La cápsula Dragon de la compañía llegó a la (EEI) de forma satisfactoria, llevando como carga arándanos, helado, ratones y el primer robot con inteligencia artificial que se pone en órbita.

Los astronautas residentes en la EEI lograron anclar la cápsula con éxito usando el brazo robótico o 'Canadarm 2', de fabricación canadiense, para luego realizar el delicado procedimiento de acoplarla al laboratorio orbital.

La cápsula Dragon llegó a la EEI tres días después de partir desde Cabo Cañaveral, en Florida, y fue el astronauta Ricky Arnold, el responsable de anclarla usando el brazo mecánico largo cuando esta se desplazaba a gran altura sobre Canadá, informa AP.

El cargamento de cerca de tres toneladas incluye al robot con inteligencia artificial Cimon, que tiene forma esférica y un tamaño poco mayor al de una pelota de básquetbol. Este robot, fabricado por la Agencia Espacial de Alemania, tiene como objetivo ayudar al astronauta alemán Alexander Gerst en sus experimentos científicos.

El cerebro de Cimon estará constantemente actualizado por IBM por lo que su inteligencia, y su rol, seguirán creciendo.

"Estamos emocionados por las próximas semanas, con la descarga de suministros científicos y el inicio de grandes experimentos”, le dijo Arnold al Control de Misión en Florida poco después de atrapar la cápsula.

ABASTECIMIENTO

La cápsula transportó algunos suministros que la EEI necesita para continuar con su trabajo científico. Entre los envíos figuran ratones genéticamente idénticos para un estudio sobre bacterias intestinales.

Además, se transportó café con mucha cafeína para acompañar los arándanos y el helado que los astronautas acostumbran comer en el espacio.

DATOS

- La cápsula Dragon es reciclada, y ya había visitado la Estación Espacial en otra oportunidad. 

- Aparte de Alexander Gerst, el laboratorio espacial es hogar de tres estadounidenses y dos rusos.