Ivan Meza, el hombre de ciencia detrás del hallazgo del primer Plesiosaurio del Perú. (Facebook)
Ivan Meza, el hombre de ciencia detrás del hallazgo del primer Plesiosaurio del Perú. (Facebook)

En el sótano del Museo de Historia Natural de la , ubicado en la cuadra doce de la avenida Arenales, en medio de cientos de huesos fosilizados —desde el más pequeño hasta los tamaños más descomunales—, filas de archiveros con documentos científicos, libros de biología y demás ciencias, se encuentra un pequeño escritorio que le pertenece al biólogo y paleontólogo .

Con gran sencillez y amabilidad me recibe entre los niños que acompañados de sus padres, entran y salen de las exposiciones del museo, de una serie de ambientes dedicados exclusivamente al conocimiento de los seres vivos, los que todavía nos acompañan hoy y los que caminaron sobre la Tierra hace millones de años.

Iván es el hombre de ciencia del momento en nuestro país. Su descubrimiento no solo sorprendió a todos los peruanos, sino que despertó el interés de nosotros por una de las ciencias más interesantes y que, sin conocerla del todo, hace soñar a muchos niños por los dinosaurios y demás animales prehistóricos: la Paleontología.

Ivan Meza, el hombre de ciencia detrás del hallazgo del primer Plesiosaurio del Perú. (Treneman)

¿Qué fue lo que te atrajo a este mundo de fósiles y dinosaurios?

Desde niño, mi padre, a mí y a mis hermanos, nos impulsó mucho en la ciencia, la naturaleza, el conocimiento en general, con libros que compraba, con paseos en el campo. Y a mí me apasionaba no solamente los fósiles, sino también la astronomía. Incluso me gustaba más la astronomía, por lo que ya de grande salía de exploración al campo, a buscar pequeños invertebrados, a buscar rocas especiales o con mi telescopio, en la noche, a hacer observaciones de las estrellas. Es parte de mi formación que se asienta en mi niñez y en mi juventud. Ya de ahí estudié la carrera en San Marcos. Son ciencias que tienen que ver con la naturaleza, con descubrir las leyes de la naturaleza, el pasado y todo lo que nos rodea y eso me atraía muchos. Como todo niño, me atraían los dinosaurios y los astros.

Ivan Meza, el hombre de ciencia detrás del hallazgo del primer Plesiosaurio del Perú. (Treneman)

¿Cómo encontraron al ya famoso Plesiosaurio del Morro solar?

En esas exploraciones, en esas caminatas con un amigo, encontramos algo raro que no era un amonite (subclase de moluscos cefalópodos extintos), ni ningún invertebrado. Era un hueso. Y con un primer estudio preliminar, determiné que era un reptil marino. Después se confirmó, con fotos que traje aquí al museo, que efectivamente era un Plesiosaurio.

De estos restos, yo tenía los más pequeños y mi amigo tuvo el principal, el más grande, que justamente era el que se necesitaba para hacer la investigación. Yo el año pasado, después de 18 años, recupero todos los huesos, conversando con mi amigo al que le agradezco muchísimo, y con esos fósiles ya acá en el museo, pude hacer el trabajo de investigación y la publicación con el argentino José O’Gorman del museo de La Plata, que básicamente le ha dado la partida de nacimiento al Plesiosaurio.

Antes de que estén los fósiles en el museo, antes del artículo, esos restos eran simplemente rocas. El artículo es lo que le da el valor de un Plesiosaurio a nivel de la ciencia y a nivel de todo el público.

Mencionas que hacías caminatas y exploraciones en el Morro Solar de Chorrillos, yo mismo he explorado ese lugar con mi padre y encontramos muchas cosas interesantes, además he sido testigo de varios universitarios haciendo sus prácticas ahí ¿Cuál es la importancia del Morro solar?

El Morro Solar es toda una escuela de geología del mesozoico, específicamente el cretáceo inferior. Vemos fallas, vemos diques, que son las salidas de lava, los sedimentos, los estratos y también fósiles de invertebrados, como los amonites.

¿Amonites?

Sí, un amonite es un invertebrado, es un molusco, parecido a un caracol. Y este amonite es abundante en el Morro Solar. Entonces, el Plesiosaurio del Morro Solar tenía como dieta este amonite, otros invertebrados que pudieron haber sido calamares y también peces.

Paleontólogo Iván Meza Vélez, paleontólogo del Museo de Historia Natural que participó del hallazgo de restos de un Plesiosaurio en el Morro Solar. 


FOTOS  JUAN PONCE VALENZUELA
Paleontólogo Iván Meza Vélez, paleontólogo del Museo de Historia Natural que participó del hallazgo de restos de un Plesiosaurio en el Morro Solar. FOTOS JUAN PONCE VALENZUELA

¿Cuál es la importancia de este hallazgo?

