Los televisores Samsung Smart TV permiten la grabación de conversaciones. (AP)
Los televisores Samsung Smart TV permiten la grabación de conversaciones. (AP)


Si no es el Facebook, es Twitter. Si no es Instagram, es Foursquare. La privacidad de las personas está cada vez más expuesta a los demás, y si creías que con eso no bastaba, tenemos malas noticias: tu moderna televisión te puede estar espiando.

Sí, la sala donde reposa el moderno artefacto ya no sería tan privada si es que tienes uno de los modernos televisores Smart TV.

La polémica empezó cuando clientes de EEUU revisaron respecto a estos artefactos y cayeron en la cuenta que las pantallas inteligente escuchan y transmiten a terceros todo lo que las personas hablan frente a éstos.

La parte en específico dice: "Por favor, tenga en cuenta que si sus palabras incluyen información confidencial personal o de otra persona, estas serán capturadas y transmitidas hacia terceros".

El 'espionaje' se da a través de la función de comando de voz, que sirve para poder dar órdenes al artefacto sin utilizar el control remoto. Sin embargo, la herramienta permanece prendida durante el tiempo en el que no recibe órdenes.

Ante las quejas de sus clientes, Samsung se pronunció en un escueto comunicado asegurando que "utilizan las mejores prácticas de seguridad para proteger los datos del usuario, incluyendo la encriptación de ellos".

Además, recalcó que la función de voz puede ser desactivada y que los televisores pueden desconectarse de la red wifi.

A pesar de la respuesta medios como Business Insider y se han preguntado a dónde va a parar la información registrada –Samsung no lo especifica– teniendo en cuenta que podrían ser adquiridos por autoridades o hackers.

"No hables acerca de evasión de impuestos o uso de drogas", recomienda el Daily Beast para aquellos que aún creían que la sala del hogar era libre de 'espías'.

TAGS RELACIONADOS