Checho Ibarra y Claudio Pizarro: Historias unidas por el gol

Los futbolistas comparten cosas en común: son cazadores del gol. Dos libros hurgan en sus vidas, desempolvando el camino que los ha convertido en leyendas en tierras distintas.

Checho Ibarra y Claudio Pizarro

(Dibujo por Mechaín)

(Dibujo por Mechaín)

Perú21

Pablo Vilcachagua
Pablo Vilcachagua

Es el verano de 1987. Sergio Ibarra está convencido de que será uno de los elegidos. En La Candela –el predio de juveniles de Boca Juniors– unos dos mil niños piensan lo mismo. Se visten de azul y oro y saltan al campo. Sergio, que ha viajado desde Río Cuarto a Buenos Aires para participar en la prueba, tiene como único objetivo ingresar a las divisiones menores de su amado club. En la capital argentina había repartido sus días entre las casas de sus tíos Roberto Ibarra y el ‘Gordo’ Acosta. Ellos conocían de su talento y confiaban en que lograría su cometido.

Durante la prueba, Sergio, el pibe de melena larga, hizo de delantero. Logró buenos regates, pero no pudo anotar. Tras media hora de juego, la sentencia fue definitiva.

Quedó fuera.

“Estaba desilusionado, era su sueño jugar en Boca”, contó un primo suyo.

Sergio nunca llegaría a jugar en primera en Argentina. Su destino estaría en Perú.

El periodista Kike La Hoz (Lima, 1983) escarba en los episodios que llevaron a un joven de Río Cuarto, un pueblo argentino con poco más de 150 mil habitantes, a dar el salto y llegar al Perú. El jugador, el máximo goleador de la liga peruana, encuentra en El Checho Ibarra: Prehistoria de un jugador, quizás, su máximo elogio. Una biografía exacta que recorre el camino de esta figura que, tras 27 años en el Perú, sigue sin perder su acento cordobés.

El Checho Ibarra

El Checho Ibarra, por Kike La Hoz (Planeta, 2019). (Difusión)

El Checho Ibarra , por Kike La Hoz (Planeta, 2019). (Difusión)

Difusión

Dato:
​- Sergio Ibarra logró marcar 277 goles en Perú. El delantero llegó en 1992 para vestir la camiseta de Ciclista Lima. Su último club fue el Sport Huancayo en 2012.

Claudio Pizarro es lo más parecido a un dios en Bremen, una ciudad de medio millón de habitantes al noroeste de Alemania. Argumentos no le faltan: es el goleador histórico del club y es el segundo máximo anotador extranjero de la Bundesliga. Pero vayamos al 31 de agosto de 2018. Es el primer partido de la temporada para el Werder Bremen y el marcador sigue a cero frente al Hannover 96. La llegada del peruano había alborotado a toda la prensa de la ciudad semanas antes. En realidad lo había hecho con todo el país y, si nos sinceramos más, también en el Perú. Dicen que no hay primera sin segunda, pero en el caso de Claudio es la quinta vez que retorna al equipo lagarto. Esta vez con 39 años.

Desde que se inició el encuentro, la hinchada no ha hecho más que pedir su ingreso y a los 67 minutos el técnico accede. El Weserstadion se pone de pie, aplaude a más no poder a su eterno hijo pródigo. “Pizarro..., oh, oh, oh”, se escucha. La hinchada visitante también muestra respeto. No hay duda: Pizarro ha vuelto.

En 1955, Reimar Paul nació en Rotemburgo, cerca de Bremen, ciudad que medio siglo después se convertiría en la casa de Claudio Pizarro. Hincha acérrimo del equipo verde, Paul ha dedicado sus últimos años a descifrar cómo el ‘Bombardero’ está vigente en una de las cinco ligas más importantes del planeta. En el camino, se ha encontrado con notables amigos, compañeros y enemigos del peruano, que uno a uno han ido tallando su leyenda.

Claudio Pizarro

(Difusión)

Pizarro , por el periodista alemán Reimar Paul. (Planeta, 2019). (Difusión)

Difusión

Dato:
- Claudio Pizarro lleva 196 goles en la Bundesliga y estará una temporada más en el Werder Bremen. El próximo 3 de octubre cumplirá 41 años.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada