(Foto: Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images)
(Foto: Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images)

Un equipo internacional de ha reprogramado el corazón de ratones que sufrieron infartos convirtiendo cardíacas ya desarrolladas de nuevo e células madre, para que puedan regenerarse y así minimizar las secuelas presentes normalmente tras estos eventos .

Los resultados han sido positivos, según el estudio publicado en Science, sin embargo, según la misma investigación, estos deben tomarse con cautela a pesar de ello, pues no se sabe aún si esto pueda replicarse en seres humanos.

Un infarto es cuando un órgano deja de recibir sangre de manera adecuada y, a pesar de que pueda darse en cualquier órgano, los más comunes son el corazón y el cerebro. En cualquier caso, los resultados suelen ser fatales.

MIRA: ¿Te atreves a probarlo?: Cocinan con láser carne de pollo fabricada con impresora 3D

Si la persona sobrevive a estos eventos, los resultados son cicatrices en el tejido afectado, y si hablamos del corazón, en el músculo cardiaco. Es esto lo que el estudio busca minimizar.

El objetivo es simple, provocar que los cardiomiocitos se regeneres, para que no queden secuelas, como si el infarto nunca hubiera ocurrido.

Una gran fuente de células madre son los fetos, pues sus células jóvenes tienen una alta capacidad de proliferar, dando lugar a varios tipos de células progenitoras que empiezan a especializarse y diferenciarse.

Por ello, si un feto sufre daño cardiaco en el útero materno, el corazón puede repararse, sin embargo, esto no ocurre en personas adultas, pues las células musculares del corazón ya están especializadas, no pueden regenerar nuevas células.

Los resultados han sido muy positivos. Sin embargo, según explican en el estudio, publicado en Science, deben tomarse con cautela.  (Foto: SSPL/Getty Images)
Los resultados han sido muy positivos. Sin embargo, según explican en el estudio, publicado en Science, deben tomarse con cautela. (Foto: SSPL/Getty Images)

Esto ha llevado a la investigación de las conocidas iPS, unas células madre pluripotentes (capaces de desarrollar casi cualquier tejido), obtenidas artificialmente a partir de células que no lo son.

Este estudio de Shinya Yamanaka en 2006, logró que las células regresen a su estado fetal gracias a cuatro genes que codifican la síntesis de cuatro factores de transcripción, bautizados precisamente como factores de Yamanaka.

Este es el procedimiento que se utilizó en el corazón de los ratones, bajo un interruptor, el antibiótico doxiciclina , el cual genera la reprogramación. Los efectos fueron positivos pero se detectaron ciertas contraindicaciones.

  • La ventana de tiempo es reducida, pues si la doxiciclina no se administraba inmediatamente después del infarto, este producía regeneración al corazón, pasados los seis días, no había efecto alguno.
  • Si el antibiótico se administraba por mucho tiempo, la proliferación celular daba paso a tumores.

Es por ello que el procedimiento aún debe tomarse con mucho cuidado, incluso en tempranas situaciones experimentales, para maximizar beneficios y reducir los efectos secundarios. Hay mucho por explorar.

VIDEO RECOMENDADO:

Ejecutivo impulsará Proyecto de Ley para la cremación del cuerpo del genocida.