Las mascarillas N95, cuyo uso es desesperadamente necesario para el personal de salud en todo el mundo para protegerse de las gotas respiratorias de los pacientes infectados con , han estado escaseando desde el estallido de la pandemia.

MIRA: Instituto de Defensa de Israel desarrolla un anticuerpo que ataca y neutraliza el COVID-19

Debido a esta escasez, muchos tienen que usar la misma mascarilla repetidamente, en un intento de extender la vida de uso de estos implementos de bioseguridad.

En ese sentido, un grupo de investigadores informan a través de , que han probado varios métodos para desinfectar materiales N95, descubriendo que calentarlos conserva su eficiencia de filtración durante 50 ciclos de desinfección.

N95

Las máscaras N95 contienen una capa de fibras de polipropileno "fundido por soplado" que forman una red porosa y transpirable. Para ayudar a capturar partículas más pequeñas que podrían deslizarse a través de los agujeros, las fibras se cargan electrostáticamente.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han recomendado varios métodos para desinfectar las máscaras N95, como el calentamiento, la radiación ultravioleta (UV) y el tratamiento con blanqueador, pero hasta ahora no se habían probado exhaustivamente, especialmente para múltiples rondas de desinfección.

Es por eso que el investigador Yi Cui y sus colegas compararon cinco de los métodos que podrían usarse razonablemente dentro de un entorno hospitalario para ver cómo los materiales de las máscaras resisten las desinfecciones repetidas.

El calentamiento podría ser la mejor manera de desinfectar las mascarillas N95 para su reutilización
El calentamiento podría ser la mejor manera de desinfectar las mascarillas N95 para su reutilización

LAS PRUEBAS

En este estudio, en lugar de analizar las máscaras N95, que deberían reservarse para los trabajadores de la salud, los investigadores examinaron piezas del tejido fundido por soplado utilizado para hacer estas máscaras.

Trataron el material con un desinfectante particular y compararon su capacidad para filtrar partículas de aerosol (que se asemejan a gotas respiratorias, pero que carecen de coronavirus) antes y después de la desinfección.

El equipo descubrió que rociar la tela con una solución de cloro etanol o cloro redujo drásticamente la eficiencia de filtración después de un solo tratamiento, de aproximadamente 96% a 56% (etanol) o 73% (cloro).

El calentamiento podría ser la mejor manera de desinfectar las mascarillas N95 para su reutilización
El calentamiento podría ser la mejor manera de desinfectar las mascarillas N95 para su reutilización

Un solo tratamiento con vapor mantuvo la filtración, pero cinco tratamientos con vapor condujeron a una fuerte disminución en la eficiencia.

La radiación UV permitió hasta 20 ciclos de desinfección; sin embargo, La administración de la dosis exacta de UV que mata el virus sin dañar los materiales de la máscara podría ser problemática, señalan los investigadores.

Por lo tanto, el mejor método de desinfección parecía ser el calentamiento. Por ejemplo, el calentamiento a 185° F (85° C) durante 20 minutos permitió que la tela se tratara 50 veces sin pérdida de eficiencia de filtración. Pero con frecuencia ponerse y quitarse las máscaras N95 podría afectar el ajuste, lo que también afecta el rendimiento, señalan los investigadores.

TE PUEDE INTERESAR