El emana una llamarada con cierta regularidad, algo que comúnmente se conoce como : una masiva corriente de partículas de energía. Esta impacta sobre el campo magnético de , lo que genera ciertos efectos.

Y es que no solo genera las bellas auroras en las zonas polares de nuestro querido planeta azul, sino que podría tener un efecto sobre la funcionalidad de algunos satélites, interfiriendo comunicaciones, según History.

Según un estudio presentado en la la conferencia de comunicación de datos SIGCOMM 2021, cuando una tormenta solar adquiere características mayores, lo que ocurre cada cierta cantidad de años, podría generar un apagón de la internet durante semanas, incluso meses.

MIRA: Abraham Levy: Se aproxima un prometedor Cometa

Según Sangeetha Abdu Jyothi, científica en computación, profesora asistente de la Universidad de California y autora de la investigación, este evento solar puede llegar a ser “el apocalipsis de la internet”, debido a las consecuencias que acarrearía una tormenta solar de gran magnitud.

Esto, sumado a la notable dependencia de la vida moderna a la red, traerían mucho más que un problema tecnológico al mundo como lo conocemos.

Hasta nuestros días, las últimas grandes tormentas solares han ocurrido antes de la existencia del internet. No obstante, los efectos del fenómeno astronómico evidenciaron su potencial destructivo en 1859, cuando se generó una perturbación geomagnética lo suficientemente grave como para que los cables de telégrafo se incendiaran.

Este evento solar puede llegar a ser “el apocalipsis de la internet”, debido a las consecuencias que acarrearía una tormenta solar de gran magnitud. (Foto: AP)
Este evento solar puede llegar a ser “el apocalipsis de la internet”, debido a las consecuencias que acarrearía una tormenta solar de gran magnitud. (Foto: AP)

Asimismo, en 1989, aunque se trató de una tormenta solar de menor gravedad, las corrientes inducidas que produjo terminaron afectando la red eléctrica de Quebec, en Canadá, dejando a la ciudad en completa oscuridad durante 9 horas.

Las repetidoras, el punto débil de internet

Las conexiones regionales y locales de internet se basan en cables de fibra óptica, lo cual no es afectado por las tormentas solares en sí. Sin embargo, estos cables submarinos, pieza fundamental para la infraestructura del internet, se interconectan cada cierta extensión con repetidoras que aumenta su señal.

Según el estudio, las partículas magnetizadas que generan las tormentas solares sí afectan a estas repetidoras, pudiéndolas dejar inoperativas y hasta inservibles, afectando a todo el cable y su extensión.

Esto podría dejar a países enteros sin acceso a internet, incluso continentes completos en caso el tema de las repetidoras sea algo mucho más grave.

VIDEO RECOMENDADO:

Lucio Castro: "Sendero Luminoso siempre ha querido destruir el Sutep"
Conversamos con el secretario general del Sutep, Lucio Castro.