¿Qué significa la eficacia y efectividad de una vacuna? (Foto: Diresa)
¿Qué significa la eficacia y efectividad de una vacuna? (Foto: Diresa)

Las están llegando paulatinamente y pese a que es criticable la demora, lo cierto es que tarde o temprano nos llegará el momento de vacunarnos y debemos aprovecharlo al máximo, pues una vacuna significa un paso más hacia el control de esta pandemia que tanto daño ha ocasionado al mundo entero.

Los diversos laboratorios en todo el mundo y el personal científico ha trabajado arduamente para que en tiempo récord tengamos a disposición una serie de vacunas basadas en distintas tecnologías, como el ARN mensajero, los virus atenuados, vectores o proteínas. Sin duda es uno de los mayores esfuerzos científicos de los últimos años.

MIRA: ¿Qué son los virus y cuáles son los más letales de la historia? (Parte I)

Pero a medida que los distintos laboratorios hacen públicos los datos de sus vacunas contra el COVID-19, un detalle ha saltado a la vista de todos nosotros, los simples mortales: Cada vacuna tiene un porcentaje de eficacia distinto a otra. Un hecho que irremediablemente nos lleva a preguntarnos qué es lo que significa.

  • Pfizer y BioNTech anunciaron que su vacuna tenía una tasa de eficacia del
  • Moderna ha cifrado la eficacia de su vacuna en un
  • La Sinopharm de China reveló tener una eficacia de
  • En Rusia, el laboratorio Gamaleya informó que la Sputnik V tiene una tasa de eficacia superior al
  • La vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca con un

Tal como se lee, los distintos laboratorios han revelado el porcentaje de eficacia de sus respectivas vacunas. Unas cifras bastante alentadoras teniendo en cuenta que los estándares internacionales exigían que esta eficacia fuera superior al 50%. Y pese a que en un principio los investigadores no esperaban obtener resultados prometedores, la realidad fue muy positiva.

MIRA: Nerdgasmo: Estos son algunos de los virus más letales de la historia (Parte II)

“Estos resultados cambian las reglas del juego. Todos esperábamos entre un 50 y un 70 por ciento”, refiere Gregory Poland, investigador de vacunas de la Clínica Mayo para el New York Times. De hecho, el mismo medio informa que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) había dicho que consideraría la posibilidad de conceder una aprobación de emergencia a las vacunas que mostraran solo un 50% de eficacia.

Estos datos llevan a pensar que si una vacuna tiene un 90% de eficacia, significa que de 100 personas que solo hubieran recibido esta vacuna, en promedio solo 10 se habrían enfermado. La eficacia de la vacuna es la reducción relativa del riesgo. “Cualquiera que fuera su riesgo antes, se reduce en un 90% si se vacuna”, según lo que mencionan los doctores David Spiegelhalter, de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y Anthony Masters, de la Sociedad Real Estadística Británica, en un artículo publicado en .

EFICACIA Y EFECTIVIDAD

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) menciona que “la eficacia y la efectividad de una vacuna miden la reducción proporcional de casos entre las personas vacunadas”. Sin embargo, la eficacia es obtenida del estudio en condiciones ideales y controladas, como un ensayo clínico. Mientras que la efectividad es el resultado del estudio en condiciones ambientales típicas o menos controladas, es decir, en el mundo real.

Por esta razón, y aunque es posible que la efectividad de las vacunas contra el coronavirus coincida con su impresionante eficacia, lo más probable es que la cifra pueda resultar algo menor. Y esta situación se debe a que las personas que participan en los ensayos clínicos no necesariamente son un reflejo de la población en general, en la que suelen haber casos de problemas de salud crónicos que podrían interferir en la protección de la vacuna, entre otros factores.

MIRA: Nerdgasmo: ¿Por qué se llama COVID-19, qué significa y cómo nombran a los virus?

Por eso los estudios de efectividad se siguen llevando mucho tiempo después de que la campaña de vacunación se haya desplegado, teniendo a los investigadores pendientes ante cualquier cambio o reacción adversa.

Los inesperadamente altos porcentajes de eficacia que han mostrado los ensayos de laboratorio de las vacunas descenderán cuando se apliquen en las condiciones ambientales reales de la población. Es en este momento, cuando se deja de emplear el término eficacia para empezar a verificar la efectividad de la vacuna.

