Aldo Miyashiro dirige la obra virtual Nuestras mujeres.
Aldo Miyashiro dirige la obra virtual Nuestras mujeres.

Primero fue la pelota. Para que lo dejen salir a jugar con los amigos, tenía que portarse bien toda la semana. En las calles de Magdalena lo esperaban el arco con dos piedras, el gol rodado, el pase a la pared y el dribleo de carros. Pero no fue y después vino lo demás.

Versos falsos del poeta es tal vez la primera obra de teatro que escribió. Pero no hay registro de ella, se perdió. La puso en escena en la sala de su casa y la actuaron los compañeros de estudios. La entrada costaba 5 soles y, después de la función, había fiesta. “En la escritura nadie te salva, estás solo ante el mundo. Es una pelea contra ti mismo”, me dice , actor, escritor, director de teatro, conductor de televisión, hincha de la ‘U’ y más. Por estos días dirige la obra Nuestras mujeres, de Eric Assous. Está en las plataformas virtuales Movistar Play y Joinnus. Lo recaudado sirve como fondo para las acciones sociales que emprende.

La ayuda social de Miyashiro la canaliza a través de , programa de América TV. Eligió hacer campañas solidarias durante la pandemia y todos le advertían que se iba a contagiar. Visitó lugares sin agua, donde lo esperaban hasta 800 personas, entregaba miles de canastas. No le pasó nada. Pero en 2021 tomó unas vacaciones y toda la familia, esposa, hijos y él, se contagió. “No me asusta mi muerte, pero sí me asusta la muerte de alguien que quiero”, me dice y baja la voz.

MIRA: Andrés Vargas Pinedo, músico: “Soy el primero que sacó la música folclórica de la selva en un disco”

-Nuestras mujeres se plantea un dilema ético, decidir entre el bien y el mal. ¿Cómo podemos tomar la mejor decisión?

Todo está muy difícil. La pandemia nos ha puesto ante toma de decisiones. Por ejemplo, en Perú nos hemos saltado la fila de las vacunas. Y la obra es un paralelo: ¿qué hacer ante una situación gravísima?, ¿qué harías si un amigo, tu hermano, tu padre o tu hijo se pasa la luz roja y atropella a alguien?, ¿cuál es la decisión ética? En el país estamos en esa encrucijada día a día.

-Si te hubieran ofrecido la vacuna, ¿habrías aceptado?

No me la han ofrecido y si lo hubieran hecho, no habría aceptado. Y no porque me crea superior, sino porque me hubiera costado muchísimo después explicar por qué lo hice, tanto mediáticamente como hacia adentro, en mi casa. Claro, si me dices que podría dudar si alguien me propone la vacuna para mi mamá, me iba a pasar la noche mirando el techo pensando si es que acepto o no. Pero al final, decidí hacer la de todos: he llenado ese formulario imposible y estoy esperando que me llamen para llevar a mi mamita. Este es un momento del sálvese quien pueda, todo el mundo está pensando mucho en lo individual más que en el colectivo.

-¿Y quiénes se salvan?

Lo que nos deja el escándalo de las vacunas es que ni siquiera a quien le debe interesar el otro, como es el político, le interesan los demás.

-En unas horas estarás en un panel que presenta el libro ¿Quién quiere ser presidente? ¿Alguna vez quisiste ser presidente?

(Risas). No. Con todo esto del tema social que hemos tenido en 2020 y 2021 en el programa de televisión, hizo que me llamaran para hacer política el año pasado.

-¿Quiénes te llamaron?

Me llamaron cuatro partidos, todos de diferente ideología y postura. Quería escuchar las propuestas, a pesar de que sabía que no iba a aceptar, por dos razones: la primera porque todo lo que se hizo (en campañas de ayuda) podría parecer un hecho para buscar participación política y no quisiera que la gente se sienta decepcionada; y dos, porque no puedes postular si no crees en toda la estructura y todas las cabezas. Si en algún momento pasa algo, que no creo, tendría que ir con alguien en quien crea.

-Tendrías que fundar tu partido.

(Risas). Sí tengo la esperanza de votar con mucha alegría y emoción por alguien en algún momento de mi vida. Sé que llegará. No lo he hecho nunca.

MIRA: Los Prisioneros: Estas son las primeras imágenes del rodaje de la nueva serie

-¿Y este 11 de abril votarás con alegría, rabia, decepción o desinterés?

Sí tengo la emoción de ir a votar, pero en esta elección es todo tan incierto, todo tan decepcionante, triste. Me duele muchísimo cómo está el país porque siento que hay mucha indolencia.

-¿Qué harías si fueras presidente?

