Demonio de Tasmania: El diabólico posible salvador de los humanos

Oriundo de la isla de Tasmania, en Oceanía , este marsupial debe su nombre al aterrador chillido que emiten en las noches y que los colonos europeos confundían con un demonio.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Al escuchar el nombre ' demonio de Tasmania ', seguramente viene a la mente el simpático personaje de dibujos animados, 'Taz', y su peculiar forma de hablar. Sin embargo, este personaje está basado en un animalito igual de peculiar y con la posibilidad de salvar a los seres humanos.

Oriundo de la isla de Tasmania, en Oceanía , este marsupial del tamaño de un perro pequeño, con cabeza ancha, cola gruesa y pelo negro, debe su nombre al aterrador chillido que emiten en las noches y que los colonos europeos confundían con un demonio.

Pese a que antes se podía encontrar 'demonios' en toda Australia, su población se ha reducido hasta solo una población silvestre en la isla de Tasmania. Pese a estar protegida, esta población se ha visto muy afectada a causa de un raro tumor contagioso, que afecta a su cara y pasa al resto del cuerpo, hasta causarles la muerte.

Este tumor fue detectado en 1996 y hasta el momento ha matado al 80% de la especie, lo que hace pensar que podría terminar por extinguir al demonio de Tasmania de no ser porque, curiosamente, algunos de ellos tienen la capacidad de resistir a la enfermedad y ser completamente inmunes.

Estos pocos ejemplares terminan contagiándose del tumor, pero con el tiempo sobreviven y se curan como si se tratara de un resfriado, hecho que llamó la atención de un equipo de científicos de la Universidad de Washington.

'TAZ' AL RESCATE

En 2016, el equipo de científicos publicó un estudio previo en el que describían los procedimientos que se están llevando a cabo con estos marsupiales. Recientemente, el estudio fue actualizado con los análisis de las causas genéticas de esta resistencia.

Pese a que los tumores contagiosos son muy raros y no existe ninguno en los humanos, esto no quiere decir que su estudio no pueda ser beneficioso para nosotros. Según las investigaciones, algunos de los genes que parecen estar implicados en la regresión tumoral del diablo australiano son comunes con los humanos.

Esto significa que, en un futuro, los estudios sobre estos pueden llevarnos al desarrollo de medicamentos que ayuden a luchar contra otro tipo de tumores como el cáncer, informa Hipertextual.

SÚPER LECHE

Pero esto no es todo. La leche de este animal también tiene mucho que enseñar a la comunidad científica por sus propiedades contra la superbacterias, una de las batallas más encarnizadas del ser humano.

La resistencia que varias bacterias están desarrollando contra los antibióticos es un problema constante y que mantiene en alerta a la comunidad científica. Por tal motivo, es vital encontrar nuevos métodos que permitan luchar contra ellas. 

En la búsqueda de sustancias bactericidas nuevas, los científicos incluyeron a plantas y animales, y la leche del demonio de Tasmania es una de esas sustancias con futuro prometedor. Esta aplicación del marsupial fue descubierta en 2016 por un equipo de investigadores de la Universidad de Sydney, al analizar algunos péptidos presentes en la leche del marsupial.

Los péptidos lácteos son conjuntos de aminoácidos presentes en la leche de todos los mamíferos, con un reparto muy desigual. Por ejemplo, la leche humana solo contiene uno, mientras que la de estos animales puede llegar a tener hasta seis.

Luego de descubrir su potencial bactericida, los científicos lograron sintetizar los péptidos en el laboratorio y encontraron que estos dieron buenos resultados contra los Staphilococcus aureus multirresistente, la superbacteria por excelencia, y también en Enterococcus resistente a vancomicina.

Ir a portada