notitle
notitle

Hasta el 8 de febrero se puede visitar, en el Museo Pedro de Osma de Barranco, la exposición Tiempo transversal del artista limeño Gus Gracey, quien expone en el Perú luego de un prolongado autoexilio en Europa.

"Gracey pinta con hambre de vida y con inteligencia de las formas. […], el brío y bravura de sus realizaciones nos afecta porque deja traslucir una nítida capacidad de pensamiento pictórico en caliente", apunta Jorge Villacorta, curador de esta exposición.

El carácter expresionista, o neoexpresionista, de Gracey convierte su obra en una incontinencia vigorosa y espontánea de color. Un clímax coronado, donde la frontera entre lo figurativo y lo abstracto queda en tensión. Aquí, esquemáticas figuras humanas compiten en un plano de líneas fluidas.

Se trata de una exposición tan enérgica, como sincera. Además, este proyecto demuestra la importancia de la Sala de Exposiciones Temporales de este museo, cuya actual dirección, a cargo de Pedro Pablo Alayza, viene convirtiéndola en un espacio medular para la ciudad.

TAGS RELACIONADOS