¿Realmente encontraron la cura al VIH? La respuesta es mucho más compleja

Por muy buena que suene la noticia, existen algunas precisiones que no se han tomado en cuenta respecto a la cura del VIH .

Alvaro Treneman
Alvaro Treneman

Un reciente estudio a cargo de un grupo de investigadores españoles, que fue publicado en una prestigiosa revista médica, revelaba al mundo la sorprendente hazaña: disminuyeron el virus del VIH en cinco de seis pacientes, hasta ser indetectable por las pruebas actuales.

Inmediatamente corrió la noticia del hallazgo de la 'cura del VIH' y algunos en redes sociales ya mencionaban sobre la cura del Sida, enfermedad generada por este virus.

Sin embargo, por muy buena que suene la noticia, existen algunas precisiones que no se han tomado en cuenta. Empezando por el título del estudio publicado en  Annals of Internal Medicine : 'Mechanisms That Contribute to a Profound Reduction of the HIV-1 Reservoir After Allogeneic Stem Cell Transplant' (que se traduciría en 'Mecanismos que contribuyen a una reducción profunda del reservorio de VIH-1 después de un trasplante alogénico de células madre').

La conclusión del artículo dice lo siguiente:

"Allo-HSCT dio como resultado una profunda reducción a largo plazo en el reservorio del VIH. Factores como la fuente de células madre, el condicionamiento y un posible efecto de "reserva de injerto contra VIH" pueden haber contribuido. Comprender los mecanismos involucrados en la erradicación del VIH después de allo-HSCT puede permitir el diseño de nuevas estrategias curativas".

Lo primero que debemos entender es que en términos médicos, una reducción considerable no necesariamente significa una cura. Y para que la comunidad científica y médica la consideren como una cura tendrían que presentarse ciertos aspectos básicos:

- Los resultados deberían ser visibles en un número de pacientes mucho mayor a las seis personas tratadas en el estudio.
- Los síntomas provocados por el virus y la posterior enfermedad desarrollada deberían desaparecer. En este caso, al punto de ya no necesitar de fármacos antirretrovirales.

EL PACIENTE DE BERLÍN

Parte de la razón de todo el entusiasmo se debería al histórico caso del estadounidense Timothy Ray Brown, conocido en la actualidad como 'el paciente de Berlín'. Quien en 1995, mientras realizaba sus estudios en Alemania, se contagió con el virus del VIH, sin imaginar que unos años más tarde se convertiría en la primera persona curada totalmente del virus.

Resulta que a Timothy, tiempo después de ser diagnosticado VIH positivo, se le detectó leucemia, una enfermedad incluso más preocupante. Los médicos, entonces, decidieron someterlo a un tratamiento que consistía en eliminar mediante radiación las células cancerosas de la médula ósea y luego reemplazarlas a través del trasplante de células madre procedentes de un individuo sano.

Este procedimiento resultó ser un éxito pues la leucemia remitió totalmente, pero los resultados no quedarían ahí, para sorpresa de los médicos, los niveles de VIH en sangre también se redujeron hasta hacerse indetectables.

Debido a estos resultados Timothy decidió dejar los fármacos antirretrovirales, obteniendo resultado favorables incluso hasta el día de hoy, once años después. Es por esta razón que la comunidad médica decidió considerarlo como el primer paciente curado de VIH de la historia.

Luego se descubrió que el paciente que donó las células madre a Timothy, presentaba en su ADN una mutación conocida como 'CCR5 Delta 32', que lo volvía inmune al virus del VIH y que por esta razón el receptor se había curado.

Es por eso que el consorcio IciStem creó un grupo único en el mundo de personas infectadas por el VIH que se someterían a este tratamiento pero sin la presencia de la mutación antes mencionada, para buscar repetir los resultados positivos. Y es de este grupo que fueron seleccionados los seis pacientes que aparecen en el estudio publicado en Annals of Internal Medicine.

SIGUE SIENDO UNA BUENA NOTICIA

Pese a ser demasiado pronto para afirmar con seguridad de una cura del VIH, los resultados logrados por el equipo de médicos del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, y el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, de Barcelona, siguen constituyendo un paso gigante en la lucha contra el VIH. 

De los seis pacientes que presentaron resultados favorables, solo cinco muestran que el VIH es indetectable en sangre y tejidos. El sexto paciente en el que todavía se muestra detectable el virus, fue el único que recibió células madre del cordón umbilical del donante, mientras que los otros lo recibieron de la médula osea de sus respectivos donantes. 

Estos resultados son cruciales en la búsqueda de una cura para el VIH, ya que parece que la procedencia de las célular madre para el trasplante serían un factor crucial. Estos resultados despiertan la esperanza de que se logre erradicar este virus completamente y sus mecanismos se mantienen prometedores.

Con información de Hipertextual, Annals of Internal Medicine.

Tags Relacionados:

Sida

VIH

Ir a portada