La obra de Carrie Fisher se quedará con nosotros, siempre (Efe).
La obra de Carrie Fisher se quedará con nosotros, siempre (Efe).

Una de las primeras escenas de La Guerra de las Galaxias (1977) muestran a dos personajes enteramente opuestos. Uno viste enteramente de negro y se muestra poderoso ante los soldados que protegen la nave consular de Alderaan. Todos le temen en esa nave espacial (incluso aquellos que vimos de niños esa gran escena inicial). Todos excepto Carrie Fisher, quien a diferencia de Vader, viste enteramente de blanco y sin miedo alguno afronta a su captor.

Fue así que Carrie Fisher se quedó por siempre en nuestra memoria. Por su talento, su presencia, su belleza, su gran humor y por sus varios aportes al cine. Hoy varios fanáticos de La guerra de las galaxias, incluido este redactor, lamentan la partida de esta icónica actriz, quien deja un vacío pero, así como en la Fuerza, se convirtió en algo más poderoso: una leyenda.

De princesa a general, hoy una leyenda

Fátima Toche, abogada y columnista de la sección Mujer21 de este diario, destaca el hito que representa Carrie Fisher en el cine con el personaje de Leia Organa en La Guerra de las Galaxias. "Tenía cinismo, una característica que definitivamente las mujeres coprotagonistas o protagonistas no tenían. Además de tomar la iniciativa en todo", opina esta fan de la saga.

Tras ella, el cine de ciencia ficción se enriqueció mucho con personajes femeninos más fuertes, independientes. Que no requerían ser las rescatadas. Ejemplo de ellas son Ellen Ripley de Aliens (1979) y cómo no, Imperator Furiosa de Mad Max: Fury Road (2015).

"Siendo una película de décadas atrás, el empoderamiento que tiene Leia es sin precedentes. Me parece muy bien cómo en The Force Awakens (2015) eso ya evoluciona y su sol de princesa, que la hacía potencialmente vulnerable cambia a tener un rango militar, de general, consolidándole ese aspecto particular, digamos, estratégico militar que ya se le veía en la primer trilogía", afirma Toche.

Una opinión similar la tiene Paco Bardales, escritor, periodista y director de cine, quien considera a Carrie Fisher como uno de los cinco principales personajes de La Guerra de las Galaxias, junto con Han Solo, Chewbacca y Darth Vader porque es un "personaje femenino fuerte, con el que se identificaron millones de personas en el cine y la vida real".

Bardales señala que cuando se estrenó el filme en 1977, no existían heroínas de acción al nivel de la princesa Leia: "Era un personaje bastante independiente, atípico en el cine en general y aún más en el cine de acción de esa década".

Fuera de Star Wars

El crítico de cine, Claudio Cordero, comenta que si bien Fisher será recordada por su personaje de Leia en Star Wars, a la actriz no le hubiera gustado ser recordada por ese papel: "Su carrera como intérprete no fue muy estelar pero sí llegó a trabajar en algunas películas importantes en papeles secundarios como Cuando Harry conoció a Sally (1989) de Rob Reiner y Hannah y sus hermanas (1986)" de Woody Allen, declaró el crítico.

Cordero comenta que Carrie Fisher será recordada también por ser una personalidad de la industria de Hollywood. "Fue la hija de dos celebridades muy mediáticas de la época: Debbie Reynolds y Andy Fisher. Entonces se crió en todo ese mundo del espectáculo".

Cordero agrega que para algunos será recordada también como musa del músico Paul Simon, quien fue su pareja por varios años.

La destacada guionista

Claudio Cordero considera además que Carrie Fisher hubiera querido ser recordada como "una mujer de talento, como escritora, una artista porque ella era eso. Desarrolló una interesante faceta como escritora, como autora de varios libros y guionista también".

Cordero hace referencia a la película Postcards from the edge (1990) de Mike Nichols, filme protagonizado por Meryl Streep y Shirley McLaine y que está basado en una novela autobiográfica escrita por Fisher. Ella misma fue la encargada de adaptar el guión del filme.

"Es su vida, pese a que cambio los nombres: una actriz de Hollywood que está desorientada en la vida, en crisis permanente, que se aferra totalmente a sus adicciones, al alcohol", señala Cordero.

Bardales destaca la personalidad "fuerte e intensa" de Fisher, muy parecida a Leia. Y recuerda que durante mucho tiempo trató de salir más allá de ese personaje, pero "como todas las leyendas, probablemente pervivió bajo esa sombra".

Fátima Toche resalta también que Fisher deja más que el personaje de Leia: "No hay que dejar de lado que se dedicó las últimas dos décadas a la edición de guiones para cine y TV. Ha sido una de las más requeridas para ello".

En efecto, fue el propio creador de Star Wars, George Lucas, quien contrató a Fisher para revisar los guiones de las tres precuelas de la Guerra de las Galaxias.

"Para la industria es una pérdida, para los fans, se nos rompe el corazón. Su personaje es muy emblemático no solo de Star Wars sino para la figura femenina para el cine", afirma.

"Carrie Fisher, más allá de la princesa Leia, sus amores con actores y músicos, más allá de la crónica negra de Hollywood por sus adicciones, debería ser tomada en cuenta como una de las mujeres más preparadas, más talentosa, más inteligente de toda la industria de Hollywood", declara Cordero.

Toche cree – con mucha razón – que el cariño de los fanáticos de Star Wars crecerá: "Se va a consolidar mucho más como la figura femenina del universo Star Wars".

Bardales opina que Star Wars le debe mucho a Carrie Fisher como personaje y que será homenajeada como se debe en los próximos filmes.

Carrie Fisher – la actriz, la guionista, la mujer – ,deja tristes a todos con su partida. Pero a la vez nos hace recordar que no se necesita ser una princesa, ni menos una estrella, para brillar como ello lo hizo.