El director ejecutivo de la farmacéutica AstraZeneca, Pascal Soriot, informó que la persona por la que se pusieron en pausa los ensayos de la potencial vacuna contra el (COVID-19) es una mujer en el Reino Unido que presentó con síntomas neurológicos graves y aventuró que podría ser dada de alta en las próximas horas.

MIRA Perú y los países que superaron los 30 mil muertos por COVID-19 | FOTOS

Según “”, el medio que reveló en la víspera la suspensión de los ensayos, Soriot dijo en una conferencia privada con inversionistas que la voluntaria experimentó síntomas neurológicos consistentes con un trastorno inflamatorio espinal raro pero grave" denominado “mielitis transversa”.

Previamente, el diario también había indicado -citando una fuente familiarizada con la situación de AstraZeneca-, que el participante que presentó la reacción adversa se habría inscrito en un ensayo de la fase 2/3 y que habría recibido un diagnóstico de mielitis transversa.

Los exámenes hechos a la mujer todavía no han sido confirmados, pero está en proceso de evolución y probablemente será dada de alta del centro médico este miércoles.

El comité encargado de verificar y hacerle seguimiento a los datos y componentes de seguridad de los ensayos clínicos de la posible vacuna, que es desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, confirmó que se le inyectó la dosis contra el COVID-19 y no un placebo, aseguró Soriot.

El director ejecutivo indicó que los ensayos también se detuvieron en julio, después de que un voluntario presentó síntomas neurológicos. Tras hacerle los exámenes correspondientes, se le diagnosticó “esclerosis múltiple”. Los expertos consideraron que esto no estaba relacionado al tratamiento con la potencial vacuna.

Las declaraciones de Soriot fueron dadas en una conferencia fijada por el banco de inversión JP Morgan compartidas con “Stat News”. Sin embargo, ningún portavoz de AstraZeneca respondió a las interrogantes del medio.

Por otro lado, un inversionista sostuvo que las palabras de Soriot tenían como objetivo principal tranquilizar a estas importantes personas con el mensaje de que la compañía se estaba tomando en serio la seguridad de la potencial vacuna y revertir cualquier impacto al precio de las acciones.

"Una vacuna que nadie quiere tomar no es muy útil”, profundizó Soriot.

“Stat News” dijo que hasta el momento no habían mayores detalles públicos de AstraZeneca en las pausas que se han realizado en los ensayos clínicos. Por ejemplo, el medio afirma que la compañía no ha confirmado públicamente que esta sea la segunda vez que se detengan los ensayos para investigar posibles efectos.

Las pruebas clínicas de una de las vacunas más avanzadas, desarrollada por la universidad británica de Oxford y el grupo farmacéutico anglo-sueco AstraZeneca, fueron suspendidas para analizar un posible efecto secundario grave en un participante.

La respuesta de la farmacéutica

La farmacéutica AstraZeneca indicó que el diagnóstico de la participante, que se encuentra hospitalizada en Reino Unido, no estaba confirmado.

“No habrá uno [diagnóstico] hasta que se realicen más pruebas”, sostuvo un portavoz al medio “Stat News”. “Esas pruebas se entregarán a un comité de seguridad independiente que revisará el evento y establecerá un diagnóstico final”.

Por otro lado, el portavoz de AstraZeneca también confirmó las versiones sobre una “breve pausa” de los ensayos en el mes de julio.

VIDEO RECOMENDADO

Pesadillas y contagios acosan al personal sanitario en Argentina
Pesadillas y contagios acosan al personal sanitario en Argentina

TE PUEDE INTERESAR