notitle
notitle

En el año 2006, una escritora de enigmático nombre publicó un libro de cuentos de delicado y seguro trazo que llamó la atención de críticos y lectores. Había en esos textos un inusual tratamiento del lenguaje y lacerantes historias de mujeres que, dentro del cómodo mundo de la clase media, cultivaban heridas y temores que las conducían a situaciones límite tan sombrías como cotidianas.

El volumen era 'Crisis respiratoria' y su autora Susanne Noltenius (Lima, 1972). Casi una década más tarde, Noltenius regresa al ruedo con un nuevo libro, cuyo título se ha prestado de Robert Musil, 'Tres mujeres', y que constituye una indagación profunda y minuciosa de las inquietudes y temas que caracterizaron su primer acercamiento a la tarea literaria.

'Tres mujeres', más que un conjunto de relatos, es un libro orgánico basado en variaciones sobre un mismo argumento: la contemplación de la vida pública y secreta de un personaje femenino de la burguesía, quien mantiene una relación muerta, problemática o imposible con un hombre y reparte sus días entre el trabajo de oficina y la crianza de los hijos.

Estas variaciones se diferencian por el estado civil de las protagonistas –las tres partes han sido nombradas como Divorciada, Casada y Soltera– y por la manera en que estas enfrentan las circunstancias que les han tocado en suerte.

Las semejanzas en ciertos elementos de estas historias son muchas. Para mencionar las más relevantes, en todas ellas el hombre es un personaje negativo y egoísta. Tanto el padre inculto y engreído que quiere la custodia de sus hijos en Divorciada como el desconsiderado y autoritario marido de Casada como el joven de encantadora apariencia de Soltera las empujan a la desestabilización, la mediocridad o la aceptación de un régimen machista sin que se vislumbre una alternativa a esas veladas o abiertas imposiciones.

Es también coincidente que todas se sometan a tediosas jornadas laborales como ejecutivas y que ese ambiente sea para ellas, más que un refugio, una amplificación de sus traumas más enraizados.

Pero la semejanza más interesante entre tales relatos es que en la totalidad de estos se narre un conflicto entre las madres atribuladas y sus hijas adolescentes, quienes van descubriendo los dilemas y pulsiones de la adultez. Los enfrentamientos, aunque enmarcados en el contexto más rutinario y familiar, son simbólicas pugnas entre una visión femenina desencantada y resignada a una realidad agresiva y patriarcal frente a otra más fresca, más desafiante y con una natural seguridad ante el futuro.

'Tres mujeres' posee varias virtudes, pero también despierta algunas atingencias. Es necesario destacar el acabado formal de estos relatos, plenos de descripciones detalladas y de atmósferas muy bien construidas, pero en algunas ocasiones Noltenius pierde el control de sus recursos y cae en imágenes poco felices (la más ominosa, sin duda, es ese "moretón de palabras" en la sección Casada); es notable, también, el desarrollo psicológico de los personajes, aunque a veces la excesiva racionalidad de estos se traduzca en reflexiones y decisiones algo predecibles.

Con todo, el balance de 'Tres mujeres' es positivo y confirma las virtudes que Susanne Noltenius había demostrado en su primera publicación.

SOBRE EL AUTOR

Susanne Noltenius, Tres mujeres. Animal de Invierno, 2015. 143 pp.

  • Relación con la autora:* ninguna.
  • Puntuación: 3 de 5 estrellas.