notitle
notitle

NovelaEn este rubro los mejores libros del año son 'La distancia que nos separa' de Renato Cisneros y 'Nuevos juguetes de la guerra fría' de Juan Manuel Robles, logradas y cautivantes exploraciones de la memoria y sus espejismos, de las relaciones paternofiliales y sus conflictos y del peso de la ideología en nuestros destinos privados. Mención honrosa para la interesante 'KimoKawaii' de Enrique Planas. Hay que destacar también a 'La pasajera' de Alonso Cueto, 'Sucedió entre dos párpados' de Fernando Ampuero, 'Los Necrofuckers' de Richard Parra, 'Bajo la sombra' de Jack Martínez, 'Antonio vuelve a casa' de Iván Thays y 'Todos nacemos muertos' de Daniela Ramírez Ugolotti.

CuentoDe las colecciones de cuentos que he tenido la oportunidad de reseñar, me quedo con 'Todo termina esta noche' de Johann Page, así como con 'Siete paseos por la niebla' de Yeniva Fernández. 'En ambos casos', segundos libros que significan un enorme salto cualitativo en el trabajo de estos autores. Mención honrosa: 'Tres mujeres' de Susanne Noltenius. 'La yapa: Adormecer a los felices' del polémico Diego Trelles y 'El palacio de la felicidad' de Dante Trujillo, libro que, aun siendo irregular, tiene un par de cuentos sólidos y que delatan a un autor con armas como para sorprendernos en una futura entrega.

No ficciónUn año muy bueno en este apartado. Sobresalen el estremecedor 'Mitad monjes, mitad soldados' de Pedro Salinas (en colaboración con Paola Ugaz) y el excelente 'La rebelión de Túpac Amaru' de Charles Walker. Mención honrosa: 'Cartas escogidas de Martín Adán', hermoso epistolario muy bien editado por Andrés Piñeiro. Resultan valorables también 'El octavo ensayo' de Aldo Mariátegui, 'Puente aéreo' de Gustavo Faverón, 'Los rendidos' de José Carlos Agüero y 'La ciudad y los perros: biografía de una novela' de Carlos Aguirre.

PoesíaDeclaro esta categoría desierta. Un año muy insatisfactorio para la lírica local, que solo nos ha brindado libros menores y olvidables. Quizá pueda salvarse 'La máquina de matar fascistas', de Fernando Pomareda, poemario con algunos momentos intensos que anuncia una voz importante, aún no consolidada. También 'El fin de la poesía', de Víctor Ruiz Velazco, que no supera a su anterior 'Fantasmas esenciales', pero igual tiene cosas rescatables. Más bien, ha sido un buen año para las reediciones: Lustra ha tenido el acierto de publicar la obra completa de Jorge Eduardo Eielson y 'El huso de la palabra' de José Watanabe, mientras que Pesopluma publicó 'Symbol', quizá el libro más arriesgado e innovador de Roger Santiváñez.

Mejores libros extranjerosDe lo que cayó en mis manos, lo más resaltable es 'La isla de la infancia' de mi ídolo personal Karl Ove Knausgaard, 'Voces de Chernóbil' y 'La guerra tiene rostro de mujer' de la flamante Nobel Svetlana Alexievich, Para acabar con 'Eddy Bellegueule' de Edouard Louis y 'No ficción' de Alberto Fuguet.

LOS RAZZZIE AWARDS

Peor novela'El diluvio de Rosaura Albina' de Luis Fernando Cueto. Ficción farragosa, pretenciosa, inverosímil, carente de cualquier clase de conocimiento. Cueto intenta rescatar la voz popular de la costa norte y, a la vez, reelaborar ciertos aspectos del realismo mágico para terminar cayendo en el más burdo folclorismo.

Peor poemario'35mm.' de Lorenzo Helguero. Libro conformista, impersonal y autoindulgente, a años luz de los poemarios que el poeta publicó en los años 90 y que lo convirtieron en uno de los nombres más importantes de su generación.

Peor libro extranjero'Número cero', de Umberto Eco. Novela tediosa, errática, plena de un humor snob y exasperante, didáctica hasta el aburrimiento, es sin duda lo más deleznable que ha escrito este intelectual italiano, que aquí se revela totalmente fuera de forma y sumido en un pasmoso desconcierto.

Peor libro de no ficción'El Chorri: el último héroe del fútbol peruano' es un fracaso sin atenuantes para las aspiraciones del otrora conductor de la selección peruana de inmortalizar los más importantes momentos de su carrera y su biografía. Cuando quiere ser épico es ridículo y cuando pretende dar lecciones da lástima. Mención aparte para la deplorable edición del texto, lleno de errores e inexactitudes.

Peor libro de cuentos'Cualquiera daña a otro' de Rafo León. Un desvencijado conjunto de relatos superficiales y disforzados, cuando no expresivamente nulos. Un revés en la carrera de un autor que ha demostrado ser un cronista más que solvente.