La tasa de mortalidad es la cifra que permite conocer la cantidad de muertes que existen en función de una gran cantidad de variables, que pueden ser población general de un país, sexo, edad, o en el caso que nos compete, .

MIRA: Estos son los medicamentos más prometedores que se vienen estudiando para luchar contra el COVID-19

En el caso específico de las enfermedades, las tasas de mortalidad se miden en función de la cantidad total de casos registrados de contagio o infección versus las muertes generadas por esta enfermedad.

Sin embargo, debido a que muchas enfermedades no desaparecen completamente, sino que se mantienen con el tiempo, es que se usan una serie de variables adicionales como es el caso de la influenza estacional, que cada año aparece en periodos determinados de tiempo y causa una cantidad de muertes determinada.

EL COVID-19

Desde que comenzó a propagarse en COVID-19, en diciembre del año pasado, las cifras de contagiados y muertos se ha mantenido en un alarmante aumento. Hecho que hizo que saltara a la vista la pregunta de cuán mortal es esta nueva enfermedad y por tener síntomas bastante similares a los de la influenza estacional, fue inevitable la comparación entre ambas infecciones virales.

Sin embargo, hay que resaltar que el COVID-19 es una enfermedad nueva con características todavía en estudio y que mantiene en aumento sus cifras de contagio y muertes, lo que afecta enormemente la determinación más exacta de su tasa de mortalidad.

Mira también:

Por ejemplo, según las cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta el 25 de febrero de 2020, se registraban 78.000 casos confirmados de COVID-19 con alrededor de 2.400 muertes. Hasta ese momento, la tasa de mortalidad general de esta enfermedad era de un 2,3% según el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC).

Ahora, con 3,7 millones de casos confirmados de COVID-19 y 260 mil muertos, la tasa de mortalidad aumentó a alrededor de 7%, pero estas cifras no son estables, ya que implican que sus índices empiezan a variar al determinarlas bajo una serie de variables como el tiempo, la edad o las afecciones preexistentes.

COVID-19 VS. INFLUENZA ESTACIONAL (GRIPE)

Desde que se inició el brote viral del nuevo coronavirus y se empezaron a registrar los casos de COVID-19, se supo que esta nueva enfermedad era más mortal que la influenza estacional o gripe, pese a que la cantidad de muertes de la última era superior.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan, por ejemplo, que solo en Estados Unidos un 8% de su población (aproximadamente 26 millones de personas) se contagia de influenza estacional cada año. De esta cantidad mueren un aproximado de 14 mil personas debido a las complicaciones respiratorias. Esto significa una tasa de mortalidad de 0.05%.

Si se habla de la tasa de mortalidad a nivel mundial de la influenza estacional, los estudios globales sugieren una cifra todavía menor, de solo un 0.01%.

Influenza vs. COVID-19
Influenza vs. COVID-19

“Si se compara el coronavirus con la gripe, podemos ver que el Covid-19 es 10 veces más grave en promedio pues la mortandad en la influenza es muy baja, solo una persona de cada 10 mil puede morir”, explica Benjamin Cowling, profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, según informa BBC.

“Es un gran desafío y justifica muchas de las acciones públicas que hemos visto hasta ahora”, agrega el académico.

A todo esto se suma que en el caso de la influenza, es “muy improbable” que muera una persona sana y joven, mientras que en el caso del COVID-19, pese a tener mayor incidencia mortal en las personas mayores, las tasas de mortalidad en personas más jóvenes son pequeñas pero considerablemente superiores a las de la otra enfermedad (hasta los 39 años, la tasa de mortalidad es del 0,2%).

“Hemos visto que trabajadores de la salud en Wuhan (China), como el doctor Li Wenliang, de solo 33 años, han muerto. Si pensamos en la influenza, eso es muy improbable, no esperamos que una persona sana de 33 años muera. Entonces nos preocupa”, señala Cowling.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus: La bacteria hallada en Yellowstone fue clave para hacer los test de COVID-19

TE PUEDE INTERESAR