Murió 'George', el último caracol hawaiano, y es la primera extinción del 2019

Este caracol, el último de la especie Achatinella apexfulva, había vivido en el centro de conservación de la Universidad de Hawái desde que nació, durante 14 años. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

No es fácil presenciar la muerte del último ejemplar de una especie animal y caer en la cuenta de haber sido testigos de una extinción . Esta es la sensación que tuvieron los investigadores de la Universidad de Hawái , quienes el 1 de enero presenciaron la muerte de 'George', el último caracol hawaiano.

Este caracol, el último de la especie Achatinella apexfulva, había vivido en el centro de conservación de la universidad desde que nació, durante 14 años.

En 1997, fueron llevados a este centro los últimos 10 caracoles de la especie que quedaban en el mundo, y pese a que se logró que nacieran más crías, una enfermedad desconocida los fue matando hasta dejar a 'George' solo.

Con la muerte de 'George' el planeta tiene una especie menos, y esta se convierte en la primera en desaparecer de nuestro planeta en 2019, pero lamentablemente no será la única.

Estos moluscos han sido especialmente abundantes en las islas hawaianas. Incluso, la primera especie estudiada científicamente en la historia fue justamente Achatinella apexfulva, observada en 1780. Además, existen registros del siglo XIX en los que se establece que en un solo día se podían recolectar hasta 10.000 ejemplares.

MOTIVOS DE SU EXTINCIÓN

Para variar, el hombre fue el culpable de la extinción de esta especie. Recolectarlos se convirtió en una costumbre excesivamente frecuente entre los europeos llegados a las islas a principio del siglo XX.

Además, en 1955 se introdujeron varios ejemplares de lobo rosado (Euglandina rosea) para disminuir la población del caracol terrestre africano, que era considerado como una especie invasora. El lobo rosado es otra especie de caracol, pero que es caníbal, y que se encargó de devorar al caracol terrestre africano pero también a los otros caracoles.

ROTURA DEL EQUILIBRIO

La extinción de una especie siempre supone un desequilibrio en la biodiversidad de la zona en la que habitaron. Estas consecuencias suelen ser muy severas y perjudicar a otras especies.

En el caso del caracol de la especie de 'George', esta se encargaba de descomponer la materia vegetal e ingerir los hongos presentes en las hojas de algunas plantas, evitando las enfermedades que estos podrían causarles.

Con información de Hipertextual, The Guardian.

Caracol hawaiano.

Tags Relacionados:

Hawai

Extinción

Ir a portada