En , los padres de familia se encuentran desconcertados por una extraña condición médica que sufren sus niños luego que superan la infección por el nuevo .

MIRA: Winter, la llama cuyos sorprendentes anticuerpos serían la clave para vencer al COVID-19

La afección, llamada síndrome inflamatorio multisistémico en niños, parece ser un síndrome posviral, según informa el Dr. Jeffrey Burns, especialista en cuidados críticos en el Boston Children’s Hospital, quien ha estado coordinando con un grupo global de médicos para que comparen notas sobre la afección.

Los médicos están investigando casos en al menos 150 niños, la mayoría de ellos en Nueva York. Pero una encuesta de CNN revela que hospitales y clínicas en al menos 18 estados y Washington DC están investigando casos sospechosos.

“Este síndrome inflamatorio multisistémico no es causado directamente por el virus. La hipótesis principal es que se debe a la respuesta inmune del paciente”, refiere Burns.

Los primeros en sonar la alarma de este extraño síndrome fueron los médicos británicos el mes pasado. El Royal College of Paediatrics dijo el jueves que entre 75 y 100 niños en Gran Bretaña habían sido afectados. Los médicos italianos también han informado sobre el síndrome.

Mira también:

SÍNTOMAS

Los síntomas incluyen fiebre persistente, inflamación y función deficiente en órganos como los riñones o el corazón y su hijo parece confundido o demasiado somnoliento.

Además, los niños también pueden mostrar evidencia de inflamación de los vasos sanguíneos, como ojos rojos, una lengua roja brillante, erupción o cambios en el color de la piel y labios agrietados, dijo el Dr. Moshe Arditi, experto en enfermedades infecciosas pediátricas en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles.

Por su parte, el Dr. Ngozi Ezike, director del Departamento de Salud Pública de Illinois, dijo que es un trastorno complicado.

MIRA: La victoria sobre la Polio da esperanza de ganarle al COVID-19: La importancia de las vacunas

“Es un espectro de trastornos, por lo que, en algunos casos, hará que la persona tenga afectación de la arteria coronaria. A veces no”, refirió Ezike en una conferencia de prensa.

Esta nueva reacción tiene algunas similitudes con la enfermedad de Kawasaki. Pero hay muchas más características que son consistentes con el síndrome de shock tóxico, como la afectación del sistema multiorgánico y la afectación abdominal grave con diarrea.

UNA RESPUESTA TARDÍA A LA INFECCIÓN

No todos los niños afectados han dado positivo por el coronavirus, pero los informes de Europa y de varias ciudades de los Estados Unidos muestran un vínculo. “Parece haber respuestas tardías a las infecciones por Covid en estos niños”, refiere Arditi.

Burns cree que aparecerán más casos a medida que el COVID-19 afecte a más personas. Es una condición rara, pero las consecuencias raras de las infecciones virales se ven con mayor frecuencia cuando millones de personas están infectadas.

“Podemos esperar que cada uno de los epicentros vea grupos de estos emergiendo aproximadamente de cuatro a seis semanas después. Tiene sentido que surgiera en Nueva York primero porque Nueva York tuvo el brote más grande y más severo [de COVID-19], seguido de Nueva Jersey y, desafortunadamente, Boston”, reveló Burns.

MIRA: Coronavirus es capaz de propagarse a través del habla, según estudio en EE.UU. | VIDEO

La mayoría de los niños no se ven gravemente afectados por el síndrome. La mayoría ni siquiera necesita tratamiento en la unidad de cuidados intensivos, aunque muy pocos han muerto. “Tenemos tratamientos probados que podemos usar y estamos usando, que Incluyen anticoagulantes y inmunomoduladores", refirió Burns.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos están preparando una notificación de la Red de Alerta de Salud para enviar a los médicos de todo el país. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud también está trabajando para definir el síndrome y alertar a los médicos para que sepan qué buscar y cómo tratarlo.

Será importante estudiar esta reacción, porque la respuesta podría ayudar a explicar por qué los niños son mucho menos propensos a verse gravemente afectados por el COVID-19 que los adultos.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus en Perú, México, España y USA: reporte de casos de HOY 14 de mayo