Son dos o tres cosas importantes con el Plesiosaurio del Morro Solar:

Primero, que en el Perú hay pocos registros del mesozoico, que es la era de los dinosaurios, entonces este [descubrimiento] suma a ese registro. En el cenozoico tenemos muchísimos fósiles, el Museo de Historia Natural y sus paleontólogos somos reconocidos a nivel mundial en el cenozoico, pero en el mesozoico no. Entonces, este hallazgo suma a ese registro del mesozoico que era bastante pobre.

Segundo, no solo suma a nivel de cantidad, sino que es cualitativamente importante porque en el cretáceo inferior, que es el periodo del Plesiosaurio del Morro Solar, en el mundo hay pocos registros por algo que todavía no se sabe bien, hay una transición faunística que todavía se está estudiando. Por lo que encontrar un Plesiosaurio del cretáceo inferior ya es una gran cosa a nivel mundial.

Tercero, y más todavía, a nivel de Sudamérica, de las costas del Pacífico sur, es importante porque solamente había uno, que era en un registro de Colombia. Ahora tenemos un segundo que es el de Perú, y a nivel de nuestro país, sería el primer registro de un Plesiosaurio.

La imagen muestra el lugar donde se recolectó el espécimen. (Foto: UNMSM/ Cretaceous Research)
La imagen muestra el lugar donde se recolectó el espécimen. (Foto: UNMSM/ Cretaceous Research)

Pones mucho énfasis en la publicación científica de tu hallazgo. ¿Cuál es la importancia de estos documentos?

Más que el descubrimiento, yo siento más satisfacción el haber plasmado un artículo científico, porque eso va a la comunidad científica y obtiene un reconocimiento y ya el Plesiosaurio tiene, digamos, su partida de nacimiento. Mucha importancia tiene el artículo científico, porque ahí está descrito científicamente, rigurosamente y está a disposición de toda la comunidad científica para que lo puedan conocer, refutar o venir al museo y estar en contacto con el Plesiosaurio.

Luego de la publicación de tu hallazgo en Perú21, me llegó un correo en el que me informaban sobre otro hallazgo de un Plesiosaurio aquí en el Perú, en Bagua, que se habría realizado en los años 80. ¿Qué tienes que responder al respecto?

Tengo el artículo que es del año 85 y vamos a responder ese artículo con una nota científica que es como debe ser. Una publicación se responde a nivel científico con otra publicación. Pero les adelanto que ese artículo menciona cinco vértebras de las cuales, cuatro estarían en el museo de Historia Natural. Estamos buscando esas vértebras, si es que están acá, porque es de hace muchos años. Otra cosa importante es que ese artículo es básicamente geológico y el hallazgo del Plesiosaurio es una cosa, digamos, adicional, que se menciona casi al final y no muestra ni fotos ni dibujos de las vértebras. Y aparte, la descripción, o sea el texto referido a esas vértebras no son claras, es muy básico, entonces no es suficiente ese análisis para, con eso, decir que es un Plesiosaurio.

En resumen, ese artículo necesita una revisión. Y para poder revisar ese artículo y poder confirmar que es un Plesiosaurio o no, se necesitan las fotos o dibujos de las vértebras, que no hay, o las vértebras mismas, que en eso estamos. Mientras que eso no se confirme y no se aclare, el Plesiosaurio del Morro Solar sería el primer registro de uno confirmado con evidencia sólida acá en el Perú.

La imagen muestra las partes de plesiosaurio que fueron halladas por los investigadores. (Cretaceous
Research/UNMSM)
La imagen muestra las partes de plesiosaurio que fueron halladas por los investigadores. (Cretaceous Research/UNMSM)

POTENCIA EN FÓSILES DEL CENOZOICO

Iván me revela que tienen muchos más huesos que constantemente son descubiertos en nuestro país, al que considera como una potencia en fósiles del cenozoico, la era de los grandes mamíferos y que justamente por esta razón es que muchos científicos extranjeros llegan para hacer estudios aquí.

Él considera que el desarrollo de la ciencia es vital para el progreso del país y alienta a los niños y jóvenes interesados en ella a que convenzan a sus padres, pues considera que son estos los que deben ser convencidos.

Además invita a todos a visitar el Museo de Historia Natural, pues se vienen toda una serie de eventos interesantes, como exposiciones, charlas e incluso abrirán durante la noche de Halloween, como un incentivo para que los más pequeños lleguen con sus disfraces y conozcan en mundo de la naturaliza.

(Rolly Reyna / El Comercio)
(Rolly Reyna / El Comercio)

* Un agradecimiento especial a Fiorella García Aragón.

TAGS RELACIONADOS