El choclo, alimento milenario

El ingrediente que constituyó la base de antiguas culturas, como azteca, inca o maya, comenzó a cultivarse hace casi 7,000 años a.C. en América. Actualmente, el Perú posee la mayor cantidad de variedades de choclo, alrededor de 50. 

Choclo, alimento milenario

El Perú cuenta con más de 50 variedades de choclo. (Difusión)

El Perú cuenta con más de 50 variedades de choclo. (Difusión)

Difusión

Pierina Denegri

Blanco, rojo, morado, amarillo, chuspis, wayra y capulí. Estos son los nombres de algunas de las aproximadamente 50 variedades de choclo (maíz) que podemos encontrar en los campos de cultivo, mercados y mesas del Perú.

Se creía que el choclo era originario de México, ya que fue hallado en la zona de Guilá Naquitz (Oaxaca), que databa de 6,300 a.C. Pero gracias a una investigación de la Universidad Nacional Agraria La Molina, se encontraron granos, corontas, pancas y hojas en Paredones y Huaca Prieta (La Libertad) que correspondían a 6,700 a.C. Esto indicaría que nuestro choclo es más antiguo. Y que por lo tierno y grande de su grano, es considerado la variedad más exquisita.

Otro de los hallazgos en la investigación, dirigida por el profesor Alexander Grobman, es que el maíz encontrado en nuestro país proviene de tres tipos silvestres locales, mientras que el maíz de México proviene de un precursor llamado teosinte.

ALIMENTO RITUAL
En el antiguo Perú, el choclo era utilizado no solo como alimento, sino como ingrediente principal de la chicha, la bebida ritual de los Andes. Además, su siembra marcó la pauta del inicio del ciclo agrícola.

Entre los potajes que se preparaban en el incanato están los chupis o sopas densas; las humitas o pan de los incas; las apis o sopas de crema; y los rokros o guisos. Durante la colonización, el maíz fue un producto que pudo prevalecer, incluso en las esferas más altas.

El cronista Cieza de León describe el jardín del Korikancha (Cusco) como “artificiosamente sembrado de maizales, los cuales eran de oro, así también las cañas como las hojas y mazorcas; y estaban tan bien plantados que aunque hiciesen recios vientos no se arrancaban”.

Disfrutemos de lo que nuestra tierra nos da. En forma de un tamal, un pepián, un pastel o en la simplicidad de un choclo sancochado acompañado con queso.

Choclo

Choclo

Choclo

Tags Relacionados:

Choclo

Maíz peruano

Leer comentarios ( )

Ir a portada