Existe una frase muy extendida y popular que dice que los gatos tienen siete vidas y aunque suene a creencia popular, su origen podría estar ligado en gran parte a una serie de particularidades anatómicas que estos felinos han desarrollado a lo largo de su evolución y que siguen asombrando a los científicos.

MIRA: Así luce hoy el agujero artificial más profundo del mundo: Cuando el hombre intentó llegar al manto terrestre

Todos los amantes de los gatos saben que estos son animales asombrosos, con una capacidad de supervivencia y una serie de habilidades que rondan los ‘superpoderes’.

Sobre esta lista de habilidades, un grupo de científicos australianos se interesó en estudiar y comprender una de ellas, la razón de su gran resistencia a las mordeduras de serpientes.

Australia es uno de los países con la mayor cantidad de reportes de serpientes venenosas, por lo que no es inusual que las mascotas de los australianos puedan o hayan sufrido alguna experiencia traumática con estos animales potencialmente mortales.

Sin embargo, a los doctores Bryan Fry y Christina Zdenek, de la Universidad de Queensland, les llamó la atención que los gatos sobrevivieran más que los perros a las picaduras de serpientes, por lo que investigaron las razones y estas parecen encontrarse en la sangre de los felinos.

SANGRE FELINA

Según el estudio publicado en , se hizo la comparación de la sangre de nuestras dos mascotas favoritas para observar cómo reaccionan a 11 distintos venenos de serpiente y obtuvieron resultado interesantes.

Contrario a lo que muchos puedan pensar, de que si se necesita más veneno para matar animales más grandes, entonces los gatos estarían en desventaja frente a los perros, pero la realidad es distinta.

MIRA: Las emisiones de CO2 de Londres se redujeron en casi un 60% debido a la paralización por el coronavirus

Resulta que la sangre de los gatos tiene un tiempo de coagulación más lento, lo que explicaría que solo el 31% de los perros sobrevivan en Australia a las picaduras de serpientes frente al 66% de los gatos.

Los venenos de las serpientes matan porque hacen que la sangre se coagule y que la sangre de los perros se cuagule más rápido que la de los gatos los coloca en una posición más vulnerable ante casos de picaduras.

Incluso, el tiempo de coagulación de la sangre humana se encuentra más cerca a la de los gatos que a la de los perros, lo que nos da cierta ventaja frente a nuestro canes.

“Los venenos de algunas serpientes usan todas las moléculas que causan la coagulación por lo que no queda nada para detener el sangrado”, explican los investigadores en .

"Todos los venenos actuaron más rápido en el plasma del perro que el gato o el humano", dijo Zdenek.

“El tiempo de coagulación espontánea de la sangre, incluso sin veneno, fue dramáticamente más rápido en perros que en gatos”. Por otra parte, la coagulación de la sangre de los humanos se encuentra entre los dos, “pero más cerca del final del gato”, cuenta Fry.

MIRA: Impresionante: la Antártida se tiñe de un inusual verde debido al cambio climático [FOTOS y VIDEOS]

Esta es una razón importante que se suma también al comportamiento entre ambos animales, principalmente al explorar. Se sabe que los gatos son más cautelosos y a menudo usan sus patas para golpear algo que les llama la atención, mientras que los perros se fían de su olfato desarrollado, una zona de su anatomía con alta “vascularización” y por lo tanto, más vulnerable.

VIDEO RELACIONADO

Youtube Viral: Los asombroso reflejos de un gato como arquero

TE PUEDE INTERESAR