En conclusión, la eficacia es solo una medida realizada durante un ensayo clínico y “la efectividad es lo bien que funciona la vacuna en el mundo real”, afirma Naor Bar-Zeev, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

Un trabajador de salud prepara una jeringa para inocular a un voluntario con una vacuna COVID-19 producida por la China Sinopharm durante su ensayo en el Centro de Estudios Clínicos de la Universidad Cayetano Heredia en Lima el 09 de diciembre de 2020 (Foto: Ernesto Benavides / AFP)
Un trabajador de salud prepara una jeringa para inocular a un voluntario con una vacuna COVID-19 producida por la China Sinopharm durante su ensayo en el Centro de Estudios Clínicos de la Universidad Cayetano Heredia en Lima el 09 de diciembre de 2020 (Foto: Ernesto Benavides / AFP)

¿CÓMO SE DETERMINA LA EFICACIA DE UNA VACUNA?

Para determinar este dato los investigadores separan a todos los voluntarios en dos grupos, a un grupo les inoculan la vacuna y al otro les inoculan un placebo. Todo el proceso se realiza a ciegas de los voluntarios, es decir, que el voluntario no sabe si fue vacunado o recibió el placebo. A continuación, esperan a que los participantes empiecen a enfermar y presentar síntomas, en este punto observan cuántos son los enfermos de cada grupo.

Tomemos de ejemplo el ensayo clínico que Pfizer. La empresa reclutó a 43.661 voluntarios a los que dividió en los grupos placebo y vacuna. Acto seguido, los investigadores esperaron a que 170 personas mostraran los síntomas y dieran positivo al COVID-19.

MIRA: Dióxido de cloro: Es más fácil engañar a la gente que convencerla de que fue engañada

De estos 170 Covid positivos, los investigadores notaron que 162 habían recibido el placebo y solo 8 habían recibido la vacuna. Con estas cifras se calculó la fracción de voluntarios de cada grupo que enfermaron y aunque ambas fracciones eran pequeñas, la fracción de voluntarios no vacunados que enfermó fue mucho mayor que la de los vacunados.

La diferencia relativa entre ambas fracciones se expresa en un valor que es denominado eficacia. Si no hay diferencia entre los grupos de la vacuna y el placebo, la eficacia es cero, pero si entre los enfermos no había ningún vacunado, entonces la vacuna tuvo una eficacia del 100%.

Los ocho vacunados que resultaron enfermos en los ensayos de Pfizer versus los 162 con placebo que resultaron enfermos dio como resultado que la vacuna tuviera una eficacia del 95% respecto del universo total del ensayo. Una cifra que prueba de manera convincente que la vacuna funciona bien.

LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN

Sin embargo, ni la más eficaz vacuna del mundo serviría de algo si no existe una masiva campaña de vacunación, ya que el éxito de este proceso médico depende de la cantidad de personas vacunadas en una sociedad. Pues al frenar la propagación del virus, las vacunas no protegen solo a las personas que las reciben sino que con el tiempo también pueden reducir las tasas de nuevas infecciones y proteger al conjunto de la sociedad.

“Las vacunas no salvan vidas. Los programas de vacunación salvan vidas”, refiere David Paltiel, profesor de la Escuela de Salud Pública de Yale en el New York Times.

“No hay que ponerse a comparar vacunas; hay que ponerse la vacuna que esté disponible en el lugar donde uno resida. Lo importante es vacunarse porque eso reducirá mucho el riesgo de tener una enfermedad grave o morir, y nos ayudará a empezar a controlar este virus”, ragrega la experta infectóloga María Elena Bottazzi, del Colegio Baylor de Medicina de Houston, en Estados Unidos, en BBC Mundo.

Para la vacunación se dará prioridad a los asegurados adultos mayores de 60 años, que actualmente suman un millón 700 mil personas. (Foto: Ernesto Benavides / AFP)
Para la vacunación se dará prioridad a los asegurados adultos mayores de 60 años, que actualmente suman un millón 700 mil personas. (Foto: Ernesto Benavides / AFP)

VIDEO RECOMENDADO

Salud dental y Covid-19: Lo que debes saber
Salud dental y Covid-19: Lo que debes saber