No sé qué haría, pero sí creo que la salud y la educación no pueden ser para unos pocos. No puede ser que solo algunos peruanos vivan bien.

-Eres un hombre de teatro y el Ministerio de Cultura ha estado en el ojo de la tormenta. ¿Qué propondrías para el sector cultural?

Creo que necesita una reforma clara. El artista está absolutamente abandonado, no ha recibido ningún tipo de incentivo. O si lo recibe, se le insulta. El que se dedica a la cultura o al arte pasa a ser un vago, despreciado por muchos. He visto morir a señores como Guillermo Campos; en el programa hemos peleado durante tres años para que le den una pensión de gracia, pero para que la disfrute un año y medio, antes de morir.

-¿Cómo elegir a un buen político?

Nos falta alguien que no se dedique a pelear sino que se dedique a unir posturas aparentemente irreconciliables. Buscar equilibrios para encontrar lo mejor para el país. Hay discusiones interminables porque nadie cede ni medio centímetro. Tiene que entrar alguien que pueda manejar el diálogo y los consensos. Alguien que atraiga inversión, pero que a la vez defienda los derechos de los peruanos.

-Al parecer, aún no ha llegado ese candidato.

Hasta ahora lo que veo son candidatos que hacen lo que su cabeza o partido dice y nada es negociable. En pandemia debería haber una tregua política, una especie de acuerdo nacional: no nos matemos unos meses.

-Pero ha sido cuando, tal vez, más desencuentros ha habido.

Y no solo corresponde a los políticos, sino también a los ciudadanos. Vivimos en nuestra burbuja de Twitter, donde solo leemos y creemos lo que dice nuestra gente, y despreciamos e insultamos a los demás. Estamos divorciados, divididos.

MIRA: Ruth Canahuire, la ingeniera mecatrónica que desarrolla un sistema robótico para cirugías

-En el programa de TV has hecho bastante ayuda social. Pero los mal pensados dirían que es por rating.

Para los mal pensados, la acción social no da rating. Apenas pones un caso social, el rating baja. O sea, no conviene hacer acción social. Y si no lo publico y si no voy, no conseguimos la ayuda. Un pata me dijo: “¿Por qué no hacen eso sin cámaras?”. Yo le dije: lo hago, pero tú me das 2,500 canastas cada una valorizada en 150 soles, dos camiones de cinco toneladas, toneladas de fruta, 4 mil mascarillas. Nosotros hacemos la convocatoria, las empresas llaman y necesitan salir en el programa, es como su retorno a la ayuda social; y vale decir que nos han ayudado con cantidades muy importantes. Así hemos podido ayudar a más de 35 mil familias. Y, además, gracias al equipo que tengo hemos podido ayudar en la misma cantidad de horas, tiempo y cuestión económica sin cámaras, y fue tan importante como lo que se hizo frente a cámaras. También pasaba que alguien que se ofrecía a ayudar decía: “Yo puedo dar tantas canastas, ¿pero irá Aldo a la nota?”. A la 1 de la mañana acababa y a las 6:30 salía para realizar la ayuda. Iba para que las empresas nos den. Por ahí no van mis problemas de vanidad. Lo que quiero es que se consiga la ayuda como sea.

-Además del COVID, ¿contra qué debemos vacunarnos?

Contra la indiferencia. A mis hijos les digo que somos afortunados, tienen todo y que hay que mirar al costado. Y hay que pensar que el país es nuestra casa y la cuadra en que vivimos. Ojalá algún día lo entendamos y dejemos de pelearnos.

AUTOFICHA:

- “Soy Aldo Marcos Miyashiro. Tengo 45 años. Estudié en el Champagnat de Miraflores. Entré a la Católica y estuve dos años, pasé a la Bausate y estuve dos años, pasé a la Escuela de Arte Dramático y estuve dos años, y así me la pasé (risas)”.

- “Creo que lo único que he terminado en mi vida es el taller de Roberto Ángeles. Lo demás lo dejé un poco a medias. Pero hoy siento que me sirve. Series hice pocas: Misterio, Lobos de mar, La Gran Sangre 1, 2, 3 y 4. De ahí hice Chico de mi barrio y Señores papis como actor”.

- “En cine, me han comenzado a llamar desde hace muy poco. En teatro debo haber escrito nueve obras. Estoy escribiendo una obra con Marisol Palacios para la Católica. Estoy convocado para actuar en una obra que se estrena en noviembre. Escribo el guion de una película y estoy escribiendo una telenovela con comedia”.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Se estrenó Justice League: Snyder Cut
Se estrenó Justice League: Snyder Cut

TE PUEDE INTERESAR