(Internet)
(Internet)

Un número considerable de usuarios ha reportado que sus consolas quedaron inservibles tras actualizar el firmware a la versión 4.45, por lo que ha decidido retirarla hasta investigar más a fondo el problema.

Según informan los usuarios en varios foros especializados, los equipos se quedan "congelados" tras el arranque y no se puede acceder ni al menú principal de PS3. Aún así parece ser que este problema solo ocurre en los equipos con una memoria de 500 GB o superior.

La actualización responsable de todo este asunto fue lanzada el martes, y tenía como objetivo mejorar la estabilidad del sistema, así como ampliar las herramientas de personalización como la posibilidad de apagar la notificación de los trofeos conseguidos.

Pese a que la situación todavía no está del todo clara, Sony ha decidido retirar la actualización y anunciaron que lanzarán próximamente un parche para solucionar el error ocasionado tras actualizar la consola a la versión 4.45.