Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)
Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)

Un hombre de 36 años nacido sin recibió uno trasplantado de su hermano gemelo idéntico en una operación de seis horas realizada en Belgrado, Serbia, por un equipo internacional de cirujanos.

La cirugía tenía como objetivo proporcionar al receptor niveles más estables de la hormona masculina testosterona que las inyecciones, para hacer que sus genitales sean más naturales y permitirle engendrar hijos.

Este sería el tercer trasplante de este tipo en el mundo, siendo los dos casos anteriores iguales al actual, entre parejas de gemelos idénticos en las que uno había nacido sin testículos, informa el New York Times.

Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)
Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)

UNA RARA CONDICIÓN

La ausencia de testículos es una condición extremadamente rara, pero los médicos dicen que la cirugía puede tener aplicaciones más amplias para personas transgénero, víctimas de accidentes, soldados heridos y pacientes con cáncer.

Esta cirugía se realizó en la Clínica Universitaria para Niños en Tirsova, una sección de Belgrado. Los hermanos serbios se encuentran en perfecta condiciones y algunos días después de la intervención, el receptor ya tenía niveles normales de testosterona, reveló el Dr. Dicken Ko, cirujano de trasplantes y urología, profesor de la Facultad de medicina de la Universidad de Tufts en Boston, quien voló a Belgrado para ayudar con el procedimiento.

El Dr. Ko dijo que se espera que los hermanos, quienes habían estado compartiendo una habitación de hospital, regresaran a casa este fin de semana. Ellos prefirieron no ser identificados ni entrevistados.

Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)
Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)

CIRUGÍA EN SIMULTÁNEO

Los cirujanos operaron a los hermanos simultáneamente, en habitaciones contiguas. El procedimiento fue desafiante porque requería unir dos arterias y dos venas que tenían menos de 2 milímetros de ancho.

“Una vez que se retira el testículo del donante, el reloj comienza a correr muy rápido”, reveló el Dr. Branko Bojovic, experto en microcirugía en la Facultad de Medicina de Harvard y parte del equipo en Belgrado.

“Dentro de dos a cuatro horas, debe volver a perfundirlo y volver a funcionar”, agregó Bojovic. Sin un suministro de sangre, un testículo es viable por solo cuatro a seis horas.

Puede tomar de 30 a 60 minutos realizar cada una de las cuatro conexiones de los vasos sanguíneos. Pero el equipo logró completarlos en menos de dos horas, dijo.

Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)
Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)

¿DE QUIEN SERÍAN LOS HIJOS?

Este tipo de procedimientos plantean preguntas sobre la ética de los trasplantes que no salvan vidas, y sobre la posibilidad de que algún día los receptores engendren hijos.

Debido a que los pacientes son gemelos idénticos con la misma composición genética, no hay preocupación de que el cuerpo del receptor rechace el trasplante, por lo que no tiene que tomar los medicamentos inmunosupresores que la mayoría de los pacientes con trasplantes necesitan.

Además, siendo el donante consciente de lo que ocurría y al ser iguales genéticamente, los embriones resultantes de la fecundación de un óvulo con los espermatozoides generados por el testículo donado no se diferenciarían de los que los engendrados por el donante, una situación peculiar, pero sin consecuencias médicas.

Sin embargo, durante la operación el equipo no conectó una estructura llamada conducto deferente, que transporta esperma fuera de los testículos. Los cirujanos no pudieron encontrar el tejido en el receptor necesario para la conexión, lo que significa que por ahora el receptor no podrá engendrar hijos de la manera habitual.

Esta situación podrá solucionarse con otra operación en el futuro, siempre que el receptor desee tener hijos. Además, también podría someterse a un procedimiento para extraer esperma del testículo para la fertilización in vitro, o simplemente podría usarse el esperma de su hermano gemelo.

Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)
Médicos trasplantan testículo de un hombre a su hermano gemelo, ahora ¿de quién serán los hijos? (Getty)

MUCHAS POSIBILIDADES ÉTICAMENTE DEBATIBLES

El Dr. Miroslav Djordjevic, quien dirigió el equipo en Belgrado, se especializa en reconstrucción urológica y cirugía de reasignación de sexo en el Hospital Mount Sinai en Nueva York y en la Universidad de Belgrado.

Djordjevic reveló que después del trasplante de pene, el equipo quirúrgico recibió consultas de personas sometidas a una reasignación de sexo femenino a masculino que se preguntaban si podrían recibir trasplantes en lugar de la cirugía habitual, que crea un pene del propio tejido del paciente.

Pero un trasplante de cualquier donante que no sea un gemelo idéntico requeriría medicamentos inmunosupresores para evitar el rechazo, y estos medicamentos tienen efectos secundarios que llevan a algunos expertos a elevar la valla para tales trasplantes.

“Se está convirtiendo en un tema más popular para estos pacientes. Dicen: ‘Si la inmunosupresión se está volviendo más segura, no quiero usar un gran trozo de tejido de mi antebrazo o muslo o espalda para algo que parece falo pero no lo es'", dijo el doctor Bojovic.

Agregó que en los pacientes que se someten a una cirugía de reasignación de hombre a mujer, el pene y los testículos que se extirparon quirúrgicamente se descartan, pero en teoría podrían usarse para trasplantes.

Sin embargo, pese a que es factible el trasplante de pene en cirugías de reasignación de sexo, los doctores no trasplantarían los testículos en este tipo de casos, ya que hacerlo abriría la posibilidad espinosa de que el receptor pueda tener hijos producidos por el esperma del donante, que incluso podría ser un fallecido.

“Suscita mucho debate en la literatura de ética médica”, refirió el doctor Ko.

TAGS RELACIONADOS