Sony sigue innovando en su tecnología móvil. Esta vez presentó el , un equipo con un procesador de 1 GHz de doble núcleo y Android 2.3 como sistema operativo, que se caracteriza por tener una pantalla táctil de 3,7 pulgadas que no necesitas tocar.

La compañía no detalló cómo funciona su sistema Floating touch, pero la pantalla es capaz de detectar los dedos del usuario sin necesidad de que se ejerza presión en la misma, lo que lo diferencia de otros celulares de sus competidores. "Simplemente mueves el dedo sobre los enlaces y se resaltan", señala la firma japonesa.

Sin embargo, algunos especialistas cuestionan si dicha característica será práctica y tendrá aceptación entre el público.

"Es seguramente una pieza tecnológica original, y puede ser útil, por ejemplo, cuando tienes las manos mojadas, pero aún así necesitamos ver otras implicaciones prácticas en él", indicó Chris Barraclough, editor de dispositivos de la revista .

El Xperia Sola, que también tendrá una cámara de 5 Megapixels y 8 GB de memoria interna, saldrá a la venta en la segunda mitad de 2012.