La ciencia lo confirma: Los niños que leen Harry Potter son mejores personas

Un estudio ha confirmado que algo increíble sucede con los niños que leen Harry Potter : se convierten en mejores personas.

Harry Potter (Foto: Warner Bros. Pictures)

Harry Potter (Foto: Warner Bros. Pictures)

Imagen de las películas de Harry Potter (Foto: Warner Bros. Pictures)

Harry Potter (Foto: Warner Bros. Pictures)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

La ciencia lo ha confirmado con diversos estudios: los lectores de Harry Potter se convierten en mejores personas. ¿Cómo es esto posible? Un estudio de “Journal of Applied Psychology” proclamó que aquellas personas jóvenes que leyeron la serie de Harry Potter tienen una percepción más amplia de los grupos estigmatizado como los inmigrantes, homosexuales o refugiados.

Para algunas personas, este estudio no tiene ningún sentido, porque Harry Potter es una serie extremadamente alegórica. Sin embargo, sin publicitarlo como tal, los libros de J.K. Rowling han tratado algunos temas polémicos que han preparado a sus lectores para ser más condescendientes con los demás.

En este artículo analizaremos algunos de los elementos presentes en este estudio, que demuestran por qué los lectores de Harry Potter se convierten en mejores personas:

LOS SANGRE SUCIA

Para aquellos no relacionados con el mundo mágico de Harry Potter, sangre sucia o sangre impura es un término que se utiliza para describir a los hechiceros que nacieron de una familia Muggle, es decir, sin poderes mágicos. En este mundo, el término de sangre sucia es extremadamente despectivo y denigra a la persona.

Esta palabra, al igual que otras muchas utilizadas en la vida real para discriminar a grupos minoritarios, es altamente rechazada por los protagonistas, enseñando a los niños y persona de cualquier edad que usar este tipo de palabras es malo, simplemente no se debe hacer.

LA RELACIÓN CON EL NAZISMO

Dentro de la historia de Harry Potter, existen muchos paralelos con el nazismo y las personas que se consideraban “sangre pura”, lo que quería decir un mago con padres magos, todo lo contrario a un sangre sucia.

Al igual que los Nazis, Voldemort y sus seguidores utilizaron métodos muy cuestionables para identificar si un mago era realmente un mago, ya que para ellos los que nacían de padres humanos no merecían ese título. En un momento de la saga, el Ministerio de Magia se encontró contra la pared por los extremistas y pusieron en práctica el término de “Blood Status”, que significaba que tenías sangre pura si no tenías ningún Muggle en tu árbol familiar.

Recordemos que el extremismo de los Nazis llevó a la muerte a millones de personas judías y no judías que tenían dentro de su árbol familiar a un descendiente judío. Como vemos, es algo muy parecido a lo que se relata en el libro durante la época de terror de Voldemort, nuevamente enseñando a los jóvenes que la discriminación extrema solo lleva a muerte, y que sólo lo hacen los “magos oscuros” o personajes malignos.

EL CASO DUMBLEDORE:

Uno de los magos más poderosos del mundo mágico es Albus Dumbledore , el director de la Escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts, que es presentado en el libro como el personaje más sabio que Harry y sus amigos podrían encontrar. Ante lo mencionado sobre lo que pasó en el Ministerio de Magia, él dice lo siguiente al Ministro, reclamándole por aceptar la difusión de valores discriminatorios en el mundo:

“¡Le das mucha importancia, y siempre lo has hecho, a la llamada pureza de sangre! ¡Has fallado en reconocer que no importa cómo alguien nace, sino en lo que se convierte al crecer!”.

¿Les suena familiar? Es porque se basó en lo que dijo Martin Luther King, durante su histórico discurso “I Have a Dream”.

“Yo tengo un sueño que mis cuatro niños un día vivan en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, más si por su carácter”.

Por otro lado, algo que impactó mucho a los fans, fue el descubrir que Albus Dumbledore era homosexual. J.K. Rowling reveló que Albus tenía sentimientos románticos hacia Gellert Grindelwald, cuando se conocieron durante su adolescencia.

A pesar que muchos criticaron a J.K. Rowling por esta decisión, la verdad es que colocar al mago más poderoso del mundo mágico con esa preferencia sexual, refuerza la idea a los niños y adolescentes que no importa quién seas o tus preferencias románticas, todos podemos ser tan poderosos como Albus Dumbledore si trabajamos lo suficientemente duro.

Tags Relacionados:

Harry Potter

Ir a portada