Sigue actualizado en nuestra APP

lo último

Pakistán: Mujer que no podía tener relaciones sexuales tenía un tabique en su vagina

La mujer argumentó que llevaba tres años sufriendo de extraños dolores abdominales y que nunca le había venido su periodo menstrual , hasta ahora.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Una mujer pakistaní de 20 años acudió al médico en busca de ayuda debido a una serie de síntomas peculiares. Ella se quejaba de no poder tener relaciones sexuales con su esposo, ya que la penetración era imposible.

Con esta situación como pretexto, su esposo había empezado a abusar de ella tanto física como psicológicamente, motivo por el cual se había separado. Además, la mujer argumentó que llevaba tres años sufriendo de extraños dolores abdominales y que nunca le había venido su periodo menstrual, hasta ahora.

Los médicos del área de ginecología Hameed Latif Hospital, en Punjab, se mostraron extrañados debido a la falta de menstruación en la joven mujer, ya que a sus 20 años, presentaba todas las características de haber empezado a ovular, pues sus pechos y el resto de caracteres sexuales estaban bien desarrollados. Además, sus niveles hormonales correspondían a los de una mujer que ya menstruaba.

Por tal motivo, los especialistas decidieron inspeccionar la vagina de la mujer sin imaginar que encontrarían la respuesta al problema: un tabique. Según informa  BMJ Reports .

Resulta que la mujer tenía un tabique a dos centímetros de la entrada de su vagina que impedía el contacto con los órganos sexuales internos. Este era un tabique transversal vaginal, una pared de tejido desarrollado incorrectamente durante la etapa embrionaria y que estaba bloqueando su vagina.

Las mujeres que lo tienen no suelen ser consientes de su existencia y tienen una vida normal hasta que empiezan su etapa sexual, o les genera extrañeza que con el paso del tiempo no llegue su regla.

Lo que sucede es que sí tuvieron su regla, pero esta se acumula sobre el tabique y genera los dolores abdominales peculiares que reportó la mujer pakistaní.

SOLUCIÓN

Luego de ser detectado el problema, los médicos optaron por una cirugía, que consiste en retirar el tabique y colocar injertos de amnios, un tipo de tejido presente en la interna de la placenta de una donante, luego de un parto.

De esta forma se evitó una estenosis, es decir, un estrechamiento posterior del conducto recién abierto.

DATO

- La intervención resultó ser un éxito y a los siete meses la mujer quedó embarazada, dando a luz a un niño sano.

Con información de Hipertextual, BMJ Reports.

lo último
Ir a portada