Jorge Eduardo Eielson en el MALI.
Jorge Eduardo Eielson en el MALI.

David Flores-Hora
Crítico de arte

Este 2017 acaba con una exposición de antología: 'Eielson', en el MALI. Un proyecto modélico que pone en evidencia la obra de uno de los artista más importantes en el siglo XX, y cuyo tránsito abordó desde la reflexión por lo precolombino hasta el arte no objetual.

Las partidas y ausencias fueron un común denominador en el Perú: Fernando La Rosa (1943- 2017), fundador de Secuencia Foto Galería; Elda di Malio (1946-2017) incansable pintora; Johanna Hamann (1954-2017), una de las escultoras más importantes del país; y Fernando de Szyszlo (1925-2017), iniciador de la pintura moderna, demuestran que estamos acostumbrándonos a construir epitafios en lugar de discursos.

A nivel de dinámicas de crear memoria, la exposición 'Proyecto Archivo' de la Sala Luis Miró Quesada Garland puso en blanco y negro la historia de este centro de arte contemporáneo. Reflexión similar se puede atribuir a los “Lunes de la crítica”, que se organizan en el Museo de Arte de San Marcos y que generan –literalmente– un espacio de encuentro.

Las exposiciones 'Ocaso' de Nicolás Lamas en Galería Lucía de la Puente; 'Ombes deirt vaarr' de Fernando Prieto en la Alianza Francesa; 'Jedeque, el retorno del cordero' de Miguel Cordero en el C.C. Ricardo Palma; y 'Desborde subterráneo: Una contracultura juvenil en tiempos violentos (Lima 1983-1992)' en el MAC fueron muestras memorables que marcan el año que termina.

Si pensamos en Latinoamérica, y nuestra deuda con la historia del arte, es la exposición 'Orozco, Rivera y Siqueiros. Modernidad en México, 1910-1966' en el MALI un punto de referencia en 2017.

Se cierran algunas galerías y aparecen otras. Sin embargo, la mayor deuda es generar una escena sólida de las artes visuales.