Presidente de la división de móviles de Samsung mostró funciones del Galaxy Gear. (AP)
Presidente de la división de móviles de Samsung mostró funciones del Galaxy Gear. (AP)

El gigante tecnológico surcoreano presentó hoy en Berlín su primer reloj inteligente ('smartwatch'), el esperado Galaxy Gear, que aspira a revolucionar el sector tras lograr adelantarse al iWatch de su rival estadounidense Apple.

En un multitudinario acto en la antesala de la IFA, la mayor feria de tecnológica del mundo, la empresa no defraudó las expectativas azuzadas durante meses por rumores y filtraciones.

Si bien el Galaxy Gear no es el primer reloj inteligente en el mercado —los verdaderos pioneros han cosechado resultados muy modestos—, los coreanos pretenden sentar un precedente y cimentar un nicho incipiente con un gadget de fácil acceso concebido para intermediar entre el usuario y su móvil o tableta.

"No es solamente un aparato atractivo. Está pensado para conectarse con otros dispositivos. Marcará una tendencia", aseguró Shin Jong-kyun, presidente de la división de móviles de Samsung, tras mostrar un modelo del Galaxy Gear en acabado naranja en su muñeca.

Ese reloj inteligente permite, además de ver la hora y establecer alarmas, hacer y recibir llamadas, tomar fotografías y obtener notificaciones de nuevos correos electrónicos, entre otras cosas.

El Galaxy Gear dispone de una serie de sensores de velocidad y movimiento que permiten acciones novedosas con el objetivo de facilitar la acción del usuario y suplir de forma ingeniosa la ausencia de botones del dispositivo.

Reloj fue probado por asistentes. (EFE)

Entre estas acciones destaca el responder una llamada telefónica entrante con solo acercar el reloj a la oreja —como si el usuario estuviese sosteniendo un teléfono— o tomar una instantánea con solo disponer el antebrazo en horizontal frente a uno mismo.

Samsung ha incluido en el Galaxy Gear, que opera con Android, un procesador de 800 MHz, una memoria RAM de 512 MB y una memoria interna de 4GB. Tiene una cámara de dos megapíxeles y una pantalla táctil Super AMOLED.

El 'smartwatch', que pesa poco menos de 74 gramos, se comercializará en seis colores —negro, gris, naranja, beige, rosado y verde— a partir del 25 de setiembre en 149 países y dispondrá de una batería de 315 mAh, lo que le permitirá más de 25 horas seguidas en espera con una sola recarga.