La diprosopia es una malformación congénita que se define por la duplicación de cualquier parte de la cabeza o la cara de un animal. Esta puede darse de todo el rostro y puede darse en muchas ocasiones en gatos. (Getty)
La diprosopia es una malformación congénita que se define por la duplicación de cualquier parte de la cabeza o la cara de un animal. Esta puede darse de todo el rostro y puede darse en muchas ocasiones en gatos. (Getty)

Las ecografías de una embarazada en su tercer trimestre revelaron una extraña masa que desconcertó al equipo de ginecología del Hospital Universitario de Carolina del Sur, en .

En un principio, los doctores no lograron determinar de qué se tratada, y apuntaron a que podría tratarse de un quiste o más extraño todavía, un teratoma. Este último sucede cuando un feto absorbe a su hermano gemelo, el cual hasta puede seguir desarrollándose en su interior.

Sin embargo, no sabrían de qué se trataría sino hasta que la mujer diera a luz a su bebé. Hecho que ocurrió tan solo unas semanas después.

MIRA: Diprosopia: La verdadera historia del hombre con dos rostros

La intriga de los médicos pronto se convirtió en sorpresa al ver que la niña que acababa de nacer tenía dos bocas. Una perfectamente normal y la otra malformada era la que correspondía a lo visto en las ecografías.

Inmediatamente, los doctores determinaron que se trataba de un caso de diprosopia, según el estudio publicado en .

¿QUÉ ES LA DIPROSOPIA?

La diprosopia es una malformación congénita que se define por la duplicación de cualquier parte de la cabeza o la cara de un animal. Esta puede darse de todo el rostro y puede darse en muchas ocasiones en gatos.

En los humanos, el caso más conocido de diprosopia es el de Edward Mordrake, quien habría tenido todo un rostro en su nuca. Pero los casos reportados en humanos es bastante escasa e inusual.

MIRA: ¡Continúan los avances! Científicos peruanos prueban vacuna contra el COVID-19 en alpacas

En el caso de la pequeña, su boca extra no estaba completamente formada, pero presentaba su propio labio una pequeña cavidad, algunos dientes aún sin erupcionar e incluso una lengua que se movía en sincronía con la principal cuando la bebé se amamantaba.

Según los autores del estudio, este es un fenómeno que a síndromes como el de Klippel-Feil o el de Pierre Robin. Sin embargo, en esta niña se trataba de un síntoma aislado y no encontraron un origen exacto durante su desarrollo embrionario.

En los humanos, el caso más conocido de diprosopia es el de Edward Mordrake, quien habría tenido todo un rostro en su nuca. Pero los casos reportados en humanos es bastante escasa e inusual. (Wikipedia)
En los humanos, el caso más conocido de diprosopia es el de Edward Mordrake, quien habría tenido todo un rostro en su nuca. Pero los casos reportados en humanos es bastante escasa e inusual. (Wikipedia)

OPERACIÓN EXITOSA

Felizmente, luego de examinarla detalladamente, se descubrió que esta segunda boca no estaba conectada con la principal, hecho que le permitía respirar perfectamente bien y comer total normalidad.

Gracias a estos datos, se pudo someter a una intervención quirúrgica para retirar toda la segunda boca. Esta operación se realizó cuando la bebé tenía seis meses y los resultados fueron exitosos.

MIRA: Así luce el agujero artificial más profundo del mundo: Cuando el hombre intentó llegar al manto terrestre [FOTOS]

Se logró extirpar algunos músculos y huesos bucales, además de tejido del esófago, glándulas salivales y seis dientes, que seguían sin erupcionar.

Con el tiempo, la hinchazón en la zona donde se encontraba la segunda boca empezó a disminuir, y solo ha presentado algo de dificultad para relajar la parte derecha de su labio inferior, pero es un síntoma leve y nada incapacitante.

El caso de esta niña de dos bocas quedará registrado en los grandes tratados de medicina como uno de los pocos ejemplos de diprosopia en humanos hasta ahora documentados.

VIDEO RELACIONADO

TE PUEDE INTERESAR