencia del joven, asesina a la mujer. Al regresar Vichama, encuentra el cadaver de su madre.

Al no poder vengarse porque Pachacamac escapó al sur, Vichama convirtió en piedras a los pobladores y al curaca de ellos, Anat, isla que hoy lleva ese nombre. Luego, Vichama, arrepentido por estos ataques contra personas que no tenían culpa de nada, resucita a su madre y con ayuda del Sol crea una nueva humanidad a partir de tres huevos de oro, plata y cobre.

*Texto tomado del sitio arqueológico Vichama.

Los hallazgos en Vichama tienen que verse en contexto con otros sitios arqueológicos en los que ha trabajado la Dra. Ruth Shady como Supe, Aspero y, sobre todo, Caral, pues Vichama está cambiando bastante la historia temprana de las culturas complejas. Antes se pensaba que estas zonas de Perú, en general, tenían una importancia grande en épocas tempranas. Pero la Dra. Shady ha demostrado que existe un núcleo de desarrollo muy temprano.

Vichama cambia la historia, por Peter Kaulicke (Arqueólogo)

Vichama tiene sus diferencias evidentes a otras civilizaciones en arquitectura y también en la cultura material, por lo tanto, guarda una especie de vínculo con la cerámica de Chavín. Antes se pensaba que Chavín era una de las civilizaciones más antiguas, pero con lo descubierto en Vichama ya no se puede sostener ello.

TAGS RELACIONADOS